Argentina decomisa millones de dólares del narco mexicano

En un proceso iniciado hace 17 años, los implicados recibieron penas que no les significan estancia en la cárcel y solamente multas hasta por algunos miles de dólares
Dinero sucio  El propio Carrillo Fuentes viajó a Argentina para encontrar formas de lavar el dinero producto de sus operaciones de narcotráfico  (Foto: Alfredo Pelcastre)
BUENOS AIRES (EFE, Notimex, Expansión) -

Un tribunal argentino ordenó decomisar bienes valorados en 25 millones de dólares que supuestamente se usaron en los años noventa para lavar dinero del cártel de Juárez, en un proceso que también terminó con la imposición de penas en suspenso a siete personas, informó el lunes el Ministerio Público Fiscal.

"El dinero transferido a la República Argentina, más de 21 millones de dólares, provenía de la venta de cocaína en diversas ciudades" de Estados Unidos por parte del cártel de Juárez, señaló el ministerio en su sitio oficial, citado por la agencia EFE.

Las autoridades dijeron que miembros del grupo criminal actuaban como inversores en Argentina, para la adquisición o constitución de unas ocho sociedades vinculadas con la actividad agrícola entre 1997 y 1999, como Estancias El Espejo, Petrolera Mar del Plata, Estancia Rincón Grande y Agrosudeste, entre otras.

"Las empresas adquirieron casas y departamentos, campos, maquinaria agrícola y vehículos que eran registrados como parte de sus respectivos patrimonios" e incluso vendían algunos bienes para adquirir otros "con el claro objetivo de dotarlos de aparente legalidad en cuanto al origen del dinero", reza la sentencia.

Por ese motivo, se decomisaron campos y parcelas, vehículos, dos lujosos apartamentos y todo tipo de bienes muebles valorados en alrededor de 25 millones de dólares en varias provincias, como Buenos Aires, La Pampa y San Juan.

Lee: El imperio del cartel de los Carrillo Fuentes

El dinero se queda en Argentina

De acuerdo con fuentes judiciales consultadas por Notimex, los fondos decomisados serán manejados por una Comisión Mixta que integran la Corte Suprema de Justicia y la Secretaría de Programación para la prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico.

La cifra es histórica para el país sudamericano, ya que nunca antes había culminado una investigación que involucrara un monto tan alto de ganancias del crimen organizado.

El caso comenzó en diciembre de 1996, cuando el entonces líder del cártel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, fue a Buenos Aires con una identidad falsa a la cabeza de un grupo de falsos inversores. El llamado "Señor de los cielos" creó sociedades y adquirió múltiples propiedades en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, pero falleció poco tiempo después, en julio de 1997, después de someterse a una cirugía plástica en la Ciudad de México.


¿Por qué las autoridades no persiguen a familiares de narcotraficantes?

La muerte de Carrillo Fuentes no impidió que otros miembros del Cártel como Jorge Iñiguez Martínez, Jaime Martínez Ayón, Eduardo González Quirarte, Carlos Colín Padilla, Francisco Mora Guerrero y José Mora Guerrero siguieran operando en Argentina.

El paso del "Señor de los cielos" por Sudamérica fue descubierto por el entonces director de Interpol México, Juan Miguel Ponce, quien junto con el representante del gobierno mexicano Jorge Luis Olivares Novales, interpuso una denuncia en Argentina en diciembre de 1999.

Recomendamos: El Chapo, la Tuta y otros 7 capos detenidos en lo que va del sexenio

Un climax deslucido para un escándalo enorme

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque el caso provocó un escándalo político, la investigación judicial se fue aletargando y recién la semana pasada, después de casi 17 años de haberse interpuesto la denuncia, los prestanombres de los narcotraficantes mexicanos vieron su situación resuelta en un "juicio abreviado", lo que implicó que los acusados, sin audiencias de por medio, solamente tuvieron que reconocer los delitos que se les imputaban y nada más.

A todos ellos se les impuso la pena de tres años de prisión en suspenso, lo que implica que permanecerán en libertad, y multas de entre 480 y 4,600 dólares, además de que la mayoría deberá cumplir tareas comunitarias.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×