Chelsea Clinton e Ivanka Trump, otra cara de la contienda presidencial en EU

Ambas mujeres son treintañeras, madres, profesionistas exitosas y... juegan papeles clave en la contienda por la Casa Blanca.
Las 'caras amables' de la política  Hillary Clinton y Donald Trump tienen una mala imagen que contrarrestan gracias a la presencia de sus hijas.  (Foto: Especial)
Andrea Deydén /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Mientras Hillary Clinton y Donald Trump se preparan para su primer debate presidencial, sus hijas también están en una competencia —aunque con menos reflectores— para ayudar a conseguir un objetivo claro: Asegurar el puesto de sus padres en la Casa Blanca.

Chelsea Clinton e Ivanka Trump tienen mucho en común: Ambas son treintañeras, cuentan con una exitosa carrera profesional, son madres de familia y toda su vida se han rodeado de las personalidades más influyentes en Estados Unidos, gracias a que forman parte del círculo de los más ricos y famosos en Manhattan.

Incluso, fueron buenas amigas desde que se conocieron.

Sin embargo, ambas mujeres se encuentran en una carrera política que podría poner a su familia en la Casa Blanca —por segunda ocasión, en el caso de Clinton. ¿El motivo? “Los dos candidatos están usando las caras amables de sus hijas", ya que la que tienen son percibidas negativamente por la opinión pública, señaló el internacionalista Genaro Lozano, de la Universidad Iberoamericana.

“En Estados Unidos todas las familias están en campaña”, por lo que la opinión pública tiene bajo escrutinio a todas las personas relacionadas con los candidatos, explicó el especialista.

Pero, ¿cuál es el papel de cada una en la contienda?

Chelsea e Ivanka, las hijas de Hillary y Trump, son amigas y rivales

Ivanka, “la más articulada” de los Trump

Sin duda, la hija del candidato republicano ha tenido un papel contundente dentro de la campaña. Fue ella, y no su esposa Melania, quien presentó al magnate de los bienes raíces antes de que aceptara la nominación de su partido en julio.

Lee: Trump y Clinton empatan en segundo lugar entre los más influyentes en la economía

Pero las aportaciones de Ivanka no paran ahí. La mujer ha tenido una participación activa para conseguir que su padre ocupe la Oficina Oval.

“El papel de Ivanka Trump es mucho más sustancial que el de Chelsea Clinton, ya que es una de las personas que hablan por el candidato, que tiene más autoridad”, dijo el director asociado del Instituto de Estudios Latinos de la Universidad de Notre Dame, Allert Brown-Gort.

Incluso, parte del equipo de campaña del magnate de los bienes raíces ha sido influenciado por Ivanka, señaló el especialista.

Dentro de los factores que han beneficiado a la heredera del magnate de los bienes raíces dentro de la contienda presidencial se encuentran "el hecho de que es más articulada que su papá y que sus posturas son menos polarizantes", señaló Lozano, quien dijo también que “Ivanka siempre había sonado, por lo menos en los últimos ocho años, como la Trump que saltaría a la política. Fue sorprendente que Donald haya sido el primero en hacerlo".

“Es una cara más aceptable, más inteligente y más pulida de una ideología bastante reprensible”, consideró Brown-Gort.

Recomendamos: Trump o factores internos, ¿qué afecta realmente al peso?

Chelsea, un rostro familiar para EU

La hija del expresidente Bill Clinton no parece tener un papel central dentro de la campaña de su madre, aunque refleja su apoyo constantemente.

“Chelsea tiene mucha experiencia. Ha visto a su papá competir dos veces por la Casa Blanca; a su mamá en una precampaña presidencial, en otra por el Senado y ahora por la presidencia y nunca ha cometido ningún error”, dijo Lozano.

Para el especialista, Hillary busca anular algunos puntos de su percepción negativa gracias a la visión positiva que, en general, ha tenido la opinión pública de su hija. Esta misma fórmula es la que utilizó la exsecretaria de Estado para su elección en el Senado, dijo el experto.

“A Chelsea toda la vida la han seguido, tiene una carrera independiente, la conocen desde que era una niña”.

Además, el papel de la también vicepresidenta de la Fundación Clinton, una organización civil creada por su padre tras dejar la Oficina Oval, ha sido marginal debido a que “el plan es que ella se quede a la cabeza de la institución si sus padres regresan a la Casa Blanca”, dijo Brown-Gort.

¿Un salto a la política?

Pero, el papel de Chelsea y Ivanka podría no ser solo de apoyo para las campañas presidenciales de este año.

“Ivanka podría ser una figura en la política de Estados Unidos en los próximos años”, dijo Lozano.

Además, Donald Trump declaró que, de llegar a la presidencia, su hija sería parte de su equipo presidencial. En ese caso, la empresaria “cubriría todos los temas de empoderamiento de mujeres, de medio ambiente, lo que la política tradicional cataloga como temas suaves”, destacó el analista.

Sin embargo, de acuerdo con Brown-Gort su carrera política no depende del triunfo del magnate este 8 de noviembre: “Muchos de los operativos del Partido Republicano van a pensar en ella en un futuro, aunque fracase su padre”.

El futuro en la política no se ve tan prometedor para Chelsea Clinton, quien “no tiene el carisma de su padre, pero sí la inteligencia de su madre”, estimó Lozano.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Chelsea ha dicho que ella se quiere dedicar a su familia. Tiene una carrera como consultora de negocios y se ha mantenido alejada de la política”, dijo.

Brown-Gort, por otro lado, no descarta que en un futuro Chelsea siga los pasos de su madre en el Senado estadounidense. Pero “por el momento, acaba de ser madre y no va a entrar en el terreno político”.

Ahora ve
Imágenes de la recuperación de la ciudad siria de Raqqa, grabadas con una GoPro
No te pierdas
×