Cofece pide que el AICM les retire a las aerolíneas los horarios mal usados

Más de un tercio de los slots sufren falta de empleo o retrasos por parte de las empresas, señala el órgano técnico de la Cofece.
Bajo la lupa  La investigación de la Cofece sobre el uso de slots es el primer caso de insumos esenciales.  (Foto: Reuters)
Por: ADRIÁN ESTAÑOL y EDGAR SIGLER
CIUDAD DE MÉXICO -

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) no sanciona a las aerolíneas, como lo indica la ley, retirándoles un slot (horarios de despegue y aterrizaje) cuando le dan mal uso, pese a que hay registrados múltiples retrasos.

De acuerdo con el dictamen preliminar de la Comisión Federal de Competencia (Cofece), las aerolíneas no utilizaron 37% del total de los horarios de aterrizaje y despegue asignados por criterios de prioridad. En 2014, 33% de los slots que las empresas solicitaron con anticipación se regresaron, cancelaron o no se utilizaron.

“Es un número muy grande cuando vemos que es un aeropuerto con saturación, y cuando vemos que es un bien tan escaso y tan difícil de obtener”, dijo en entrevista Carlos Mena, titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece. Este órgano técnico detectó prácticas anticompetitivas en el uso de los slots del AICM, que generan sobreprecios e inhiben la entrada de nuevos competidores, según el dictamen preliminar emitido el 19 de febrero.

En condiciones de saturación del aeropuerto capitalino, como la determinada en 2014, el administrador aeroportuario puede retirar los slots si hay demoras en más de un 15% de los horarios que fueron asignados, o en caso de que no se operen 85% o más de éstos mismos, de acuerdo con la reglamentación de la Ley de Aeropuertos.

“Todas las reglas ya existen en el reglamento, ves que hay una serie de reglas de cuándo te voy a quitar un slot, cuándo vamos a generar una consecuencia por no usar el slot en el horario asignado, cuándo va a haber consecuencias por usar mal, en general, los slots, pero en nuestra investigación demostramos que nunca se ha sancionado, ni ha habido consecuencia para las aerolíneas que operan mal los slots en el ACIM”, agregó Mena.

Esta falta de sanción se debe a que no hay transparencia, monitoreo y control por parte de la autoridad, concluyó la investigación, que contempló el análisis de un periodo de cinco años, de 2009 a 2014.

“No hay un verdadero inventario, no hay monitoreo adecuado. Primero, lo que se tiene que hacer es generar cierta historia, tener verdaderos elementos, tecnológicos inclusive, para poder monitorear que están cumpliendo con las operaciones. Ése podría ser el principal problema”, explicó Samuel Chacón, especialista en derecho aeronáutico. “Si yo no sé quién está incumpliendo, no les puedo retirar (el slot)”, agregó.

El AICM rechazó comentar sobre el dictamen pues la autoridad estaba analizándolo.

Vuelos sin horario

Pese a que la autoridad aeroportuaria debe asignar los horarios conforme al principio de eficiencia, la cuarta parte de estos horarios se asignan una vez iniciada la temporada y hasta cuatro horas antes del vuelo programado. Las aerolíneas incluso comercializan vuelos sin tener asignado un horario de aterrizaje y despegue, según se desprende de la versión pública del dictamen.

Estos problemas ya han sido denunciados por parte de organismos internacionales del sector, como la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), y por aerolíneas estadounidenses como JetBlue. En el dictamen, la Cofece incluye las observaciones de Volaris e Interjet, quienes, en el mismo sentido, argumentan que no se tiene certeza sobre el criterio de asignación de horarios de aterrizaje y despegue por parte del AICM.

El AICM señala que los lineamientos vigentes de asignación de slots prevén que las aerolíneas reintegren los que no van a usar, pero en realidad pocos lo hacen. Este proceso de cancelación inhibe la competencia, pues las aerolíneas lo pueden hacer una hora antes del vuelo, mientras que la solicitud de acceso a horarios por parte de las compañías sólo se puede realizar hasta con cuatro horas de antelación.

“Esto implica la posibilidad de que un transportista aéreo retenga un horario que no pretenda operar hasta el último momento”, concluyó la Autoridad Investigadora.

En 2014, cuando se declaró saturación en el AICM, hasta 115,000 vuelos no operaron en el horario que tenían asignado, lo que representa 300 vuelos diarios, detalló el titular del organismo de investigación.

“Con el nuevo aeropuerto necesitamos reglas claras también. No podemos darnos el lujo de tener cinco años con falta de competencia, sin reglas claras ni crecimiento en el mercado”, enfatizó Mena.

Competencia y precios

La investigación de la Cofece arrojó que dos aerolíneas, Aeroméxico e Interjet, concentran 65% de los slots en el aeropuerto capitalino, lo que inhibe la entrada de nuevos competidores y la creación de nuevas rutas.

“Hay aerolíneas que concentran un gran número de slots. Y aerolíneas que, si bien quieren crecer, si bien quieren entrar, no tienen acceso a esos slots”, señaló Mena.

El dictamen destaca que esto afecta a los usuarios, pues provoca una baja en la oferta, las alternativas, los horarios y las conexiones que podrían permitir la expansión de las aerolíneas.

Ahora ve
Este país identifica a cada ciudadano en las calles en apenas segundos
No te pierdas
×