OPINIÓN: Drones y no camiones autónomos, la clave para la industria

Avanzar hacia drones industriales ampliamente utilizados significa que las empresas podrían comenzar a reemplazar los camiones en las carreteras dentro de cinco años.
Envíos  Empresas como Amazon piensan hacer entregas mediante drones.  (Foto: Amazon/Cortesía)
Por: TIMOTHY CARONE

Nota del editor: Timothy Carone es profesor asociado de enseñanza en el departamento de TI, Analítica y Operaciones del Mendoza College of Business de la Universidad de Notre Dame. Un ex astrofísico, Carone es el autor de Future Automation: Changes to Lives and to Businesses. Las opiniones expresadas en este comentario son solo suyas.

(CNN) — Un problema con la tecnología es que a veces lo que parece ser una gran solución no puede sobrevivir a su fama. Toma como ejemplo, todo el bombo alrededor de los automóviles y aviones “sin conductor”.

Durante años, los autos sin conductor estuvieron en las áreas de investigación y desarrollo de empresas como Google y Tesla. Ahora están haciendo la transición desde el área de I+D hacia desarrollos operacionales o de ingeniería.

Aún hay limitaciones significativas para un amplio despliegue de vehículos que se conduzcan solos —los nuevos autos sin conductor de Uber en Pittsburgh tienen seres humanos detrás del volante— pero se están acercando a un nivel de madurez operativa que les permite abordar un gran problema: las 100 muertes y las 10,000 lesiones causadas al día por accidentes de tráfico en Estados Unidos.

El problema es que, aunque hay un buen argumento para los autos y aviones sin conductor, es más difícil justificar la necesidad de camiones sin conductor, especialmente en entornos urbanos, donde sus operaciones son limitadas por los patrones de tráfico complejos, las calles de un solo carril con muchos obstáculos en ambos lados y peatones que son impredecibles.

Y en ninguna parte es más evidente esta falta de correspondencia entre la “solución” tecnológica y el “problema” a resolver que en el reciente anuncio de Uber de camiones de cerveza sin conductor.

Lee: Autos voladores y autónomos, el nuevo plan de Uber

Ciertamente, la entrega de la cerveza automatizada es un gran titular noticioso, pero la seguridad exige que observemos esto más de cerca. A diferencia de los autos, los camiones sin conductor han sido sometidos únicamente a pruebas limitadas: en condiciones ideales, y durante relativamente pocos kilómetros. Esto es importante debido a que la inteligencia artificial detrás de los camiones sin conductor está resultando más difícil de desarrollar que el software similar para automóviles sin conductor.

El camión de cerveza de Uber puede ser un buen comienzo, pero ninguna empresa debe esperar que gran parte de su flota de camiones de larga distancia sea 'sin conductor' en 5 a 10 años. La aerodinámica de los camiones es más compleja que la de los automóviles debido a su tamaño y a la variedad de cargas que pueden transportar. Los automóviles llevan seres humanos y algunos artículos pequeños. Los camiones transportan todo, desde una carga de cerveza hasta una carga de ganado vivo.

En resumen, el trabajo para desarrollar camiones sin conductor que puedan ser utilizados de forma confiable por las empresas está mucho menos avanzado que el de los automóviles sin conductor. No hay garantía de que el resultado de este trabajo de desarrollo, y sus costos, dé lugar a camiones comercialmente útiles que sean desplegados en gran número.

Pero hay una alternativa superior a los camiones sin conductor. La investigación ya se ha hecho, y las operaciones ya están maduras.

En lugar de camiones, Uber y Anheuser-Busch InBev deberían estar invirtiendo para el futuro en aviones no tripulados, drones aéreos.

Estos drones pueden volar cargas industriales desde una terminal a una ubicación de entrega en un camino que es más directo que las carreteras existentes. Aunque los ejemplos de esta utilidad para los aviones no tripulados son todavía pocas y distantes, existen en todo el mundo.

Lee: Drones e impresoras 3D, ¿los nuevos mensajeros?

Pequeños drones en Australia y Ruanda están llevando cargas de varios cientos de kilogramos. Amazon ha anunciado que pondrá a prueba las entregas mediante drones en colaboración con el gobierno del Reino Unido. Y una compañía israelí tiene un prototipo de avión no tripulado que puede llevar 500 kilogramos durante 50 kilómetros.

Las empresas que buscan utilizar aviones industriales pueden aprender de las organizaciones militares y de inteligencia, que han llevado a cabo operaciones maduras para grandes drones que maniobran en situaciones adversas. Los drones industriales pueden reutilizar gran parte del software y las mejores prácticas operativas que estas organizaciones han desarrollado en las últimas dos décadas.

Avanzar hacia drones industriales ampliamente utilizados significa que las empresas podrían comenzar a reemplazar los camiones en las carreteras dentro de cinco años, con enormes beneficios para las ganancias, los trabajadores y los consumidores.

OPINIÓN: El impacto de los drones y el reto de la industria aseguradora

Además de estar en una etapa más avanzada y práctica de desarrollo, los drones no tripulados industriales tienen ventajas clave sobre los camiones sin conductor. En primer lugar, no tienen que carecer de piloto. Esto simplifica sus operaciones debido a que ya existe una población preparada de dichos pilotos: la habilidad requerida para volar un dron industrial sería similar a la que se requiere para manejar aviones no tripulados ya en uso por las comunidades militares y de inteligencia.

Los drones industriales pueden transportar cargas a lo largo de una ruta más directa, ya que su misión es simplemente mover una carga desde el punto A al punto B. Un dron industrial puede recoger una carga en un punto y entregarlo a su ubicación en una línea recta en lugar de seguir los sistemas de autopistas e interestatales de Estados Unidos. Aún mejor, un dron industrial no está sujeto a las limitaciones que hoy en día tienen muchos camiones de longitud, anchura, altura y peso.

Y lo mejor de todo, la madurez operativa de un dron lleva a los conductores de camiones existentes a un equipo de pilotos potenciales. En lugar de ver eliminados sus empleos, los conductores de camiones podrían ser entrenados para sentarse en un lugar remoto y operar drones industriales en cualquier parte del país. A diferencia de camiones sin conductor, los drones industriales podrían ofrecer empleo a los camioneros en una cuarta revolución industrial.

Debido a que estos pilotos deberían ser capaces de manejar más de un dron a la vez, los drones industriales proporcionarían a los clientes eficiencia, y mejorarían la experiencia del consumidor.

Tenemos dar prioridad a las inversiones para mejorar la industria del transporte. La mayor parte de estos fondos deben ser reutilizados para abrazar el futuro de los drones industriales a medida que se continúa con el desarrollo de camiones sin conductor con una prioridad más baja.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En este momento, cerca de 10 millones de camiones están en marcha en un momento dado en Estados Unidos, lo que representa tanto riesgos para la seguridad como costos enormes. Los corredores de mercancías más utilizados, que constan de 42,000 kilómetros de carreteras, representan más del 95% de ese total. La infraestructura asociada a estos corredores de mercancías requiere miles de millones de dólares anuales para ser reparada y mantenida.

Sustituir esto por camiones sin conductor no aborda esta situación de una manera positiva. Eliminar camiones de la carretera y reemplazarlos con aviones no tripulados industriales nos llevará hacia el futuro con un mejor historial de seguridad y menos estrés en nuestra infraestructura.

Ahora ve
Angela Merkel fracasa en su intento de crear un gobierno de coalición
No te pierdas
×