OPINIÓN: Banda ancha móvil para la alfabetización y las aptitudes digitales

Que el factor económico sea un obstáculo resulta lógico, pero no adquirir un servicio de banda ancha móvil por no tener habilidades para usarlo es una alerta para el ecosistema de esta industria.
Conexión  La tecnología debe ser una palanca del crecimiento y una facilitadora de las actividades personales y laborales.  (Foto: iStock)
Por: MARÍA JESÚS SALGADO

Nota del editor: María Jesús Salgado estudió la licenciatura en Física con especialidad en Optoelectrónica por la Universidad Santiago de Compostela. Tiene más de 15 años de trayectoria profesional en el sector de Telecomunicaciones. Actualmente ocupa la posición de director de Telecomunicaciones para everis México. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Banda ancha móvil… ¿para qué? Esta pregunta podría resultar desconcertante, ociosa o absurda para muchos, principalmente para los que cuentan con esta conexión de alta velocidad a internet.

Hasta ahora, el uso de este tipo de conexión se concentra en actividades relacionadas con el entretenimiento. ¿Y esto es malo? Por supuesto que no, el tema es que este enfoque del negocio empieza a generar otro fenómeno que puede convertirse en un freno a la penetración potencial del servicio.

Por muchos años, en América Latina el reto fue la expansión de la infraestructura para lograr mayor acceso a las conexiones de banda ancha. Hoy el escenario es halagüeño, pues de acuerdo con la GSMA (una organización que representa a cerca de 250 compañías de servicios móviles), la cobertura de banda ancha móvil es de 90% en la región. Esta es la buena noticia.

Lee: La banda ancha móvil en México creció un 21.3% en 2015, según la OCDE

Pero sabemos también que este importante avance no ha implicado, hasta ahora, la asequibilidad y el uso de este servicio en igual proporción. Aun y cuando los precios de los dispositivos móviles han experimentado drásticas reducciones y el costo del servicio de conexión también se ha reducido existe una parte de la población a la que resulta imposible pagarlos.

Que el factor económico sea el obstáculo resulta lógico, pero que la razón para no adquirir un servicio de banda ancha móvil sea no encontrar un valor real como para contratarlo -- aun entre personas que tienen la disponibilidad y capacidad financiera para hacerlo--, o no tener las habilidades para usarlo, entonces las alertas empiezan a encenderse para todo el ecosistema de esta industria.

Una encuesta realizada por la GSMA entre consumidores de la región de América Latina y el Caribe reveló que el 51% de las personas que no son aun usuarios de banda ancha móvil dio como razón que no identifican contenido relevante y el 33% dijo que no cuenta con el servicio por la falta de alfabetización y aptitudes digitales.

OPINIÓN: La deuda digital profundiza la desigualdad en el mundo

Estamos pasando entonces a un terreno complicado: el tope para ser un usuario de banda ancha móvil se está convirtiendo en un tema de la oferta de contenidos y/o en un asunto de aptitudes para hacer uso de la tecnología. Grave, cualquiera de las dos razones, dado el relevante papel que juega esta infraestructura en la productividad, la innovación y el desarrollo económico.

La tecnología debe ser una palanca del crecimiento y una facilitadora de las actividades personales y laborales. Qué bueno que podamos bajar videos y música, chatear o estar en redes sociales, pero si no estamos desarrollando contenidos para ser más productivos, por ejemplo, y no estamos ocupándonos de quienes están al margen de sus beneficios por no saber cómo y para qué usarla, entonces tenemos una mesa que está servida, pero coja.

¿Y de quién es la responsabilidad? ¿Es un asunto del mercado y los operadores o es un tema de políticas públicas? La respuesta está en las mismas preguntas: es una responsabilidad tanto de la industria como de los gobiernos, es un tema de coordinación que ya se ha intentado enfrentar a través de distintos programas por parte del gobierno y otros de responsabilidad social del lado de las empresas. Pero el resultado aun deja un largo camino si más del 80% de los que no son usuarios sigue ajeno a esta nueva realidad tecnológica por no saber para qué es la banda móvil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Infografía: ¿Cuáles son las entidades más conectadas en México?

La industria requiere seguir creciendo el negocio y sumar cada vez más conexiones. El gobierno tiene la obligación de proveer las condiciones para generar el bienestar de la población. El diagnóstico es claro y es oportuno. Se requieren recursos económicos y humanos para abatir este rezago, pero será más costoso no desembolsarlos porque entonces se perderá la oportunidad de que el modelo de nuestra sociedad de la información sea exitoso.

Ahora ve
La NFL mantiene sin cambios su política sobre el himno nacional
No te pierdas
×