OPINIÓN: ¿El cambio de perspectiva crediticia tendrá consecuencias para México?

Las calificadoras en general históricamente han demostrado tener un mal “timing” con respecto a los mercados financieros.
Modificación  La calificadora Standard & Poor's cambió la perspectiva crediticia de México de 'estable' a 'negativa'.  (Foto: iStock)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Síguelo a través de Facebook.com/RobertoARuarte. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Los operadores de mercados financieros mexicanos recibieron el martes la noticia de que Standard & Poor's (S&P), una importante calificadora estadounidense, cambió la perspectiva crediticia de México de 'estable' a 'negativa' e incrementó en un 30% las posibilidades de reducir la calificación crediticia del país en los próximos 24 meses.

Lee: S&P baja la perspectiva crediticia de México a negativa

El impacto, como toda noticia en el mercado, fue inmediato: el dólar-peso que cotizaba en los 18.25 escaló 30 figuras para ir a niveles de 18.55 y estabilizarse cerca de 18.50. El EWW, el ETF de México que cotiza en Estados Unidos, cedió de niveles de 53.11 a niveles de 51.27 para cerrar en 51.36, cediendo por efecto combinado de Bolsa y tipo de cambio más de un 3% por la noticia, mientras que el IPC en México cedió desde niveles cercanos a los 48,500 puntos que se encontraba para cerrar en 46,666.

El impacto en el día se hizo sentir ese martes. El miércoles el mercado se encontraba recortando parte de esas pérdidas, pero la pregunta aquí es ¿qué consecuencias puede tener esta perspectiva negativa crediticia para los principales mercados mexicanos, Bolsa y dólar-peso mexicano?

Lee: ¿Qué sigue para la economía mexicana en 2016?

Las calificadoras en general históricamente han demostrado tener un mal “timing” con respecto a los mercados financieros; como ejemplo, algunas calificadoras dieron por primera vez el grado seguro de inversión a México, siendo éste el primer país latino en obtenerla en marzo de 2000, justo en el techo de la Bolsa Mexicana y posterior caída. Más fuerte aún, es que en 2008 en niveles de 72,000 del Bovespa, le dieron ese honor a Brasil y posteriormente el índice se desplomó a la mitad de su valor en reales y en dólar el EWZ el ETF de Brasil se desplomó más de un 80%.

Por lo tanto, es bueno tener en claro ante esta noticia los parámetros técnicos más importantes para cuidar en uno y otro sentido de los mercados que más siguen los operadores: el dólar- peso, el ETF de México, el EWW y el IPC de la Bolsa Mexicana de valores (BMV).

Sobre el dólar-peso diremos que 17.95-18 ha probado ser una gran zona de compra de dólares, y la zona de 18.80-19 una gran zona de venta. Ese rango lo impuso en febrero el mismo Banco de México (Banxico) con la inesperada subida de tasas, en donde el dólar estaba cerca de 19 y en el mismo día se desplomó a 17.95.

Lee: El Banco de México encarece el precio del dinero

La ruptura de ese rango definirá el próximo movimiento. Nuestro sesgo es pro-dólar para este 2016, aunque esperamos que sea el último año de fortaleza de la moneda estadounidense contra el peso mexicano; 17.95-18 es un fuerte soporte técnico, siendo el 62% de Fibonacci de la subida desde 17.04 a 19.51. La media móvil simple de 200 días y la línea de tendencia alcista intacta desde setiembre de 2015. Mientras el dólar no perfore 17.89, el sesgo es pro-dólar.

Adicionalmente, si el dólar supera 19, es posible que 19.51 máximo post-brexit no pueda detener el embate alcista de los precios para ir arriba del objetivo anual de 20 pesos que mantenemos como objetivo para 2016 en la última subida del dólar que inició en 2012-2013, para -a partir del 2017- empezar a relajarse el dólar contra el peso mexicano.

OPINIÓN: El dólar, ¿por arriba de los 20 pesos para este 2016?

Si nos referimos al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), como mencionamos en este mismo espacio, la BMV está en el auge propio de una figura de triángulo que definió al alza su objetivo conservador ya ha sido alcanzado en la cercanía de los 49,000 puntos, pero su objetivo optimista se encuentra por arriba de los 50,000 puntos: en los 52,000 puntos.

OPINIÓN: Bolsa Mexicana, ¿repetirá en 2016 el patrón de 1992-1994?

Sería importante que esta mala noticia sea absorbida por el mercado manteniéndonos arriba del fuerte soporte de 46,000-46,500 puntos. Si perforamos esta zona, la media móvil de 200 días quedará como último recurso para evitar el cambio de tendencia, el fin del auge y el comienzo de una caída que puede ser importante como comentáramos en la nota previa del IPC. Mientras se mantengan los soportes, los objetivos ambiciosos no deben descartarse, pero al alcanzar el conservador ya entramos en zona de riesgo.

Con respecto al EWW ETF de México, los parámetros están claros: el mercado no pudo con su resistencia de 54.33.54.75 de marzo y mayo de este año. De hecho, toda perspectiva positiva para este índice requiere poder superar esta zona habilitando un escenario positivo, pero mientras no ocurra, los riesgos bajistas son altos.

Los soportes se encuentran en 51 dólares línea de tendencia alcista de la última subida y la zona de 48.75-49 es el soporte crítico. Debajo de 48.75 base cierre, el EWW, una especia de combinación de IPC y de dólar, implicará serios problemas para México y la huida de riesgo peso y acciones hacia dólar, con la posibilidad de ir el EWW debajo de los mínimos de 43.17 de comienzos de este año.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×