OPINIÓN: Hillary Clinton y los votantes negros, un acuerdo por cerrar

Además de las percepciones de que Clinton carece del carisma del presidente Obama o de su esposo, su candidatura no ha logrado resonar plenamente entre algunos segmentos de la población negra.
Hillary Clinton y Michelle Obama se unen contra Donald Trump
Por: ANDRA GILLESPIE

Nota del editor: Andra Gillespie es profesora asociada de ciencias políticas y directora del Instituto James Weldon Johnson para el Estudio de la Raza y la Diferencia en la Universidad de Emory. Escribió el libro "The New Black Politician: Cory Booker, Newark and Post-Racial America" y está trabajando en uno nuevo, "African Americans and the Obama Administration: Substance, Symbols and Hope". Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) – En la recta final de su campaña Hillary Clinton se enfrenta al reto de conseguir el voto de los electores negros.

El electorado negro que acuda a votar el martes 8 de noviembre votará en gran medida por Clinton porque no puede concebir votar por la alternativa. Ella solo tiene que lograr que suficientes de ellos acudan a las urnas si espera ganar. Para lograrlo, su campaña tendrá que hacer el trabajo duro de entablar un contacto personal con estos votantes. Y, al final del día, este tipo de actividades -no los mítines ni los conciertos- son las que impulsan la participación en los comicios.

OPINIÓN: El aterrador trasfondo para las mujeres en la elección de EU

En este momento crítico de su campaña, Clinton y su equipo deben prestar especial atención a las preocupaciones de los estadounidenses negros. Por ejemplo, a raíz de los disparos de agentes policiales y la aparición de Black Lives Matter, muchos jóvenes negros muestran poca paciencia y tolerancia con los políticos que hacen promesas de campaña y luego desaparecen después del conteo de votos. Clinton necesita persuadirlos de su interés sincero en sus preocupaciones, ahora y más allá del día de la elección.

Todo esto se ha puesto de manifiesto en los últimos días por la elección tan reñida, y por las últimas noticias -que menos negros están emitiendo un voto temprano-. La población afroamericana, otrora baluarte del voto temprano, ha votado hasta ahora a tasas más bajas que en 2012 en estados competidos como Florida, Georgia y Carolina del Norte. Las campañas demócratas están observando estos números con alarma, saben que la anémica participación negra puede significar la diferencia entre ganar o perder las elecciones.

OPINIÓN: El sórdido asunto que Clinton y Trump eluden

Una combinación de factores contribuye a la posible disminución de la participación de votantes negros. La ausencia de un candidato negro como el presidente Obama sin duda lo explica en parte, al igual que el hecho de que los demócratas en general no han sido tan entusiastas con la campaña de este año como en años previos. A medida que se acerca el día de la elección, insto a los observadores a que presten mucha atención a las tasas de participación en ambos grupos, tanto de edad como de raza, y redoblen sus esfuerzos en las operaciones para animar a votar.

Siempre ha sido una posibilidad que la participación del electorado negro pudiera ser menor en 2016. Si bien la encuesta Current Population Survey reportó una participación récord de la población negra en los años 2008 y 2012 (la participación de los votantes negros incluso superó la participación de los votantes blancos en 2012) los observadores siempre se preguntaron si los niveles de participación bajarían cuando Barack Obama ya no apareciera en la boleta.

Michelle Obama critica los comentarios de Trump sobre las mujeres

Y el problema se agrava por la falta de entusiasmo por la candidatura de Hillary Clinton. Además de las percepciones de que Clinton carece del carisma del presidente Obama o de su esposo, su candidatura no ha logrado resonar plenamente entre algunos segmentos de la población negra.

Es cierto que Donald Trump tampoco resuena, pero los informes cualitativos y cuantitativos señalan que los jóvenes negros en particular acaso no acepten plenamente a Clinton como candidata. Ya sea que la vean como una política más o crean que su apoyo a las políticas contra el crimen en la década de 1990 llevó al surgimiento de un estado policial que discrimina por motivos de raza, numerosos estudios indican que Clinton no ha capturado la imaginación de los votantes negros en estas elecciones.

OPINIÓN: ¿Clinton sabe lo que quieren los 'millennials'?

Hace poco me asocié con colegas de la Universidad George Washington para escribir un informe para el Joint Center for Political and Economic Studies, fundamentado en datos de sondeos que recopilaron al inicio del ciclo de las elecciones generales.

Detectamos claras diferencias en la forma en que los votantes de mayor y menor edad veían esta elección. Los votantes negros en el rango de los 18 y 29 años fueron significativamente menos proclives que sus pares mayores a decir que planeaban votar, y más proclives que la generación de sus abuelos a declarar que no planeaban votar.

Lee: Clinton y Michelle Obama suman fuerzas contra Trump

Y entre los que sí exteriorizaron apoyo a Hillary Clinton hubo divisiones generacionales en cómo racionalizaron ese apoyo. Los votantes negros menores de 40 años eran más proclives a decir que estaban votando en contra de Trump, mientras que los votantes negros de 40 años o más solían enmarcar su voto como un voto para Clinton.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Clinton tendrá que convencer a estos electores escépticos de que vale la pena votar y votar por ella. Ella debe dejar claro que sus intenciones de permanecer comprometida con estas comunidades después de las elecciones son genuinas. Luego, si es elegida, tendrá que cumplir con su promesa de permanecer comprometida y de ser receptiva.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
¿Donald Trump retirará propuesta de construir un muro por falta de presupuesto?
No te pierdas