Esto es lo que está en juego con la visita de Trump a Israel

El presidente de Estados Unidos se encuentra en Medio Oriente, donde se espera que aborde el proceso de paz entre Israel y Palestina.
Trump firmó en Arabia Saudita contratos por más de 380,000 millones de dólares
JEREMY DIAMOND
(CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó este lunes a Israel en la segunda etapa de su primer viaje al extranjero.

Se espera que aborde el proceso de paz palestino-israelí y asuntos de seguridad regional, así como que reafirme el compromiso de Estados Unidos en su alianza con Israel.

El republicano fue recibido en el aeropuerto de Tel Aviv por el presidente israelí, Reuven Rivlin, y por el primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Lee: Trump anuncia acuerdo con países musulmanes contra financiación del terrorismo

"En mi primer viaje al exterior como presidente, he venido a esta antigua tierra sagrada a reafirmar el lazo inquebrantable entre Estados Unidos y el Estado de Israel. Tenemos por delante una oportunidad excepcional para traer seguridad, estabilidad y paz a esta región y a su gente, venciendo el terrorismo y creando un futuro de armonía, prosperidad y paz. Pero solo llegaremos allí si trabajamos juntos; no hay otro modo", dijo Trump en sus palabras durante la ceremonia de bienvenida.

Rivlin dijo que la visita de Trump era un símbolo del "inquebrantable vínculo entre Israel y Estados Unidos".

La visita es la segunda de las tres paradas en la agenda del presidente destinadas a destacar la importancia de las tres mayores religiones monoteístas del mundo. Trump llega a Israel después de visitar Arabia Saudita, el hogar de los dos lugares más sagrados en el Islam, y después se dirigirá al Vaticano, sede de la Iglesia católica.

Agenda

Después de aterrizar en Tel Aviv, Trump acudió a Jerusalén para una serie de reuniones, discursos y visitas simbólicas.

En la primera jornada, Trump visitó el Muro de las Lamentaciones y está prevista una reunión con Rivlin y Netanyahu.

En la segunda jornada, viajará a la ciudad cisjordana de Belén para reunirse con el presidente palestino Mahmoud Abbas, y después visitará el museo del Holocausto de Israel, donde depositará una ofrenda floral y dará un discurso.

¿Qué está en juego?

Tensiones entre EU e Israel sobre la revelación de Trump a los rusos

La visita de Trump se produce una semana después de que la alianza de Estados Unidos con Israel fue puesta a prueba tras los informes de que el presidente estadounidense divulgó información de inteligencia altamente confidencial obtenida por los israelíes durante su reunión con el canciller ruso.

El acuerdo de cooperación de inteligencia estadounidense-israelí es una de las relaciones más importantes en el mundo y la supuesta revelación de Trump podría suponer un punto de tensión durante la visita.

Lee: 4 palabras que pueden costarle muy caro a Donald Trump

Ni Estados Unidos ni Israel han confirmado que la fuente de la inteligencia fuera de hecho Israel, como se ha informado ampliamente, pero los israelíes han refutado públicamente cualquier fricción en la relación.

El acuerdo nuclear con Irán

"Iran nunca tendrá armas nucleares", prometió el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, al comienzo de su reunión de trabajo este lunes en Jerusalén.

Trump calificó de "terrible" el pacto nuclear alcanzado con Irán junto a otras cinco potencias y del que dijo que ha dado al país de los ayatolás "riqueza, prosperidad y la habilidad de seguir con el terrorismo".

"Allá donde vayamos, vemos signos de Irán, ya sea en Yemen o Irak, vemos soldados, o dinero y armas", denunció.

Conflicto palestino-israelí

El conflicto palestino-israelí será parte central de la agenda de Trump, que se reunirá con los líderes de ambas partes. El mandatario estadounidense, por su parte, ha incrementado las expectativas, expresando su optimismo de que después de casi 70 años de conflicto pueda negociarse finalmente un acuerdo de paz.

"Es algo que creo, francamente, tal vez no es tan difícil como la gente ha pensado en los últimos años", dijo Trump el mes pasado durante una reunión con Abbas.

Trump y sus asesores han puesto las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos entre las prioridades de su política exterior y el presidente busca demostrar algún progreso hacia ese objetivo en el viaje.

Trump se ha presentado a sí mismo como un "mediador, un árbitro o un facilitador" para ayudar a ambas partes a llegar a un acuerdo de paz duradero.

Israel acepta dialogar con Palestina, pero con Trump como mediador

Asentamientos

"Me gustaría ver que contiene los asentamientos un poco", dijo Trump a Netanyahu en la Casa Blanca en febrero.

La observación de Trump durante la conferencia de prensa es su declaración más clara sobre la cuestión hasta la fecha.

No obstante, no especificó si Estados Unidos insta a Israel a detener únicamente los asentamientos nuevos, o si incluye la decisión de ampliar los asentamientos existentes. Tampoco dijo si su petición para detener la actividad de asentamientos se aplica al este de Jerusalén.

Embajada de Estados Unidos

Trump estaba considerando el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y anunciando planes para reubicar allí la embajada de Estados Unidos, desde Tel Aviv, durante su viaje.

Sin embargo, en las últimas semanas se enfrentó a una gran presión para no hacerlo por parte de funcionarios de política exterior del Departamento de Estado, el Pentágono y la comunidad de inteligencia, así como de diplomáticos árabes. Todos ellos advirtieron que la medida podría exacerbar las tensiones en la región y añadir un obstáculo para las conversaciones de paz.

Funcionarios de la administración dijeron a CNN la semana pasada que Trump no anunciaría el traslado de la embajada durante el viaje, pero no descartaba hacer una declaración en el futuro.

Muro occidental

Trump es el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar el Muro Occidental, el sitio más sagrado del judaísmo.

Pero su visita fue programada sin funcionarios israelíes a su lado, ya que los funcionarios estadounidenses son muy conscientes de las sensibilidades que rodean el lugar santo, que tanto israelíes como palestinos reclaman como parte de su territorio.

El gobierno de EU consciente de las sensibilidades que rodean el lugar santo, que es reclamado como propio por Israel y por Palestino.
Sin funcionarios isrealíes  El gobierno de EU consciente de las sensibilidades que rodean el lugar santo, que es reclamado como propio por Israel y por Palestino.  (Foto: Reuters/Jonathan Ernst)

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, se limitó a decir que Trump visitaría el Muro Occidental en Jerusalén, sin aclarar si la administración considera si es parte o no de Israel.

Aún así, la visita fue una declaración simbólica sobre la relación del pueblo judío con Israel y con Jerusalén en particular.

Muro de separación

Trump ha hablado mucho de la importancia de los muros y en su camino a la ciudad de Belén, en la Ribera Occidental, para reunirse con Abbas, Trump se enfrenta a uno quizá incluso más controvertido que el que él se ha comprometido a construir en la frontera entre Estados Unidos y México.

Lee: Benjamin Netanyahu evita ofrecer disculpas a México por su tuit sobre muro

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La barrera que separa Israel de la Ribera Occidental ha sido una fuente de tensión entre Israel y los palestinos desde hace años. Mientras los funcionarios israelíes sostienen que el muro, construido durante los ataques suicidas de la Segunda Intifada, es una medida de seguridad crucial para prevenir ataques terroristas, los palestinos han protestado por su impacto en la actividad económica y porque su ruta corta el territorio que los palestinos reclaman como propio.

Los palestinos lo llaman el "muro del apartheid".

Ahora ve
Macri festeja el triunfo de su coalición en comicios legislativos de Argentina
No te pierdas
×