Ideas prácticas para que la innovación se generalice en la empresa

En #DiálogosExpansión cuatro empresas líderes en su industria ofrecen su visión sobre temas trascendentales para la comunidad de negocios.
Innovación  La creación de un ambiente innovador da como resultado una cultura de innovación que se puede transformar rápidamente en una plataforma de lanzamiento para innovaciones disruptivas.  (Foto: iStock)
Dr. Jaime Bonilla Ríos
Presentado por

Nota del editor: El Dr. Jaime Bonilla Ríos es Decano asociado de Educación Continua de la Escuela de Ingeniería del ITESM.

Generar un ambiente innovador en una organización requiere de una estrategia que resulte en un cambio de cultura. La estrategia debe considerar un proceso de sensibilización, el conocimiento de metodologías de innovación por parte del personal, los sistemas para capturar valor, el espacio en el que ocurren las interacciones y el modelo de innovación de la organización.

Ve aquí todos los materiales del Especial #DiálogosExpansión

El proceso de sensibilización se puede lograr a través de que la gente de diferentes áreas conozca los proyectos más importantes que sus colegas realizan en otras áreas de la compañía.

Una buena idea es realizar un internal open house (IOH), sin siquiera mencionar la palabra innovación, con el objetivo de conocer más lo que ocurre dentro de la empresa y que cualquier sugerencia se pueda dar al momento en forma verbal o por escrito en forma anónima si las personas así lo prefieren. Es importante que el líder promueva un ambiente relajado y que las explicaciones de los que presentan su área (su casa) usen los medios que consideren necesarios.

Es importante hacer esta dinámica en grupos pequeños y que sea de pie, para que se sienta como una conversación casual, que permita que la interacción sea de manera más dinámica para que los intelectos y pasiones de diferentes disciplinas se encuentren.

En las siguientes semanas se puede iniciar un proceso de capacitación sobre metodologías de innovación, indicando qué compañías las utilizan y qué resultados han tenido. La metodología más utilizada por un sinnúmero de compañías tales como IDEO, Procter&Gamble y AirBnb, solo por mencionar algunas, es Design Thinking. Esta metodología tiene al usuario en mente y busca satisfacer necesidades que, a veces, ni él mismo sabe que tiene. La manera de llegar a soluciones satisfactorias es por medio de entrevistas y realizando prototipos que se pueden afinar a través de interacciones con el usuario.

Por otra parte, los directivos deben asegurar que se construyan espacios de colisión de ideas, en donde las personas de diferentes áreas puedan encontrarse en forma casual.

Lee: Para innovar, olviden el futbolito

Una de las mejores opciones es el lugar donde se puedan ofrecer bebidas y snacks. Además de esto, el tener una o más áreas especiales para desarrollar proyectos de innovación envía una señal a toda la organización de que la alta dirección está realmente apoyando estas iniciativas. En estas áreas de innovación ocurre el trabajo colaborativo y multidisciplinario que lleva a la creación de prototipos que eventualmente pueden incubarse para desarrollarse dentro de la empresa o bien como un spin off de la misma.

Tal vez la señal más poderosa que los líderes de la organización pueden enviar es apoyar los proyectos, difundir los resultados y hacer saber que se cometieron errores y que la compañía esta dispuesta a aceptar que la gente se equivoque y que rápido, a través de iteraciones, se decida si la idea continúa siendo apoyada.

Esto comunica a los empleados el modelo de innovación que la empresa tiene y que básicamente es considerar que toda idea, para que llegue al mercado, deberá ser viable, factible y deseable (Universo VFD) por el consumidor. En algunos casos como en el Tec de Monterrey, se le añade una dimensión que permea al universo VFD: la dimensión ética. Es decir se deben analizar los dilemas éticos que pueden surgir por la introducción de un nuevo producto al mercado y tomar la decisión de lanzar el producto basándose en la discusión sostenida por los innovadores y los directivos.

¿Qué es la disrupción y cómo te afecta? #DiálogosExpansión

Cuando el ambiente innovador se está consolidando, dependiendo del tamaño de la empresa, se pueden tener herramientas para capturar las ideas de todos los colaboradores y que la comunidad misma elija las que “sientan” que son las más prometedoras. Eventualmente, un grupo de patrocinadores internos elige aquellas que consideran que tienen más posibilidades de éxito y fondean la idea para convertirla en un nuevo producto, proceso o servicio que añade valor al usuario.

Lee: La disrupción democratiza al mercado

El modelo de innovación debe declararse y asegurarse que sea conocido a lo largo y ancho de la organización.

Algunas de las metodologías son Design Thinking, Art Thinking y MoonShot Thinking. En la primera se busca encontrar las necesidades del usuario y validar las soluciones través de prototipos; en la segunda, se busca que la emoción conduzca a una mayor creatividad en las soluciones; y en la tercera, se busca solucionar problemas en forma radical y que impacten a millones de personas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para lograr que estas metodologías se adopten en una organización no basta con capacitar a los colaboradores, es importante que ellos sientan el apoyo incondicional de los directivos y que estos acepten que fallar es válido y que las metodologías ayudan, a través de iteraciones rápidas, a converger en soluciones que crean valor para el usuario.

La creación de un ambiente innovador da como resultado una cultura de innovación que se puede transformar rápidamente en una plataforma de lanzamiento para innovaciones disruptivas que se da cuando los colaboradores piensan en que lo imposible se puede lograr, pues como resultado de esto adoptan una mentalidad MoonShooting, que sus clientes seguro notarán.

Ahora ve
AMVO trae a México el Cyber Monday bajo el nombre de Hot Monday
No te pierdas
×