Hacer frente a Donald Trump, el nuevo desafío para la diplomacia mexicana

La llegada del republicano a la Casa Blanca obliga al gobierno de Peña Nieto a ser más proactivo en la defensa de los intereses de México y a buscar otros socios comerciales, dicen internacionalistas.
Peña y Trump se reunieron en agosto en Los Pinos. El mexicano busca un nuevo encuentro durante los próximos meses.
Encuentros  Peña y Trump se reunieron en agosto en Los Pinos. El mexicano busca un nuevo encuentro durante los próximos meses.  (Foto: Fotoarte )
Por: ALBERTO BELLO Y BIANCA CARRETTO
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Después de ganar las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos, Donald Trump llegará a la Casa Blanca el próximo 20 de enero e iniciará un gobierno que, según internacionalistas, representará un enorme reto para la diplomacia mexicana y la obligará a emplearse a fondo para defender los intereses del país.

“En primer lugar, hay que enfrentar la realidad. Estamos ante una situación que mucha gente no esperaba. Ahora, lo mejor que puede hacer México y el mundo y Estados Unidos, incluso aquellos que no votaron por Trump, es tratar de entender qué cosas va a hacer él de todo lo que prometió en su campaña y tener planes bien armados para confrontar esa realidad”, dijo Andrés Rozental, exembajador de México en Reino Unido y quien fue diplomático por más de 35 años.

Para el experto, frente a las amenazas del republicano, como detener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cuerpo exterior mexicano tiene que empeñarse en dialogar con el equipo de Trump para exponer los beneficios que ha tenido para las naciones firmantes. En ese proceso, agregó, también se debe buscar a los empresarios estadounidenses, quienes pueden influir en Trump y convencerlo de que echar abajo el TLCAN tendría consecuencias negativas.

“México lo que tiene que hacer, junto con Canadá, es buscar la forma de darle respuesta a aquellas dudas o aquellas críticas que se han hecho al TLC, complementándolo, no rechazándolo ni tirándolo a la basura”, dijo.

Lee: 5 daños del efecto Trump a una semana de su triunfo

Iliana Rodríguez, académica del Tecnológico de Monterrey, coincidió en que el gobierno federal debe tomar un papel más proactivo y acercarse al futuro mandatario estadounidense para defender con firmeza los intereses de México. Dichos esfuerzos, consideró, deben ser encabezados por el presidente Enrique Peña Nieto y apoyados por el gabinete en conjunto.

“En similitud o analogía a una gran orquesta, quien dirige es el presidente, quien tiene que tener un tono conciliador y cuyos voceros serán las secretarías, que tendrán que estar trabajando muy cercanas a él, pero también con un mensaje claro de colaboración”, dijo.

Para la especialista, un primer tema en el que es posible desplegar esta estrategia es el muro que Trump plantea construir en la frontera común y al que México se opone.

A esperar y prepararse

Los expertos coincidieron en que los meses entre la victoria de Trump y su toma de protesta estarán marcados por la incertidumbre en torno a qué acciones buscará llevar a cabo durante su gobierno (2017-2021).

En ese contexto, dijo Rodríguez, México debe pensar en estrechar lazos con sus otros socios comerciales, que son más de 40, con la finalidad de depender menos del intercambio con Estados Unidos.

“(Hay que) diversificar aún más nuestra posibilidad de negocios con otras naciones, por muy distantes que se encuentren”, señaló.

En un breve mensaje a medios, Peña Nieto dijo el miércoles pasado que buscará reunirse con Trump durante el periodo de transición y que su gobierno ve “oportunidad” en la llegada del republicano al poder.

Lee: Peña Nieto ve oportunidad, no hostilidad, con la presidencia de Trump

El historiador Enrique Krauze, quien ha sido crítico con Peña Nieto desde que éste anunció que buscaría ser presidente de México, escribió el miércoles pasado en el diario The New York Times que los mexicanos deben prepararse para librar “una nueva guerra” con Estados Unidos, no en el terreno militar, “pero sí comercial, económica, étnica, estratégica, diplomática”.

“En lo personal, me siento triste y perplejo ante la llegada de un fascista a la presidencia de Estados Unidos. Espero que las instituciones republicanas resistan y lo resistan, y que el ejercicio de la libertad de expresión le impida hacer más daño del que ya ha hecho”, señala el artículo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El analista Gabriel Guerra coincidió en que México vive momentos de incertidumbre por la retórica que Trump siguió durante su campaña, lo que se refleja en la depreciación del peso y la inestabilidad de los mercados. Sin embargo, hizo notar que, en su discurso de victoria, Trump llamó a la unidad y aseguró que gobernará para todos los estadounidenses y tratará de mantener buenas relaciones con países amigos.

“Vimos una primera señal que pudiera ser positiva, cuando hizo el llamado a la unidad y un reconocimiento a su rival Hillary Clinton (…) Vamos a tener que esperar un poco y, en vez de aguantar la respiración, respirar profundo. Vamos a ver qué tan distinto es Trump presidente electo que Trump candidato y, por supuesto, qué tan distinto será Trump presidente que Trump candidato”, dijo Guerra a CNN.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×