OPINIÓN: Se mantiene el objetivo del dólar por arriba de 20 pesos para el 2016

Independientemente de las medidas de Banxico, existen aún diversos elementos de contexto internacional que pueden incrementar la demanda de dólares contra el peso.
Al 2016 aún le falta subir al súper-dólar americano contra el euro, contra la libra, contra el yen, contra el peso, pero será su último año del ciclo de 8 años de subida.
¿Arriba de los 20 pesos?  Al 2016 aún le falta subir al súper-dólar americano contra el euro, contra la libra, contra el yen, contra el peso, pero será su último año del ciclo de 8 años de subida.  (Foto: Expansión/Especial)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Síguelo a través de Facebook.com/RobertoARuarte. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — El dólar-peso mexicano es una de las monedas emergentes más operadas del mundo. Algunos dicen que es la sexta o séptima moneda en importancia incluyendo las más importantes como el euro, la libra, el yen y el franco suizo.

La mayor atracción que ejerce esta moneda es que el peso mexicano tiene una flotación bastante limpia comparada con otras monedas emergentes como el real de Brasil, el sol peruano, el yuan de China, entre otras.

Si bien la entidad monetaria rectora del país, el Banco de México (Banxico), participa con subastas de dólares en épocas en que el peso está presionado (en los últimos meses ha incrementado el monto de las mismas), dicho valor suele no ser relevante al volumen diario que opera el mercado que, según algunas estimaciones, son varios miles de millones diarios que cambian de manos entre pesos y dólares.

Lee: ¿Cómo afecta el 'brexit' a México?

Recordemos que México es uno de los países con mayor comercio internacional del mundo tanto en importación como en exportación y eso hace que se hagan muchas operaciones de seguro de cambio, más los especuladores que ven en esta moneda una forma rápida y líquida de cubrirse en momentos malos, y descubrirse en momentos buenos de los mercados financieros en lo que se refiere a mercados emergentes.

Banxico, a través de su titular Agustín Carstens, ha venido prácticamente copiando la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés), manteniendo sin cambios los tipos de referencia en 2015, luego la subió cuando lo hizo la FED. Sin embargo, preocupado por la subida del dólar y su potencial afectación a la inflación, se ha despegado de la FED durante 2016 y en dos oportunidades ha subido la tasa de referencia.

OPINIÓN: México privilegia estabilidad financiera sobre crecimiento económico

La primera subida ocurrió sorpresivamente en febrero, cuando el dólar peso cotizaba en niveles de 18.91. Allí, la tasa subió 50 basis point y lo tomó al mercado en una posición técnica comprada en dólares y absorto por la decisión.

Ello motivó un desplome del dólar en el mismo día de la noticia desde 18.95 a niveles de 17.95. Luego de consolidar unos días, el dólar siguió su caída hacia los mínimos de este año que fueron 17.04 pesos por dólar.

Luego del brexit y la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Banxico empezó a especular con la posibilidad de subir la tasa para tratar de frenar la volatilidad del dólar-peso que el día que se contaban los votos del brexit alcanzó niveles mínimos de 18.10 y máximos de 19.51 pesos.

OPINIÓN: La libra esterlina, la primera víctima del 'brexit'

La decisión de Banxico que finalmente se tomara semanas atrás, tomó al mercado esta vez prevenido, con una posición técnica no comprada dólares y llama la atención que el valor mínimo post- medida de subida de tasas no haya podido ser quebrado aún a pesar de las euforias bursátiles de EU y México en los últimos días.

En efecto, 18.10-18.08 pesos fueron los valores mínimos registrados después de la subida de tasas y ese nivel ha sido un gran soporte o piso para el dólar. Ni la euforia de las bolsas de los últimos días ha podido convencer a los comerciales de desarmar sus coberturas de seguro de cambio de dólares, ni los especuladores han comprado esta decisión de Banxico con la suficiente agresividad como ocurriera en febrero, y el dólar, al momento de escribir esta columna se encontraba en niveles de 18.50 pesos.

Banxico parece dejar claro que se siente incómodo con un dólar cercano a 20 pesos. En las dos oportunidades de este año que estuvo por encima de la barrera de 19 pesos, inmediatamente tomó medidas restrictivas monetariamente para tratar de incentivar a los participantes de mantenerse en pesos y no correr al dólar. Aquí cabe el siguiente interrogante: ¿Si lo lograra y si durante este 2016 no veremos los 20 pesos?

Leer: Banco de México complica la tarea a Hacienda

Seguimos pensando que, independientemente de las medidas de Banxico, existen aún diversos elementos de contexto internacional que pueden incrementar la demanda de dólares contra el peso y terminar llevando al dólar arriba de los 20 pesos antes de terminar el año en curso.

Estos elementos concretamente serían:

1. El dólar index que cotiza contra la canasta de monedas. Le falta aún una última apreciación contra las monedas centrales, euro, libra y yen, sin descartar en las dos primeras que veamos la paridad en las mismas. Un dólar firme en el mundo obviamente presionará y sugerirá un peso débil en México.

Lee: Vienen más alzas en el precio del dinero

2. Los commodities que registraron fuertes recuperaciones este 2016 comandados por el petróleo, que subió de su mínimo de 26 dólares a 52.28 dólares, lucen cansados. Muchos especuladores compraron este rebote en exceso y la composición técnica del mercado quedó muy comprado. La sorpresa podría ser que los commodities recorten gran parte o todo lo que subieron este 2016. Si esto ocurriera y estuviera en línea con un dólar firme en el mundo también afectaría al peso.

3. La tasa de interés estadounidense podría haber registrado un piso muy importante en 1.33% para la de 10 años y podría empezar a subir la tasa a niveles más razonables de 1.90-2 % y la subida puede acelerarse si superamos 2%; esto, independientemente de los movimientos de la FED que podría hacer una movida para arriba en los tipos referenciales de interés.

4. La euforia de las bolsas está muy focalizada a Estados Unidos y también el mercado mexicano creemos que no podrá sostenerse mucho tiempo, y cuando la euforia coloque a los múltiplos de ganancias en niveles ridículos (de eso nos ocuparemos en posteriores artículos) tendremos un pico épico en bolsas y un gran cambio de tendencia.

Todos estos elementos podrían generar que veamos al dólar arriba de 20 pesos antes de finalizar este año 2016, independientemente de los esfuerzos de Banxico.


Sin embargo, el mercado es muy técnico para operar. Tanto tiempo la zona de 18.10-17.85 no sea perforada por el dólar, tendremos riesgos de ir arriba de 20 pesos; la superación de 18.90-19.09 será el elemento confirmatorio. Por encima de esa zona es poco probable que los techos previos de 19.44-19.51 máximos anuales detengan la subida y como consecuencia podemos ver el nivel psicológico de 20 y niveles superiores generando masivas coberturas de dólares y venta de pesos mexicanos.

Lee: Los capitales amenazan con volar de México

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si ello ocurriera creemos que este 2016 será el último año de debilidad del peso y si logra ir arriba de 20 pesos, hacia 2017, vemos un panorama muy distinto. Esto es una tendencia de varios años de revaluación del peso y de debilidad del dólar, no siendo este un efecto limitado al peso sino a todas las monedas. Creemos que al 2016 aún le falta subir al súper-dólar americano contra el euro, contra la libra, contra el yen, contra el peso, pero será su último año del ciclo de 8 años de subida para pasar a un ciclo de 8 años de bajada y eso relajará al peso, pero hay que remarcar que ello puede ocurrir recién en 2017 y después que veamos niveles por encima de 20 pesos durante 2016.

Entonces nos preguntamos: ¿Qué sucedería si el dólar perforara 17.85 y allí se habilitara una euforia transitoria de revaluación del peso hacia niveles de 17.04-16.50 para darnos una gran oportunidad de cubrir posición de pesos a dólares para intentar de todas maneras ir en algún momento de lo que queda del 2016 arriba de los 20 pesos?

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×