Aeroméxico espera esta semana el aval de la Cofece para su alianza con Delta

El socio estadounidense de Aeroméxico tendrá mayor control de la empresa en el tercer trimestre de 2016, estima el director general la aerolínea mexicana, Andrés Conesa.
Golpe al bolsillo  La depreciación del peso impactó en el costo de operación de la aerolínea mexicana.  (Foto: Notimex)
Adrián Estañol
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Aeroméxico confía en que en 2016 esté todo listo para la nueva concentración con Delta, en un año que empezó con un impacto en su gasto operativo debido a la depreciación del peso frente al dólar.

La aerolínea, que solicitó un nuevo joint venture con Delta en mayo del año pasado, espera que esta semana la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) autorice la concentración con su socio estadounidense, que ya analizó el pleno del órgano regulador.

“Estamos confiados de que esta semana recibiremos la autorización de Cofece y la aprobación del acuerdo en el Senado, así que la única solicitud pendiente estará en el lado estadounidense”, comentó este martes Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, en conferencia telefónica tras presentar su primer reporte trimestral del año.

Aeroméxico y Delta esperan la autorización del gobierno de Estados Unidos y de las diversas autoridades en México para que puedan coordinarse en rutas, aeronaves, pasajeros y precios. Como parte de esta nueva alianza, la aerolínea estadounidense quiere controlar hasta 49% de Aeroméxico, a través de una oferta pública que le permitirá adquirir más acciones de la empresa.

Andrés Conesa señaló que espera que esta última transacción se complete entre julio y septiembre de 2016.

Estos movimientos en el negocio de ambas compañías se dieron en medio de un largo proceso de negociación entre México y Estados Unidos, que culminó en la modificación al acuerdo bilateral aéreo para liberar más rutas entre estos dos países. Esto abre la puerta a que el gobierno estadounidense apruebe un joint venture entre aerolíneas de ambas naciones. También permitirá la entrada de más jugadores a destinos que estaban restringidos.

Este martes, el pleno del Senado aprobó este nuevo acuerdo bilateral, por lo que resta sólo el intercambio de notas diplomáticas para que entre en vigor.

Lee: Interjet: "A Aeroméxico se le va a acabar el monopolio hacia Estados Unidos"

“Nuestra aplicación para Antitrust Inmunity —figura legal que permitirá la concentración en Estados Unidos— permanece en el proceso de aprobación regulatoria por parte de las autoridades de Estados Unidos (el Departamento de Transporte) y México (la Cofece). Sujeto a esta aprobación, esperamos iniciar nuestro nuevo joint venture más tarde este año”, dijo Conesa en la conferencia telefónica.

Con la entrada en vigor del convenio bilateral aéreo entre México y Estados Unidos, Grupo Aeroméxico estima incrementar 17% sus vuelos, unos 7,500 viajes adicionales al año, en conjunto con Delta. Actualmente, tienen unos 50,000 vuelos en promedio al año.

Más gastos

Los beneficios en el gasto operativo de Aeroméxico por el combustible más barato, dados los bajos precios del petróleo, fueron borrados por la depreciación del peso frente al dólar durante los primeros meses de 2016.

“El beneficio de pagar por un combustible más barato no es proporcional a la reducción en el precio internacional del mercado”, comentó Ricardo Sánchez, director financiero de Aeroméxico.

Este tipo de cambio afectó a costos de operación como arrendamientos, reservaciones, gastos en comunicaciones y transporte. Los directivos de la aerolínea estimaron que los gastos se elevaron en 1,000 millones de pesos (mdp) comparado con el trimestre del año pasado, sin considerar los precios del combustible. Al incluirlos, este costo subió a 1,300 mdp.

Los gastos de operación se elevaron 12.3% anual, para totalizar 11,420 mdp en el primer periodo de 2016.

“Pese al impacto negativo de la depreciación del peso en nuestra deuda, la fortaleza en nuestro desempeño financiero nos permitió disminuir levemente nuestra deuda”, afirmó el CFO de Aeroméxico.

Pese a esta reducción, la utilidad neta de Aeroméxico cayó 12.6% anual, a 161 mdp, en el primer trimestre.

Sin embargo, el UAFIDAR —utilidad antes de financiamiento, impuestos, depreciación, amortización y renta; es el indicador financiero más común para medir los resultados de una aerolínea— subió 28% y los ingresos de la compañía alcanzaron los 12,061 mdp, un aumento de 13% anual.

Los ingresos fueron impulsados por una mayor captación en el transporte de carga, debido a la capacidad extra del Boeing 787. Este servicio tuvo un crecimiento de 16% en ingresos, el décimo trimestre consecutivo con un incremento, detalló Sánchez.

De enero a marzo de este año, Aeroméxico transportó a 4.4 millones de pasajeros, un alza de 2.3% en comparación con el primer trimestre de 2015.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El asiento disponible por kilómetro (ASK) tuvo un aumento de 9.3% anual en este periodo de 2016.

Al finalizar 2016, Aeroméxico espera terminar con 130 aeronaves en su flotilla: las dos más importantes serán los 787-9 —aviones transatlánticos de fuselaje ancho—, que serán entregados en el último periodo de este año.

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×