OPINIÓN: Cuatro años de Política Exterior, un empedrado de buenas intenciones

Debe ser difícil convencer al público internacional de visitar México cuando Amnistía Internacional señala que el 64% de los propios mexicanos indica que no se siente a salvo de la tortura.
Cuarto Informe  El Informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto será presentado el 1 de septiembre.  (Foto: Fotoarte )
Por: XOCHITL PIMIENTA FRANCO

Nota del editor: Xochitl Pimienta Franco es Maestra en Análisis Político y Medios de Información por el Tec de Monterrey. Fue representante de la Organización para proteger los derechos de la infancia, Comunicación Cultural A.C., ante el ECOSOC de Naciones Unidas. Actualmente es Directora de Carrera de la Licenciatura en Relaciones Internacionales en el Tec de Monterrey, Campus Estado de México. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

(Expansión) – Si bien la política exterior de un país es una amalgama de factores externos e internos, se espera que el resultado de la misma traiga beneficios políticos y económicos a un país. El crecimiento de su comercio, el aumento en la inversión extranjera directa, el fortalecimiento de sus relaciones con otros países y el reconocimiento de la comunidad internacional, entre otras cosas.

En este contexto ¿Qué podemos esperar de la política exterior mexicana en este cuarto informe? Una respuesta fácil sería pensar por ejemplo una lista de los viajes que se han hecho con el fin de estrechar vínculos de cooperación con otras naciones, los acuerdos que se firmaron durante estos (si los hubo), los beneficios en términos de inversión, el avance de las políticas públicas para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sustentable, un breve recuento del Año Dual México–Alemania, etc.

OPINIÓN: Un año de claroscuros en política exterior

Pero más allá de los formalismos, esta cuarta entrega se antoja para algo más, para tener claridad sobre los resultados y las acciones precisas que guiarán la política exterior de nuestro país y no solo sobre la numeraria que suele ser bastante convincente, sobre todo si no se le conoce completa.

Personalmente esperaría la valoración de la intervención de México en las operaciones para el Mantenimiento de la Paz más allá del relevo de los mandos militares, la postura frente al examen periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, las acciones derivadas de las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre tortura y los resultados y acciones derivados de la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU para el problema mundial de las drogas (UNGASS 2016).

La política exterior de México, sobre todo en los últimos años, ha tenido la difícil tarea de defender la marca país y separarla por ejemplo de las alarmantes cifras de violencia como las reportadas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) que en abril registró 1683 víctimas de homicidio doloso en el país, cifra que para julio era ya de 2073.

OPINIÓN: Cuarto Informe de Gobierno, ¿y la rendición de cuentas?

Los diplomáticos mexicanos han debido ser cuidadosos y agudos al momento de hablar de temas como los Derechos Humanos, la tortura, los compromisos de México en materia de seguridad y la participación de nuestro país en las actividades de los diversos organismos internacionales. Debe ser difícil convencer al público internacional de visitar México cuando Amnistía Internacional señala que el 64% de los propios mexicanos indica que no se siente a salvo de la tortura.

Por su parte, la CIDH, en su informe país sobre México, señaló la situación como de crisis grave e hizo énfasis en las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas y la inseguridad que perciben y viven los ciudadanos en general; la impunidad como una constante en el sistema judicial y el difícil acceso a la justicia.

Lee: CIDH pide a México "romper el ciclo de impunidad imperante"

Más aún, debe ser difícil la promoción de inversión y el establecimiento de mecanismos de cooperación con países altamente desarrollados cuando el informe citado anteriormente señala la situación de peligro de los defensores y defensoras de derechos humanos, sobretodo en algunos estados del país, y la transgresión de los derechos de mujeres, grupos indígenas, jóvenes, niños, migrantes, y personas violentadas por homofobia, y reconoce la situación de los periodistas, toda vez que el nuestro –como bien sabemos–, es considerado como uno de los países más peligrosos para ejercer esa profesión.

OPINIÓN: Un paso atrás en una política social sana, informada y transparente

Termina el segundo tercio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto y es momento de empezar a ver resultados, en la presentación del Primer Informe de Gobierno, el entonces Secretario José Antonio Meade Kuribreña señaló: “México desea ser una fuerza positiva y propositiva en el mundo; un país con voz y presencia fortalecidas en la escena internacional; una nación solidaria y con claro liderazgo en temas de importancia compartida por los pueblos del globo. Los cimientos para lograrlo han sido ya establecidos.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con este cuarto Informe sabremos si esos cimientos eran sólidos o estaban sustentados únicamente en relaciones de amistad, en la intensa pero estéril participación de México en foros internacionales y en buenas intenciones.

OPINIÓN: Logros y desilusiones en el cuarto año de Peña Nieto

Ahora ve
Según la psicología, estos factores pueden predecir un divorcio
No te pierdas
×