Reunirse o no con Donald Trump: el nuevo dilema para Peña Nieto

Algunos analistas creen que el gobierno debe mantener en pie la reunión del 31 de enero, otros opinan que lo mejor es cancelar para enviar el mensaje de que no se aceptarán actos hostiles.
En agosto de 2016, Peña Nieto se reunió con el entonces candidato republicano en la residencia oficial de Los Pinos.
Reencuentro  En agosto de 2016, Peña Nieto se reunió con el entonces candidato republicano en la residencia oficial de Los Pinos.  (Foto: Reuters)
BIANCA CARRETTO, ARIADNA ORTEGA Y MAURICIO TORRES
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto enfrenta un nuevo dilema en política exterior: reunirse o no con el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, luego de que éste firmó órdenes ejecutivas que establecen “la construcción inmediata” de un muro en la frontera con México y medidas para detener y expulsar a migrantes indocumentados, una acción que afectaría a millones de mexicanos que viven en territorio estadounidense.

Desde la mañana de este miércoles, políticos de diversos frentes llamaron a Peña Nieto a cancelar la visita a EU que tiene prevista para el martes 31 de enero, como un reclamo en contra de la administración de Trump. En tanto, otros le exigieron acudir a Washington, DC, con la finalidad plantear una postura firme en contra de las acciones en contra de México.

Lee: Ante las amenazas de Trump, políticos piden a Peña cancelar su visita a EU

Por la noche, Peña Nieto dio un mensaje en el que reprobó la construcción del muro fronterizo al mismo tiempo que refirmó que México no pagará por él. Además prometió protección a los migrantes mexicanos y dijo que con base en consultas a su equipo de gobierno, al Senado y a los gobernadores, tomará "decisiones sobre los siguientes pasos a seguir".

"Estas órdenes ejecutivas también ocurren en un momento en que nuestro país está iniciando pláticas para negociar las nuevas reglas de cooperación, comercio, inversión, seguridad y migración en la región de Norteamérica. Esta negociación es muy importante para la fortaleza, certidumbre y futuro de nuestra economía y de nuestra sociedad. Como presidente de la República, asumo plenamente la responsabilidad de defender y cuidar los intereses de México y los mexicanos. Es mi deber encarar los problemas y enfrentar los desafíos", señaló.

Ante esta respuesta, este jueves el presidente de Estados Unidos amagó con cancelar la reunión prevista para el próximo 31 de enero, a través de dos tuits, uno de ellos referido a que con México su país tiene un déficit de 60,000 millones de dólares.


Lee: Lo he dicho una y otra vez, México no pagará ningún muro: Peña Nieto

Ante este escenario, expertos como Gustavo López Montiel, politólogo del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM), consideran que Peña Nieto debe mantener en pie la reunión, pues cancelarla dificultaría aún más las negociaciones con el gobierno de Trump en temas como comercio, migración y seguridad fronteriza.

“En términos de la nueva relación política, evidentemente suspender el encuentro con Trump lo va a llevar a una especie de distanciamiento que puede ser mucho más grave que al final de cuentas ir”, dijo el académico en entrevista con Expansión.

En todo caso, agregó, el presidente debe esperar el resultado de las conversaciones que el canciller mexicano, Luis Videgaray, y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, sostendrán este jueves en Washington, DC, con integrantes del equipo de Trump.

El riesgo de una "emboscada"

Videgaray y Guajardo —enviados para definir un marco para la posible renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)— iniciaron pláticas con los colaboradores de Trump este miércoles, en un horario que coincidió con el lanzamiento de las órdenes ejecutivas del mandatario estadounidense.

Lee: “Primero México”, el mensaje de Videgaray y Guajardo ante Trump

Carlos Heredia, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), consideró que esta situación fue como “una emboscada” para los negociadores mexicanos, y advirtió que Peña Nieto se arriesgaría a sufrir algo similar si decide viajar a Estados Unidos para ver a Trump.

“Lo que ocurrió hoy a mí me confirma que el presidente Peña Nieto debe cancelar la reunión”, dijo Heredia en entrevista.

Para el profesor —especialista en la relación bilateral—, las órdenes ejecutivas de Trump representan “un acto hostil” para México, que Peña Nieto debe rechazar en su condición de jefe de Estado. Por ello, sostuvo que, en lugar de viajar a la Casa Blanca la próxima semana, el presidente antes debe “afinar la estrategia” frente a Estados Unidos y conseguir respaldo político y social interno para poder desplegarla.

“Eventualmente puede haber un mejor momento (para una reunión), pero no creo que sea ahora que Trump acaba de anunciar la construcción inmediata de un muro. El clima no está para acordar nada. Tenemos que esperar”, dijo.

Consulta aquí una de las órdenes ejecutivas firmadas por Trump

El reto de reformular la estrategia

Arturo Sarukhán, exembajador de México en Estados Unidos, coincidió en que Peña Nieto debe cancelar el encuentro, debido a que la administración de Trump no está tratando de negociar, sino de “imponer” su propia agenda.

“Las condiciones no están puestas para que el presidente mexicano venga la próxima semana (…) Se tienen que tomar decisiones relativamente rápidas en México, se tienen que sopesar con cuidado las circunstancias que han sido generadas con este anuncio y, por lo tanto, creo que esto debe conducir a que se posponga esa primera visita”, dijo Sarukhán a CNN en Español.

Trump, quien ganó las elecciones del 8 de noviembre con la promesa de volver a hacer “grande” a Estados Unidos, asumió el poder el pasado viernes 20 de enero. Ese mismo día, Peña Nieto escribió en Twitter que “la soberanía, el interés nacional y la protección de los mexicanos guiarán la relación con el nuevo gobierno de Estados Unidos”.

Arturo Magaña Duplancher, director de Investigación del Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques —perteneciente al Senado mexicano—, consideró que el gobierno de Peña Nieto está frente a una coyuntura difícil, frente a la cual es indispensable que tenga una estrategia sólida.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Entiendo la lógica de que no deba reunirse porque no están dadas las condiciones para negociar, pero entiendo también el hecho de que el presidente tiene que hacerse oír, tiene que replantear la representación del Estado mexicano”, dijo en entrevista.

“Más allá de si (el mandatario) hace la visita o no, es importante reformular su estrategia, una mucho más defensiva de los intereses mexicanos, poniendo mucho más el énfasis en los temas humanos, en los temas que agreden a los mexicanos y sus familias allá y que les van a hacer la vida muy compleja en EU a partir de este nuevo tono; pensar más en eso y dejar de obsesionarnos sólo con el tema comercial, los dos temas son importantes”, concluyó.

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×