El caso Bombardier tensa el encuentro entre Trump y Trudeau en la Casa Blanca

Al terminar su reunión con el presidente de EU, el primer ministro canadiense dijo que "no fue una conversación fácil, pero fue importante". Delta afirmó que no pagará el arancel.
Discrepancia  Trudeau puso sobre la mesa el tema de la aeronáutica Bombardier.  (Foto: Reuters)
ESTADOS UNIDOS (CNNMoney) -

Durante la visita este miércoles del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, a la Casa Blanca, el tema de la empresa aeronáutica Bombardier fue discutido directamente con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Trudeau le dijio a Trump que "discrepa vehementemente" con las decisiones tomadas del caso hasta el momento, esto en referencia a la imposición de un arancel antidumping a aviones Bombardier, el cual entró en vigor este 26 de septiembre.

La fabricante estadounidense Boeing había denunciado que las aeronaves de Bombardier, con una capacidad de entre 100 y 150 pasajeros, habían recibido subsidios públicos y eran vendidas por debajo del precio de costo.

Al terminar su reunión con el presidente estadounidense, Trudeau, hablando francés a través de un traductor en una conferencia de prensa, siguió expresando su descontento y dijo que "es inconcebible que hagamos compras militares de aviones Boeing si continúa comportándose de esa manera".

"No fue una conversación fácil, pero fue importante", hablando sobre la reunión con Trump.

Lee: Canadá, en desacuerdo por nuevo arancel de EU a Bombardier

Delta se niega a pagar el arancel

De una forma u otra, Delta Air Lines no pagará el arancel que el Departamento de Comercio de Estados Unidos desea que pague por la entrega de cada uno de sus aviones de la serie C de la canadiense Bombardier.

"No esperamos pagar las tarifas y esperamos llevarnos los aviones", dijo el presidente ejecutivo de Delta, Ed Bastian, este miércoles por la mañana en la llamada de ganancias de la compañía. "No vamos a pagar las tarifas que se están discutiendo y debatiendo".

Bastian advirtió que podría haber un retraso en la entrega de los primeros jets de Bombardier, que deberían llegar en la primavera de 2018. Pero anticipó que habría una conclusión a la disputa comercial entre Bombardier y Boeing durante los próximos 12 meses.

En 2016 Delta ordenó hasta 125 nuevos aviones CS100 de la compañía aeroespacial canadiense Bombardier. El acuerdo provocó acusaciones de Boeing de que el fabricante de aviones había vendido la Serie C a Delta a "precios absurdamente bajos".

Boeing llevó su caso al Departamento de Comercio de Estados Unidos, alegando que la venta había afectado al fabricante estadounidense y a su modelo 737 de un solo golpe.

Recomendamos: Afectar a Bombardier puede tener un efecto búmeran para EU

El TLCAN “ha beneficiado a millones de personas”, dice Trudeau a Trump

El Departamento de Comercio determinó preliminarmente en dos casos separados que la Serie C debería estar sujeta a aranceles de importación de hasta un 300%.

A principios del próximo año, la Comisión de Comercio Internacional, un órgano cuasi judicial del gobierno de Estados Unidos, determinará si se ha hecho daño a Boeing por el acuerdo.

Bastian enfatizó que él no cree que Boeing haya sufrido daño.

"En nuestra opinión, es muy difícil para Boeing o cualquier fabricante estadounidense reclamar por daños con un producto que compramos y que Boeing no ofreció ni produce".

Boeing dejó de producir aviones del tamaño que Delta quería comprar en 2006. Como parte de la competencia de Delta entre los fabricantes para suministrarle aviones de pasajeros pequeños, Bombardier ofreció el CS100, mientras que Boeing ofreció aviones regionales brasileños usados en lugar de aviones nuevos.

"Ante esta situación, es difícil plantear una afectación, en especial para justificar el tipo de aranceles que se contemplan, para nosotros es irreal, un poco absurdo", explica Bastian.

Lee: El pleito Boeing-Bombardier ronda la renegociación de TLCAN

Esta disputa comercial ha provocado una controversia diplomática entre Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. Canadá ha amenazado con terminar un acuerdo para comprar aviones Boeing, mientras que el Reino Unido dijo que las futuras compras de la Fuerza Aérea Real a Boeing podrían ponerse en duda si estas tarifas fueran impuestas. Bombardier emplea a más de 4,000 personas en Irlanda del Norte, donde se fabrican las alas de los aviones.

"No vamos a hacer negocios con una empresa que está ocupada tratando de demandarnos y poner a nuestros trabajadores aeroespaciales fuera del negocio", dijo el primer ministro canadiense Justin Trudeau el mes pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La división aeroespacial de Bombardier emplea a 28,500 personas en todo el mundo. El avión también producido en parte por las compañías aeroespaciales estadounidenses, incluyendo United Technologies, que suministra los motores de los jets Pratt & Whitney.

"No vamos a pagar esas tarifas", dijo. Y eso está muy claro, sentenció Bastian.

Ahora ve
Plan de reforma fiscal de EU podría violar las leyes de comercio internacional
No te pierdas
×