Ford aún no devuelve el terreno en San Luis Potosí ni paga la compensación

A seis meses del anuncio de la cancelación de la planta por parte de Ford, el gobierno estatal no recupera el terreno que donó a la armadora, y ésta tampoco ha pagado la compensación acordada.
En espera de la devolución.  En 2016, el gobierno de San Luis Potosí entregó a Ford un predio de 280 hectáreas para la construcción de una planta armadora en el municipio de Villa de Reyes.  (Foto: Getty)
Ivet Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El 3 de enero, el CEO de Ford descolgó el teléfono y llamó al gobernador de San Luis Potosí para avisarle que el corporativo global había decidido cancelar la construcción de la planta en la entidad. “Al otro día nos llegó el oficio formal con la notificación”, cuenta Gustavo Puente, secretario de Desarrollo Económico del estado.

La notificación de Ford dio paso a un largo proceso de cancelación que continúa hasta la fecha, y que aún no ha permitido que el estado recupere el terreno de 280 hectáreas que donó a la automotriz en 2016 como parte del paquete de incentivos.

Esta era la primera vez que el estado recibía una notificación de desinversión automotriz. Ocho años atrás, en 2008, la entidad captó una inversión de General Motors para construir una planta de ensamble, una hazaña que repitió en 2014, cuando la alemana BMW seleccionó a la entidad para construir su primera planta en México.

Recomendamos: ¿Por qué Ford decidió cancelar su inversión en México?

La de Ford sería la tercera fábrica armadora en la entidad. Como parte del acuerdo de inversión, el gobierno de San Luis Potosí donó un terreno con servicios —como accesos, espuela del ferrocarril, conexiones de gas natural, agua, instalación eléctrica—, valuado en 1,027 millones de pesos (mdp).

El predio está dentro del parque industrial Logistik y su adquisición fue resultado de una donación de 60 hectáreas hecha por el municipio Villa de Reyes, y de la compra que hizo el gobierno estatal de otras 220 hectáreas.

En febrero, Gabriel López, CEO de Ford en México, dijo que el acuerdo legal firmado con el gobierno estatal exige que devuelva el terreno. “Pero todas estas cuestiones demandan una serie de documentación legal y administrativa, por lo que el proceso no se resuelve inmediatamente, como tampoco la transferencia de la tierra hacia Ford ocurrió inmediatamente, sino que llevó más de un año”, dijo.

Leer: "No nos fuimos de México", dice el CEO de Ford

Puente destacó en entrevista telefónica que, si bien la automotriz ha estado “en la mejor disposición para cerrar el acuerdo”, el trámite no se ha completado “porque ha tomado tiempo que todas las partes —la empresa, el gobierno estatal, el municipal y el parque industrial Logistik— definan lo que pasará con el predio”.

Según el funcionario, hay dos posibilidades: que el gobierno conserve el terreno para alguna inversión futura o solicitar al parque industrial el reembolso del pago hecho por el terreno. “Pero el convenio que firmamos con el parque tiene algunas cláusulas (de compensación) a las que nos tenemos que adaptar (si decidimos solicitar el reembolso)”, dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El gobierno estatal también está en espera del pago de la compensación por parte de Ford. “En el contrato había algunas cláusulas de daños y perjuicios en caso de una cancelación (…). La empresa sabe que tiene que dar una compensación por el avance que ya teníamos en las obras”, dijo Puente.

En su informe de resultados del cuarto trimestre de 2016, Ford calculó un cargo de 200 millones de dólares por gastos relacionados con la cancelación de la construcción de la planta de San Luis Potosí.

La complicada y bipolar relación de Donald Trump con la empresa Ford
Ahora ve
Un dron muestra la destrucción que dejó ISIS en la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×