OPINIÓN: ¿Qué le espera en los mercados al candidato electo en EU?

Quien resulte ganador en las elecciones del próximo 8 de noviembre en Estados Unidos recibirá una Reserva Federal que está presionada para subir sus tipos de interés.
Los ciudadanos estadounidenses votarán por su próximo presidente el 8 de noviembre.
Elección en puerta  Los ciudadanos estadounidenses votarán por su próximo presidente el 8 de noviembre.  (Foto: Expansión)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Con el solo hecho de mirar la relación dólar-peso mexicano, nos podemos dar cuenta que México prefiere que el próximo 8 de noviembre la candidata demócrata Hillary Clinton se alce con la victoria.

Cuando luego de los debates o las encuestas publican que se afianza la ventaja que lleva Clinton sobre Trump, tenemos inmediata revaluación del peso mexicano que dejó los 19.92 previos al primer debate para negociar en 18.90 al momento de escribir estas líneas.

El peso mexicano ‘gana’ tras el debate entre Hillary Clinton y Donald Trump

México parece ya haber votado por Hillary, pero queramos o no la elección es en Estados Unidos y los ciudadanos de ese país decidirán su presidente el 8 de noviembre, no antes. Recién cuando el último voto sea contado allí sabremos si lo que dicen las encuestas se transforma en realidad para México, lo que a priori sería una buena noticia o si por desgracia los votantes nos entregan una desagradable sorpresa.

Tenemos antecedentes de encuestas erróneas y sin ir más lejos en este año Fibonacci 2016, ya ocurrió con el brexit y con el "No" al acuerdo FARC-gobierno colombiano. En ambos casos las encuestas fallaron. En efecto, las mismas favorecían que Inglaterra se quedaría en la Unión Europea y en el segundo caso que el pueblo colombiano aprobaría el acuerdo de paz. De hecho, en ambos casos las encuestas nos jugaron una mala pasada. Para el bien del mercado mexicano esperemos que esta vez no sea así.

Ahora bien, si asumimos que las encuestas se consolidan para la candidata demócrata y su triunfo se materializa el 8 de noviembre, ¿será el fin de los problemas para México y el renacer de la señora Clinton como un verdadero 'ave Fénix'?

Nuestro análisis nunca será político. En primer lugar, pacientemente esperaremos los resultados del supermartes 8 de noviembre para tener una clara idea del vencedor, pero si el lector nos permite imaginarnos que finalmente la candidata demócrata será la triunfadora, la pregunta que cabe formularnos es, ¿qué le espera en los mercados al candidato electo?

OPINIÓN: ¿Clinton necesita apalear a Trump?

Recibirá una Reserva Federal que está presionada para subir sus tipos de interés. Parece que el ciclo de tasas bajas ha llegado a su fin y esperará que el nuevo presidente asuma para hacer su movida. Podría ser diciembre o en 2017, pero muchos analistas así lo esperan y pronostican.

Independientemente de lo que haga la Reserva Federal (Fed), nosotros vemos un mercado de bonos en el mundo con muchos rendimientos negativos y algunos con leve rendimiento positivo. Al ser el bono la inversa de la tasa, existen muchísimos bonos a altos precios, habiendo sido récord la tenencia por parte de especuladores; el mercado está muy comprado en una verdadera burbuja en la renta fija.

Lee: Miembros de la Fed ven un alza a la tasa relativamente pronto

Si la tasa estadounidense de 10 años confirma lo que está mostrando desde 1.36 -esto es una subida de tasas del rendimiento que le exigen los inversores al Tesoro de los Estados Unidos y la misma se ubica en 1.90 y en 2.35 y 2.50 -, este avance debería tener un efecto fuerte en todos los mercados.

El primer efecto de la subida de tasas en EU ya lo estamos viendo y es la firmeza del dólar estadounidense. Hoy es una realidad la moneda estadounidense contra el euro, ya que roza los 1.10 desde niveles de 1.14 que estaba semanas atrás; la libra en 1.22 desde niveles de 1.50 que estaba antes del brexit, pero también lo vemos contra el franco suizo, el canadiense y el mismo yen japonés; es decir, estamos viendo un súperdólar.

Lee: La Fed tiene argumentos para elevar tasas en diciembre

El segundo efecto puede ser golpear a los commodities nuevamente y generar un espiral deflacionario con una última caída de los mismos y de este modo afectará a los mercados emergentes en general y a México en particular; pero la pregunta relevante aquí es si se unirá a la deflación el único mercado que no ha sufrido la misma: la Bolsa americana.

Si la Bolsa americana se une, teniendo en cuenta la fuerte capitalización bursátil de Wall Street, el efecto contagio puede producir una caída en tándem en los mercados como fichas de dominó. En efecto, si la subida de tasas termina quebrando a la bolsa, seguramente Clinton o el mismo Trump, quien sea que resulte electo, tendrá una dura tarea hacia adelante.

OPINIÓN: Wall Street, ¿en presencia de una nueva burbuja?

De hecho, recibirá bonos sobrevaluados y, según nuestra visión, una Bolsa también inflada dentro de un mercado deflacionario de materias primas desde 2012. Si se desmorona la Bolsa o se sacude, los efectos se verán en todo el mundo y un selloff o ventas masivas de bonos, de acciones y commodities puede sumir en un escenario deflacionario, en el que la bolsa se estaría uniendo a lo que los commodities anticiparon desde 2008-2011. Si este fuera el escenario, Clinton que aparece como un 'ave Fénix', rápidamente pasará a la opinión de la comunidad inversora del 'ave Fénix' actual a un verdadero 'cisne negro'.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Es muy difícil definir una burbuja. La mayoría de los inversores navegan en ella sin darse cuenta de la misma hasta que explota y por ello puede seguir inflándose tanto en bonos como en acciones, para darnos ambos nuevos techos épicos antes de la ruptura. En el caso del Dow parece que los niveles de 17,990 son importantes y, si son perforados, una caída importante puede estar a la vuelta de la esquina. Pero mejor no nos anticipemos: los niveles deben ser perforados y veremos si esto ocurre antes de las elecciones o con los resultados puestos, o si la burbuja se sigue inflando para explotar en algún momento de 2017.

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×