Urge la licitación de la banda 2.5 GHz para mejorar internet y telefonía móvil

Mayor velocidad y mejor cobertura serán los beneficios de las próximas licitaciones del espectro radioeléctrico de telecomunicaciones.
Por cobertura o velocidad, las nuevas licitaciones beneficiarán a los mexicanos, pero urge hacerlas ya.
Beneficio para todos  Por cobertura o velocidad, las nuevas licitaciones beneficiarán a los mexicanos, pero urge hacerlas ya.  (Foto: iStock)
Liliana Corona
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las fallas que se presentan en los servicios de internet y telefonía móvil en México podrán superarse con un mejor aprovechamiento del espectro radioeléctrico (conjunto de ondas que se encuentran en la atmósfera y se emplean en los servicios de telecomunicaciones). Para ello, es urgente licitar la banda de 2.5 gigahertz (GHz) del espectro, que ahora sólo usan Megacable y TDC Telecomunicaciones, y en la que se ofrecen mejor los servicios de la más reciente generación 4G.

Lee: La banda de 2.5 gigahertz, ¿qué significa y por qué se la disputan?

El más reciente reporte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el regulador del sector, indica que tanto internet como la telefonía móvil presentaron las mayores inconformidades de usuarios por fallas en el servicio. En total recibieron 1,963 quejas, de las que el 43.4% correspondieron a internet y 21.5% a la telefonía móvil.

Los procesos para licitar el espectro, tanto para la banda de 2.5 GHz como para la Red Compartida (banda de 700 MHz, que se va a utilizar para brindar cobertura en zonas sin servicios de telecomunicaciones), deben acelerarse porque “es un sector donde tienes escasez, por eso las transmisiones son lentas, la calidad es baja. Mientras más pronto lo hagamos, mejor”, dijo Ernesto Piedras, director general de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU).

El proceso de licitación de la banda de 2.5 GHz comenzará en el cuarto trimestre de este año. “Al ritmo que vamos, y considerando que quedan menos de tres años del sexenio actual, sería complicado observar los efectos de las siguientes licitaciones en este sexenio”, compartió Efrén Páez, analista económico de Mediatelecom.

La Red Compartida va a iniciar operaciones al final de este sexenio. Si la banda de 2.5 GHz se licita el siguiente año, los operadores iniciarán labores en 2018, agregó el analista, quien consideró que apresurar los procesos significará “una dinámica de presión a los operadores”.

¿Por qué el retraso?

El uso de la banda de 2.5 GHz, ideal para brindar banda ancha, se ha visto retrasado porque algunas empresas mantenían servicios de televisión por microondas en ese espectro. Compañías como MVS y otros 10 concesionarios renunciaron voluntariamente a la parte que ocupaban de ese espectro. Sin embargo, Megacable mantiene aún su uso.

El IFT busca despejar esa banda para licitarla por completo y dar mejores servicios móviles a través de ella. Por ello, en abril pasado negó una prórroga a las concesiones que Megacable mantiene en esa banda. Esta compañía tiene la concesión hasta 2020.

Pese a ello, el IFT puede licitar la parte de la banda que ya está libre.

Sin embargo, los analistas opinan que el IFT debería liberar toda la banda de los 2.5 GHz de los operadores que aún la mantienen, por su capacidad para brindar banda ancha "y por la ventaja que para ella existe un ecosistema diverso de dispositivos móviles” que la pueden aprovechar, dijo Jesús Romo, analista de Telconomia.

La Red Compartida busca cobertura

Para la Red Compartida, el plan gubernamental es que una compañía o consorcio privado despliegue y comercialice los servicios móviles en esa banda. Pero sólo pueden competir por ella empresas que operen como mayoristas y no vendan los servicios al consumidor final, como los llamados Operadores Móviles Virtuales (por ejemplo, Virgin Mobile o QBOcel).

“La licitación de la asociación público-privada en torno a la Red Compartida es clave, debido a que aborda uno de los principales puntos de la reforma de telecomunicaciones”, dijo Romo.

Este proyecto busca mayor penetración de servicios de banda ancha, es decir, aumentar el acceso a internet de la población. De acuerdo con cifras del Inegi e IFT, 40 millones de mexicanos aún no están conectados a este servicio.

“La Red Compartida es una mala estrategia, porque abre la puerta a una tentación burocrática de volverte un operador de telecomunicaciones y es un recurso que el mercado está necesitando y que el gobierno nunca ha mostrado capacidad para administrar eficientemente”, dijo Ernesto Piedras.

Las licitaciones en radio y televisión “van caminando”

En otros concursos para operar frecuencias de radio y televisión, los procesos ya están en marcha y comenzaron este mes. “Veo que el IFT ha venido avanzando a sus tiempos con cada una de las licitaciones en estos sectores”, asegura Páez, de Mediatelecom. Ambas licitaciones concluirán en 2017.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, más que las licitaciones, Romo recomienda que el gobierno y el IFT “traten de establecer una política de espectro” para responder a las próximas tendencias y necesidades de frecuencias por el avance de nuevas tecnologías, como la próxima quinta generación (5G).

Aunque la reforma en telecomunicaciones y la regulación no son procesos fáciles, el proceso ha sido tardado y las licitaciones siguen en proceso. “Estamos a tiempo de tomar conciencia de que conviene imprimir un sentido de urgencia a la acción regulatoria. Cada día que pasa perdemos competencia efectiva, cobertura y detonación de inversiones”, detalló Piedras.

Ahora ve
Fisicoculturista con un raro trastorno murió por comer mucha proteína
No te pierdas
×