4 tendencias que siguen las automotrices para diseñar los autos del futuro

Estas son las tendencias que siguen las automotrices para diseñar los autos que venderán en la próxima década.
Visión futurista  Este prototipo de vehículo autónomo de Mercedes Benz tiene asientos que giran por completo para que todos queden frente a frente.  (Foto: Cortesía Mercedes Benz)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Comprar y conducir un auto será una experiencia muy diferente dentro de 15 años. Quien quiera adquirir un vehículo, seguramente no tendrá que ir a un concesionario y podrá hacerlo desde alguna de sus redes sociales. Tampoco tendrá que parar en la tienda de la esquina para recargar el teléfono y tener datos, pues el auto tendrá Wi-Fi integrado. De regreso a casa, podrá poner el modo autónomo y poner una película mientras su auto se conduce por si mismo.

El Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE) identifica cuatro megatendencias que marcarán el rumbo de la industria automotriz en los siguientes 15 años, y que paulatinamente transformarán la configuración de los vehículos y la manera en que los conductores interactúan con estos:

1. Cambio demográfico y social

La generación millennial ya no adquiere un producto por su estatus, sino por la experiencia. Es más, solo compran un coche cuando es absolutamente necesario, pues la bicicleta y las aplicaciones como Uber o Cabify se han convertido en sus medios de transporte preferidos, dice Carlos Corte, gerente mercadotecnia de Ford de México.

Por eso, si los millennials deciden a comprar un vehículo, dedican mucho tiempo en tomar una decisión de compra y eligen aquello que les ofrece el mejor balance entre precio, calidad y diseño. “Esperan mucho por cada peso que gastan”, aseguró Corte.

Los millennial compran en canales no tradicionales, así que las automotrices ya están pensando estrategias para comercializar sus autos en la web.

Un ejemplo:

Nuevos canales de comercialización
Nuevos canales de comercialización  90% de los autos nuevos que se venden en México ya se buscan en la Web. El siguiente paso también se podrán comprar por esta vía.  (Foto: Óscar Valente Obregón)

2. Conectividad

Los consumidores quieren estar siempre conectados. “Puedes estarlo en tu casa, en la oficina, incluso en algunos lugares públicos. Sin embargo, cuando entras a tu auto pierdes esa conectividad”, dijo Michael Szachta, director de OnStar México, un sistema tecnológico incluido en algunos autos de General Motors.

Las armadoras buscan alternativas para poder ofrecer Wi-Fi en sus vehículos, aprovechando la computadora del auto y la conexión satelital que brindan los sistemas de navegación.

Por ejemplo:

Internet sobre ruedas
Internet sobre ruedas  5 de cada 10 conductores quieren tecnologías en sus autos que les permitan estar siempre conectados con amigos o familia.  (Foto: Óscar Valente Obregón)

3. Sustentabilidad y cambio climático

Cada vez más gobiernos imponen restricciones a las emisiones de los vehículos. En 2012, Estados Unidos —el segundo mercado más grande para la industria—, planteó a las armadoras la meta de disminuir hacia 2025 las emisiones de los autos nuevos. La Unión Europea planteó una meta similar para 2020. Japón y China también han establecido topes a las emisiones de los vehículos.

Esto implicará el rediseño de los vehículos, que serán más pequeños, más ligeros y con nuevas fuentes de propulsión.

Contaminar menos
Contaminar menos  Reducir emisiones es el reto de las armadoras para cumplir con las nuevas normativas y evitar el pago de multas millonarias.  (Foto: Óscar Valente Obregón)

4. Movilidad autónoma

La conducción autónoma y los servicios de transporte como Uber, Lyft, y Sidecar están creando nuevos modelos de negocio y reconfigurando el transporte. Los fabricantes de vehículos han empezado a ver cómo pueden insertarse en estos modelos de negocio.

Por ejemplo:

Vehículos autónomos
Vehículos autónomos  Ford colocó 17,000 códigos de software en el vehículo para automatizar cada una de las labores que ahora hace el conductor.  (Foto: Óscar Valente Obregón)

En el futuro, los usuarios pedirán un taxi desde su smartphone y llegará un vehículo autónomo con una configuración interior distinta: asientos giratorios, pantallas más grandes para ver películas y hasta un dispensador de agua para preparar un café.

Según Radek Jelinek, presidente y director general de Mercedes-Benz y Smart México, el uso de taxis autónomos reducirá en 50% el tiempo de los traslados en las grandes ciudades.

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×