Preocupa más a Mondelez las políticas de Trump que el que deje de comer Oreos

La presidenta ejecutiva de la firma que produce Oreo y Cadbury dice que un número sin precedentes de economías se enfrenta a perturbaciones e incertidumbres que se resienten en las empresas.
La empresa trató de comprar al rey de los dulces Hershey el año pasado.
Mondelez  La empresa trató de comprar al rey de los dulces Hershey el año pasado.  (Foto: Reuters)
Por: PAUL R. LA MONICA
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Uno pensaría que la gente comería más dulces en estos tiempos políticos alocados: Un atracón de azúcar puede distraerte de toda la turbulencia global. Pero la líder de la compañía que fabrica Oreo y Cadbury dijo que ese no es el caso. Los consumidores están muy nerviosos.

La presidenta ejecutiva de Mondelez, Irene Rosenfeld, dijo este martes en la conferencia de resultados de la empresa con analistas que “un número sin precedentes de economías se enfrentan a perturbaciones e incertidumbres significativas”.

Ella palomeó una lista de preocupaciones: crecimiento lento, oscilaciones volátiles en las monedas y en los precios de las materias primas, el impacto del Brexit, la medida de India para deshacerse de dos de sus billetes de papel moneda y “complejos acontecimientos en el paisaje político, incluyendo una reacción en contra de la globalización”.

Lee: La llegada de Trump puede provocar una reversión a 30 años de globalización.

“Los impactos de estos eventos se están sintiendo en muchas empresas e industrias, y no somos inmunes. Estamos lidiando con estas realidades con un sentido de urgencia: controlar lo que podemos y crear [planes de] contingencia para lo que no podemos”, agregó Rosenfeld.

No mencionó al presidente estadounidense, Donald Trump, por su nombre ni a otros líderes globales como la primera ministra británica Theresa May o la candidata presidencial francesa Marine Le Pen.

Pero el director financiero de Mondelez, Brian Gladden, insinuó que las políticas de Trump son de especial preocupación.

“A medida que observamos el panorama global para 2017, esperamos incertidumbres económicas y geopolíticas continuas, especialmente en los mercados emergentes, pero también en lugares como Estados Unidos”, dijo.

Lee: ¿Warren Buffett tiene 'antojo' de comprar a la fabricación de Oreo?

Mondelez, como muchas otras grandes firmas estadounidenses, podría ser particularmente afectado si los países de todo el mundo comienzan a promulgar políticas más proteccionistas.

Aunque la compañía tiene su sede en Deerfield, Illinois, en las afueras de Chicago, generó poco más de un cuarto de sus ventas totales de Norteamérica en su trimestre más reciente.

Europa es su mayor mercado, y Mondelez también obtiene una gran parte de sus ingresos de América Latina y Asia.

La llamada de Trump a imponer un impuesto ajustado a la frontera sobre las mercancías procedentes de México también podría perjudicar a Mondelez.

Gladden dijo que las importaciones procedentes de México representan solo una pequeña parte de sus ventas totales.

Lee: El arancel de Trump a México amenaza a Estados Unidos.

Pero agregó que Mondelez “no hará nada para ajustar nuestras operaciones o planes hasta que realmente sepamos cuáles serán las políticas, y que estas sean mucho más concretas”. (¿Una curiosa elección de palabras a medida que Trump pide que se construya una pared física?)

Traslado

Mondelez fue en parte criticado en Estados Unidos hace unos años después de que trasladó la producción de algunas galletas Nabisco de una planta de Chicago a una en Salinas, México. Trump incluso dijo durante la campaña que dejó de comer Oreos debido a esa medida.

La empresa ha señalado que la afirmación de Trump de que Mondelez cerró la planta era inexacta y que todavía fabrica muchos de sus productos en Estados Unidos, incluso en la panadería de Chicago. Las Oreo, por ejemplo, todavía se fabrican en tres panaderías estadounidenses.

Pero Gladden dijo durante la conferencia que “no tenemos ahora en este punto planes adicionales para mudar ninguna producción adicional a México”.

Agregó que Mondelez está “observando los acontecimientos” y que tiene “una voz en este proceso para proporcionar retroalimentación”.

Sin embargo, los inversionistas de Mondelez no parecen demasiado nerviosos. Las acciones subían casi 3% en las primeras operaciones del miércoles, a pesar de que la compañía también reportó ganancias y ventas que no alcanzaron los pronósticos.

La compañía tampoco mencionó otros planes de adquisición durante la conferencia telefónica. Mondelez trató de comprar al rey de los dulces Hershey el año pasado, pero abandonó la oferta después de que Hershey la rechazó en repetidas ocasiones.

Lee: La fabricante de las galletas Oreo pierde la atracción por Hershey.

Desde entonces, muchos analistas de Wall Street han especulado que la misma Mondelez podría ser ahora el blanco de una adquisición. Algunos se han preguntado si Kraft Heinz, que está respaldada por Berkshire Hathaway de Warren Buffett, podría hacer un intento.

Eso volvería a reunir a Kraft y a Mondelez bajo el mismo techo corporativo. Mondelez se convirtió en una empresa independiente en 2012.

El gigante de cereales General Mills y el rey de los refrescos y botanas Pepsi también han sido citados como posibles compradores de Mondelez.

Newsletter
Ahora ve
La reacción del mercado cambiario al salvavidas de Banxico, por Agustín Carstens
No te pierdas