México-Donald Trump: Una relación tormentosa en 4 puntos

Desde que anunció sus intenciones presidenciales, Trump no ha dejado de hacer declaraciones incendiarias sobre el país latinoamericano.
Me sentí como si cruzara la frontera: Donald Trump
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El camino del candidato presidencial republicano a la presidencia, Donald Trump, a las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos está pavimentado de polémicas agresiones y, en especial, de declaraciones incendiarias sobre México y los migrantes mexicanos.

Te recomendamos: Así llega Trump al tercer debate

Desde el 16 de junio de 2015, al anunciar sus intenciones políticas, Trump señaló que "México manda a su gente, pero no la mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (...). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores”. Sus comentarios desataron una polémica inmediata, que ha alimentado su campaña de manera constante.

Estos son algunos de los momentos más tormentosos para México, relacionados con la campaña del magnate de los bienes raíces:

Lee: El peso sobrevive al huracán Trump

1. Muros fronterizos

Desde junio de 2015, el magnate aseguró que de llegar a la Casa Blanca, construiría un “gran, gran muro” en la frontera con México. “Y haré que México lo pague”, destacó. Indicó que “México no es nuestro amigo” y criticó a los inmigrantes de llevar drogas y crimen a Estados Unidos.

Esas tres frases, que han sido repetidas de manera constante para atraer seguidores, primero de camino a la nominación republicana y ahora a la Oficina Oval, desataron desde el comienzo la desaprobación del gobierno mexicano.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que las declaraciones del magnate eran “prejuiciosas y absurdas”, mientras que otros miembros del gabinete presidencial y el mandatario Enrique Peña Nieto rechazaron los comentarios.

2. Visita a México

El 31 de agosto, Trump fue invitado a México para sostener una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto.

La opinión pública y la prensa consideraron la invitación a Trump como un error político, puesto que el aspirante republicano ha basado gran parte de su campaña presidencial en atacar a los migrantes y criticar la fuga de empleos e inversiones desde el país norteamericano hacia el sur de la frontera.

De acuerdo con una encuesta de Mitofsky, el 82.2% de los mexicanos sintieron rechazo por el encuentro.

Tras la visita al país del magnate de bienes raíces, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, renunció a su cargo. De acuerdo con reportes de prensa y comentarios de políticos y analistas, el entonces funcionario fue quien propuso al Ejecutivo federal extender la invitación a los candidatos presidenciales del país vecino, contrario a las recomendaciones de la canciller Claudia Ruiz-Massieu y de Miguel Ángel Osorio Chong.

Sin embargo, esta información no ha sido confirmada de forma oficial por el gobierno federal.

3. Relaciones comerciales

Donald Trump se ha referido al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como el peor acuerdo jamás firmado y ha asegurado que fijará altos aranceles de importación para desincentivar a las empresas a trasladarse fuera de Estados Unidos.

El presidente Enrique Peña Nieto dijo en julio pasado que “hay condiciones para modernizarlo y potenciarlo aún más”, aunque señaló que el acuerdo comercial ha sido beneficioso para los tres países.

El TLCAN ha permitido que las exportaciones totales de México aumentaran más de 525% de 1994 a 2015—80% de ellas van dirigidas a Estados Unidos. Al mismo tiempo México es el mayor destino de las exportaciones de estados como California y Nuevo México.

Trump asegura que es necesario negociar mejores condiciones con México y Canadá y, de llegar a la presidencia, incluso tendría la facultad para retirar a su país del acuerdo comercial sin necesidad de que el Congreso lo apruebe.

Lee: 3 escenarios para el TLCAN si Donald Trump es presidente de EU

Si hubiese una reversión importante en TLCAN, a México le golpearía de manera muy dura”, dijo recientemente Augusto de la Torre, economista en jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

Trump ha amenazado también a algunas empresas que operan en México con elevar los impuestos que pagan. En septiembre, el magnate criticó a la automotriz Ford, al asegurar que "despidió a todos sus empleados en Estados Unidos" para construir una planta en el país vecino. La empresa rechazó las declaraciones del magnate.

4. El peso, un ‘termómetro’ de popularidad

La moneda nacional es la que más ha sufrido la campaña presidencial de Donald Trump. Tanto, que inclusive ha sido llamada el “termómetro de popularidad” del candidato republicano. Y es que, cuando el magnate de los bienes raíces sube en las encuestas, el peso pierde terreno ante el dólar.

Actualmente, el peso ha recuperado terreno y se ubica nuevamente por debajo de los 19 pesos por dólar al menudeo, luego de que el candidato perdiera los dos primeros debates en Estados Unidos y se diera a conocer un video de 2005 en el que se refiere a las mujeres en términos vulgares.

Donald Trump fue incitado a decir cosas sucias: Melania Trump

Sin embargo, esta recuperación llega luego de que el peso tocara mínimos históricos en septiembre. En ventanillas bancarias, el billete verde se vendió hasta en 20.27 pesos previo al primer debate, ante las dudas por la salud de Hillary Clinton y el avance de Trump en los sondeos rumbo a la Casa Blanca. Al mayoreo, el dólar se vendió hasta en 19.87 pesos.

Lee: El ascenso de Donald Trump hace 'temblar' al peso mexicano

La volatilidad en la moneda fue una de las razones por las que el Banco de México (Banxico) elevó la tasa de interés de referencia a 4.75%, un nivel no visto desde la crisis financiera.

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×