Por qué me deshice de los productos Ivanka Trump

Un grupo de mujeres cuentan las razones que las llevaron a deshacerse de ropa y accesorios de la marca de la hija del presidente de Estados Unidos.
Marcas de belleza  Las empresas buscan vincular el nombre de Ivanka Trump con marcas de cuidado para la salud y de belleza.  (Foto: Reuters)
Por: DANIELLE WIENER-BRONNER
(CNNMoney) -

Hace cinco años, Carolyn Handley caminaba por los pasillos usando zapatos Ivanka Trump en el Hotel Internacional Trump de Chicago. En ese punto, hasta el año pasado, Handley se consideraba a sí misma una seguidora de la marca Trump.

"Pensaba que los hoteIes eran geniales. Pensaba que su línea de ropa estaba bien diseñada y pensada”, dijo Handley, una republicana que votó por Hillary Clinton para presidente. En un punto ella contó dos docenas de prendas Ivanka Trump en su closet, incluyendo cerca de 10 pares de zapatos y tres bolsas.

En el otoño, se deshizo de todo, incluyendo sus zapatos de boda. Handley habló sobre su decisión en Twitter, donde un número de mujeres han discutido su relación con la marca Ivanka Trump. CNNMoney se acercó a algunas de ellas y les pidió que contaran sus historias. Ellas compartieron por qué están rompiendo con o permaneciendo con Ivanka Trump.

Aquellas que se han despedido de la línea, por motivos políticos o no, han causado impacto. Las ventas en línea de la marca Ivanka Trump disminuyeron 26% en enero pasado comparado con el año anterior, de acuerdo con la empresa de análisis Silce Intelligence.

Recomendamos: La marca Ivanka Trump pierde su encanto o su papá la está dañando?

Nordstrom dejó la marca, causando un ataque del mismo presidente, porque no estaba vendiéndose bien. TJ Maxx, Marshalls, Neiman Marcus, Belk y Burlington han anunciado planes de eliminar o recortar su inventario de productos Ivanka Trump.

Rosemary K. Young, directora senior de marketing para la marca Ivanka Trump, ha dicho que las ventas crecieron 21% el año pasado, y la compañía dijo en un comunicado que planea seguir creciendo este año. "En días recientes, hemos visto nuestra marca envuelta en la esfera política, convirtiéndose en daño colateral en los esfuerzos de otros para avanzar agendas no relacionadas con lo que hacemos, que es producir objetos accesibles y orientados a soluciones para nuestros consumidores leales”, dijo la compañía.


Nordstrom deja de vender la marca Ivanka: ¿es un boicot?


Los minoristas han sido cuidadosos al decir que están dejando la marca Ivanka por motivos de negocios, no políticos. Pero para Handley y otras como ella, la decisión fue impulsada por los desacuerdos con el presidente Trump.

"Todo fue por no querer poner mi dinero detrás de una marca que fue parte de una campaña tan repugnante”, dijo Handley. “Tengo amigos en la comunidad LGBT. Tengo amigos que son musulmanes o en matrimonios interraciales, o son inmigrantes… conozco personas que se verían afectados personalmente por estas políticas”.

Jennifer, una ejecutiva de publicidad de Virginia quien pidió que no se usara su nombre completo pues sus comentarios podrían moletar a sus clientes conservadores y porque teme la represalia de los defensores de Trump, solía gastar entre 2,000 y 3,000 dólares al año en productos Ivanka Trump.

A diferencia de Handley, Jennifer no cortó de lleno.

"Tuve un par de deslices, por decirlo”, mencionó.

Pero desde mayo pasado no ha comprado nada. Jennifer dijo que no hubo un incidente en particular que la hiciera dejar de comprar productos Ivanka Trump. Fue el efecto acumulado de la retórica negativa.

"Me sentí verdaderamente indefensa, me sentí muy muy triste”, dijo, “y pensé, Bueno lo único que puedo hacer es no relacionarme con ninguna de sus marcas en ningún modo”.

Jennifer sintió que su decisión fue validada cuando vio que la marca Ivanka Trump promovió un brazalete que Ivanka utilizó durante una entrevista con "60 Minutes."

"Siento como si la única forma de tener impacto sobre esta familia es retirarles nuestro apoyo económico”, dijo.

Kaye Monk-Morgan, quien vive en Wichita, Kansas, está de acuerdo.

"Sucede que, con esta administración en particular, hay una oportunidad de protestar con… dónde gastamos nuestro dinero”, dijo.

Monk-Morgan estaba comprando zapatos con sus hijos en junio pasado cuando levantó un mocasín negro, y lo regresó al estante cuando vio que era de la marca Ivanka Trump. Antes de eso, ella había adquirido cinco o seis pares de zapatos de la marca.

"Dije, sabes qué, no voy a comprar esto”, dijo. El mensaje para sus hijos fue: “No vamos a apoyar el caos”, agregò.

Kara Casanova, autora de libros infantiles de Baton Rouge, Louisiana, también regresó un producto Trump a su estante en cuanto vio la marca. Ella solo había comprado un puñado de blusas Trump antes de ese día, pero desde entonces las ha regalado. “Simplemente no quiero poner más dinero en los bolsillos de cualquier familiar asociado con este hombre”, señalò. “Todo lo que sale de su boca me resulta ofensivo”.

Poco después de las elecciones. La marca de Ivanka Trump intentó distanciarse del nuevo presidente. “La misión de nuestra compañía no es política, nunca lo ha ido y nunca lo será”, dijo la empresa en una publicación en su blog.

La misma Ivanka Trump habló sobre un movimiento de boicot conocido como #GrabYourWallet en octubre pasado, cuando le dijo a George Stephanopoulos de ABC, en una entrevista: “mi defensa de las mujeres, el intentar empoderarlas en todos los aspectos de su vida, inició mucho antes de que comenzara esta campaña política. Nunca he politizado ese mensaje. La gente que está buscando politizarlo porque pueden no estar de acuerdo con las políticas de mi padre, no hay nada que pueda hacer para cambiarlo”.

Y LaToya Wright, una blogger de moda de talla extra que vive en Chicago, sí ve una distinción entre la marca Ivanka Trump y las políticas de su padre.

"No puedes castigar al hijo por el padre”, indicò.

Pero ella pinta la línea sobre el silencio por la retórica de su padre. "Cuando tus padres cometen un error, tienes que hablar al respecto”, señalò. Wright regaló un par de sus zapatos Ivanka Trump y tiró los otros tres.

No todos ven las compras como un acto político.

"Siento que es ridículo”, dijo una mujer que vive en Palm Beach County, Florida, sobre el boicot a la línea de Ivanka Trump. "Ella en verdad ha hecho mucho por las mujeres, así que siento que es algo injusto”.

La mujer que votó por Trump y pidió no usar su nombre por temor a que los boicoteadores ataquen su negocio de bienes raíces, dijo que ella se volvió consciente de la marca de Ivanka cuando alguien le envió un correo de la marca no mucho antes de la campaña.

Ella está enamorada de sus seis o siete pares de zapatos de Ivanka y busca más en línea y cuando está en las tiendas departamentales. Últimamente, sin embargo, ha tenido dificultad para encontrarlos en su número. “Muchas de mis amigas dicen: ‘¿dónde podemos encontrar los zapatos?’”, dijo.

Lisa Smid de Nashville, Tennessee, inidcó que ella piensa que Ivanka no debería ser asociada con la administración Trump.

"No tengo cosas malas que decir sobre Ivanka Trump. Ella parece inteligente, bien versada”, dijo. “No estaría cómoda siendo condescendiente con la marca o negocios propios de Donald Trump”.

Smid no es una compradora constante de productos de la marca Ivanka Trump, pero recientemente se encontró con un par de sus zapatos mientras veía el sitio web de DSW. Ella se preguntó qué pensarían sus amigas si supieran que los había pedido.

Finalmente, “tomé la decisión de hacer la compra sin importar las críticas que reciba por ello”, detalló.

"Como puedes imaginar”, dijo, “ha habido más ansiedad con estos zapatos”. Ella aún espera a que lleguen, y dice que más vale que valgan la pena.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×