Xi Jingping muestra su visión de una "nueva era" en China

El presidente chino se comprometió a desarrollar "un país socialista moderno", en el discurso de apertura del congreso del Partido Comunista.
El poder  Xi Jinping es considerado el gobernante más poderoso de China desde Mao Zedong.  (Foto: Reuters/Jason Lee)
BEIJING (Reuters) -

El presidente de China, Xi Jinping, desplegó este miércoles una visión confiada de una nación más próspera, y de su rol en el mundo, al destacar la importancia de eliminar la corrupción y reducir la sobrecapacidad de sus industrias, la desigualdad de ingresos y la contaminación.

En la apertura del trascendental congreso del Partido Comunista, Xi se comprometió a desarrollar "un país socialista moderno" para una "nueva era" que según dijo será un orgullo para China y se mantendrá bajo el mismo sistema de gobierno, aunque estará abierto al mundo.

Lee: China tiene un nuevo 'rey' multimillonario

Aunque en su discurso dejó en claro que no existen planes de una reforma política, Xi insistió en que el desarrollo de China ingresó a una "nueva era", empleando la frase 36 veces en una intervención que duró casi 3 horas y media.

"Mediante un largo periodo de trabajo duro, el socialismo con características chinas ha entrado en una nueva era, esta es una nueva dirección histórica en el desarrollo de nuestro país", declaró el presidente.

El congreso quinquenal, un cónclave que se prolonga por una semana y se realiza mayormente a puertas cerradas, culminará con la selección de un nuevo Politburó que gobernará a los 1,400 millones de habitantes de China durante los próximos cinco años, cuando se espera que Xi consolide su dominio en el poder.

Xi, de 64 años y considerado el líder chino más poderoso desde Mao Zedong, se dirigió a más de 2,000 delegados en el Gran Salón del Pueblo de Beijing, incluido el expresidente Jiang Zemin, de 91 años, bajo estrictas medidas de seguridad durante una mañana lluviosa en la capital envuelta en smog.

Más reformas económicas

Como era de esperar, el discurso estuvo cargado de objetivos ambiciosos y pocas especificaciones.

En el frente económico, Xi dijo que China relajará el acceso a los mercados para la inversión extranjera, facilitará el ingreso a su sector de servicios y profundizará las reformas de sus sistemas cambiario y financiero, al tiempo que fortalecerá las empresas estatales.

Durante el primer mandato de Xi, China decepcionó a muchos que esperaban que iniciara unas reformas más orientadas al mercado.

Recomendamos: China y su riesgosa nueva estrategia crediticia

"Si Xi recibe el mandato político como se espera en el congreso, entonces ojalá que la reforma del sector estatal realmente se lleve a cabo", dijo Damien Ma, director adjunto del grupo de estudios estadounidense Paulson Institute.

"Si eso no ocurre, también revisaría mi evaluación sobre el estado de las reformas en China. Ha habido rumores en Beijing respecto a que el sector estatal será un objetivo (de reformas) tras el décimonoveno congreso del partido, así que estamos a la espera", añadió.

Y en lo que probablemente fue una referencia indirecta a la política de "Estados Unidos primero" del presidente Donald Trump, Xi sostuvo que China estaría plenamente comprometida con el mundo y reiteró sus promesas de hacer frente al cambio climático.

Lee: China y EU acercan posiciones comerciales durante la visita de Wilbur Ross

"Ningún país puede abordar por sí solo los muchos desafíos que enfrenta la humanidad, ningún país puede permitirse el lujo de retirarse al auto aislamiento", dijo Xi a los delegados, entre ellos monjes budistas, medallistas olímpicos, agricultores y al menos un astronauta.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×