Declan Ganley, el polémico empresario que denuncia la Red Compartida

Declan Ganley, CEO de la Rivada, mantiene una demanda contra la licitación. El directivo, que fue un gran contratista del gobierno de George W. Bush, es conocido por su actitud confrontacional.
El CEO de Rivada también se encuentra en disputas contra AT&T en Estados Unidos por inconformidad con el fallo de un concurso similar.
Historial de conflicto.  El CEO de Rivada también se encuentra en disputas contra AT&T en Estados Unidos por inconformidad con el fallo de un concurso similar.  (Foto: Reuters)
Liliana Corona
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El concurso de la Red Compartida, un sistema mayorista de telecomunicaciones, que organizó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se ha visto embarrado por el proceso legal que inició Rivada Networks desde el 7 de noviembre pasado, antes de que se supiera qué consorcio o empresa se encargaría de desplegar el proyecto. La empresa denuncia irregularidades del gobierno en la licitación.

Altán Redes, el consorcio donde participan Axtel y Megacable y que encabeza Eugenio Galdón, fue el ganador de la licitación y desplegará la Red Compartida al presentar la mejor oferta por precio, 7,000 millones de dólares (mdd), y por cobertura, 92.2% de los mexicanos.

Pero antes del fallo a favor de Altán Redes, que se dio a conocer el 17 de noviembre, Rivada afirmó en su cuenta de Twitter que le habían robados documentos y que por eso se retrasó en la entrega de documentación, y criticó a la SCT por irregularidades.

Recomendamos: La Red Compartida no se detendrá por pleito entre Rivada y la SCT

El gobierno no está de acuerdo. “El motivo de la descalificación de consorcio Rivada fue la no presentación en tiempo y forma de la garantía de seriedad, un requisito indispensable en éste y en cualquier concurso ya sea en México o en el mundo. La garantía de seriedad, de 1,000 millones de pesos, es un monto importante, pero en relación a las dimensiones de este concurso es un monto menor”, dijo a Expansión en enero Mónica Aspe, subsecretaria de Comunicaciones y encargada del proceso de licitación de la Red Compartida.

No es la primera polémica que Rivada protagoniza. La empresa que dirige Declan Ganley, una gran contratista de gobiernos en Estados Unidos, es conocida en la industria por su actitud confrontacional.

¿Quién es Declan Ganley?

Ganley, empresario de origen irlandés, es un emprendedor de negocios de telecomunicaciones y recursos naturales. Implementó la cablera Cabletel en Europa del Este, y entre 1991 y 1997 construyó la que se convertiría en la mayor empresa forestal privada de Rusia y algunos antiguos países de la Unión Soviética, según recoge su propia página de la red social Linkedin. En telecomunicaciones, licitó sin éxito en Irlanda por una licencia de servicios móviles, y luego hizo negocio en Estados Unidos.

Allí, Ganley —que no contestó a la petición de entrevista de Expansión— se convirtió en uno de los mayores contratistas en servicios de telecomunicaciones del gobierno y el ejército estadounidense. Según el diario The Guardian, en 2004 lideró un consorcio que ganó un contrato de 70 millones de dólares para dar servicios de emergencia de telefonía en Irak.

La prestación de servicios de emergencia y redes de seguridad pública es una de sus principales fortalezas. Fue galardonado con la Medalla al Servicio Distinguido del estado de Louisiana por la red de telecomunicaciones de emergencia que permitió las comunicaciones tras el paso del huracán Katrina, en 2005.

En los años siguientes, consiguió contratos de la Guardia Nacional, la reserva de la Fuerza Aérea y el Departamento de Seguridad Nacional, según recoge la página web de Rivada.

Ganley es además fundador del think tank The Libertas Institute, que cabildeó con éxito en 2008 pidiendo el "no" en la votación irlandesa sobre el Tratado de Lisboa, que establecía una nueva Constitución Europea.

En el consejo directivo de Rivada hay ex altos mandos estadounidenses, como Michael P. Jackson, antiguo subdirector del Departamento de Seguridad Nacional; el general Richard B. Myers, que fue uno de los principales asesores militares de presidencia y el Departamento de Estado entre 2001 y 2005; George Foresman, ex subsecretario de Seguridad Nacional; y el almirante Jim Loy, ex secretario adjunto de Seguridad Nacional.

Todos tuvieron esos cargos bajo el gobierno de George W. Bush. El hermano de ese presidente, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, pasó a formar parte del consejo de Rivada en 2016.

Rivada, además de sus servicios de redes de seguridad y emergencia, comercializa una tecnología llamada Arbitraje Dinámico del Espectro, que da servicio a compradores mayoristas de ancho de banda inalámbrica. Es un sistema similar al que quiere desarrollar la Red Compartida.

Polémica

En su demanda contra la SCT por su inconformidad por el fallo del concurso, Ganley asegura que la propuesta de Rivada era mejor. La SCT replica que no ha presentado pruebas de ello.

Rivada alega que su competidor obtuvo información privilegiada para realizar su propuesta. Mónica Aspe, de la SCT, asegura que la Red Compartida es una propuesta hecha por los concursantes, no un plan establecido por el gobierno. “Esta es una licitación que no tiene un proyecto ejecutivo, es decir, la SCT no diseña una red. Gana quien ofrezca una mayor cobertura poblacional, y el diseño está a cargo de los consorcios. No existe una posible información confidencial de ningún tipo que le haya dado ventaja a alguien, dado que no hay proyecto ejecutivo".

Rivada mantiene un problema similar en Estados Unidos por “descalificación injusta” en un concurso que ganó AT&T para desplegar una red de servicios de emergencia.

Lee: Rivada y el gobierno intensifican discusión por Red Compartida

“Rivada tiene una larga trayectoria de litigios contra decisiones de gobierno, que incluye licitaciones de espectro en Estados Unidos y México. Pero la demanda no está encaminada a afectar la operación de la Red Compartida ni a Altán, sino a obtener una indemnización del gobierno, lo cual no revertiría el fallo de la licitación ni la operación de la misma”, explicó Jorge Bravo, director editorial de Mediatelecom.

Brian Carney, vicepresidente de comunicación corporativa de Rivada, dijo a Expansión que la empresa ha presentado “una serie de mociones en los tribunales de Estados Unidos para obtener testimonios” que ayuden a mantener un proceso legal en ese país. También afirmó que, en México, los tribunales están retrasando los procesos para “tratar de distraer”. En México, la filial de Rivada Networks no estuvo disponible para atender las solicitudes de información.

“Ese grupo, (Rivada y Ganley), comparten con el presidente Trump la afición por Twitter, pero eso no le ha llevado a aceptar la decisión de otra corte federal en Estados Unidos, que es paralela a la que tomó aquí la SCT, no estimando la suspensión que solicitaban”, dijo Eugenio Galdón, de Altán, al término de un evento de premiación a emprendedores.

El proceso legal y la Red Compartida, en marcha

Aunque el despliegue de la Red Compartida no se ha interrumpido, Rivada mantiene un proceso legal contra la SCT.

A principios de marzo, el juez décimo primero de distrito en materia civil en la Ciudad de México desechó una demanda por daño moral que el gobierno había puesto contra Rivada. "La SCT carece de legitimación, ya que si se alega una afectación a la federación, entonces correspondía a la Procuraduría General de la República presentar la demanda”, informó Rivada en un comunicado, en el que agregó que mantiene una demanda en contra del fallo del concurso.

Lee: El IFT otorga títulos de concesión en Red Compartida a Promtel y Altán

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La SCT compartió con Expansión que “ésta es la primera demanda de este tipo, y como no existen precedentes, está sujeta a la interpretación del poder judicial. La SCT ha solicitado la intervención de la Procuraduría General de la República y ya remitió el expediente para su trámite, y está en espera de su respuesta”.

La dependencia señaló que este procedimiento no afecta en absoluto a la Red Compartida. “Su proceso de desarrollo y despliegue marcha de acuerdo a los términos del contrato de asociación público-privada".

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×