OPINIÓN: El nuevo 'Mexican Moment': la revolución 'Fintech'

La innovación tecnológica en los servicios financieros permitiría que millones de mexicanos puedan ser bancarizados a través de un smartphone.
Fintech  Es un término que hace referencia a la combinación de la industria financiera con la tecnología.  (Foto: Cortesía)
Por: JAVIER MARTÍNEZ MORODO

Nota del editor: Javier Martínez Morodo dirige el área de GBM Digital donde se ha enfocado en el desarrollo de estrategias, productos y servicios financieros, apoyados en las nuevas tendencias digitales, que ayuden a resolver la escasa oferta de plataformas FinTech en el país. En 2011 lanzó GBMhomebroker, plataforma de e-trading ganadora del premio CNNExpansión al mejor proyecto financiero. Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad de su autor.

(Expansión)— Hace unos años, en el marco de las reformas estructurales, se auguraba en el entorno internacional que México se convertiría en una nueva potencia, y se hablaba del Mexican Moment. Personalmente, me gusta ser optimista y creo que vamos hacia esa dirección, incluso aún mejor, que está todo por acelerase con una variable que no muchos economistas y analistas ven: la industria Fintech.

Fintech es un término que hace referencia a la combinación de la industria financiera con la tecnología y que engloba a todos los servicios, empresas, startups o grandes corporativos del sector financiero que aprovechan las tecnologías más modernas para crear productos innovadores que van desde soluciones de pago, banca, inversiones, seguros y hasta fondos colectivos o crowdfunding.

Esta industria ha repuntado en los últimos años a nivel mundial, convirtiéndose en una de las principales opciones de inversión para fondos de venture capital y private equity. Tan solo en el primer trimestre de este año se invirtieron más de 5.7 mil millones de dólares en proyectos Fintech a nivel mundial. El banco de inversión Goldman Sachs calcula que esta industria podría llegar a valuarse en más de 5 billones de dólares.

En la corta vida de la industria Fintech ya existen casos de éxito que han llegado a cotizar en los mercados de valores. Por ejemplo, Square, una aplicación que permite tener terminales punto de venta desde tu celular, con un valor de mercado de más de 4,000 millones de dólares; o Lending Club, una marketplace de préstamos que nació como peer to peer, con un valor de mercado de más de 2.3 mil millones de dólares.

OPINIÓN: El futuro del dinero electrónico

Pero, ¿cómo es que esta industria genera valor para las personas?

Por un lado, la tecnología permite reducir costos, tener un mayor alcance y muchas eficiencias operativas. Los nuevos modelos de negocio y startups han cambiado el paradigma tradicional, de vender solo lo que la empresa quiere a tener lo que el cliente necesita.

El diseño también ha jugado un rol fundamental en la era moderna, ya que hoy no necesitas ningún manual para usar un iPhone o cualquier otro smartphone y lo mismo está sucediendo en la industria Fintech. La fricción y la complejidad de las operaciones se están reduciendo al máximo, existen casos como el de Venmo en EUA o WeChat en China, con los cuales puedes enviar dinero a quien quieras como si fuera un mensaje de WhatsApp. En ambos casos se facilita el uso y el acceso a esta operación a cualquier persona que tenga un smartphone y lo relacionan con una actividad diaria.

Al quitarle esta fricción y complejidad a estas operaciones, la adopción de estas tecnologías debería de subir por inercia, ya que las actividades financieras, nos demos cuenta o no, son parte esencial de nuestro día a día.

¿Estamos listos en México? Gracias a la reforma de telecomunicaciones, el acceso a smartphones en el país ha crecido de manera exponencial en los últimos meses. Cifras extraoficiales hablan de una penetración de casi el 90% de los adultos mexicanos a esta tecnología. Esto quiere decir que más de 80 millones de mexicanos cuentan con una “computadora portátil en su bolsillo”.

Lee: La mitad de los mexicanos, sin instrumentos financieros

Contrastando este dato con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015, donde se publica que cerca de 52 millones de adultos tienen al menos un producto financiero, existe una brecha de casi 30 millones de mexicanos que podrían ser bancarizados a través de su smartphone. Y esto solo hablando de cuentas básicas de ahorro. Arriba de esto hay créditos, seguros, afores y hasta inversiones por mencionar algunos de los servicios que se podrían desarrollar.


Cuatro acciones para impulsar la inclusión financiera en México

Aún más importante es la trascendencia y el impacto que esto podrá tener en nuestro país. La industria financiera es el motor de la economía y el hacerla extensiva a todos los mexicanos traerá muchos beneficios socioeconómicos, sobretodo en el bienestar de la población.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En un estudio realizado en 2013 entre comunidades sin acceso a la banca en México, (Bruhn y Love, 2013) se demostró que la “apertura de sucursales de banco tuvo un impacto significativo en la economía de la región, pues generó un aumento del 7 % en los niveles generales de ingresos en comparación con comunidades similares en las que no se había abierto una sucursal”. El efecto de la inclusión financiera en el país debe ser el punto de inflexión en la historia hacia un crecimiento sostenido y una economía desarrollada.

Hoy a través de la tecnología, la innovación y las telecomunicaciones esto se puede realizar potencialmente, esa es la trascendencia de esta nueva industria creciente llamada Fintech, que beneficia a emprendedores, inversionistas, empresas, comunidades y que está por transformar el ecosistema financiero del país para que por primera vez en nuestra historia, sea posible la inclusión financiera y así acelerar el ritmo de nuestro Mexican Moment.

Ahora ve
La película ‘Cartas a Vincent’ llega a México
No te pierdas
×