OPINIÓN: No podemos dejar que EU se convierta en 'Trumpistán'

Las ideas del candidato republicano en contra la libertad de prensa, política y de culto amenazan con crear un retroceso en el país si él llegara a la presidencia.
La verdad es que no tenemos idea de lo que Donald Trump haría realmente como presidente si fuera elegido, asegura el analista Dean Obeidallah.
¿Trasformar a EU?  La verdad es que no tenemos idea de lo que Donald Trump haría realmente como presidente si fuera elegido, asegura el analista Dean Obeidallah.  (Foto: Reuters)
Por: DEAN OBEIDALLAH

Nota del editor: Dean Obeidallah, ex abogado, es el anfitrión del programa diario de radio de SiriusXM The Dean Obeidallah Show y es columnista de The Daily Beast. Síguelo @TheDeansreport. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente a los autores.

(CNN) – “Si faltas al respeto a la Constitución amenazando con cerrar los medios cuando no dicen cosas que te gustan o amenazas con arrojar a tu oponente a la cárcel o discriminar a personas de diferentes creencias; si haces eso antes de ser elegido, entonces, ¿qué vas a hacer cuando tengas el poder real para hacer esas cosas?”.

Esas fueron las apasionadas palabras del presidente Barack Obama el martes cuando nos advirtió sobre una presidencia de Donald Trump. Y Obama tenía razón en hacer sonar las alarmas. Tenemos que preguntarnos: ¿un presidente Trump tratará de implementar —a través de leyes, reglamentos u órdenes ejecutivas— sus promesas de limitar la libertad de religión, encarcelar opositores políticos y restringir la libertad de prensa?

OPINIÓN: El aterrador trasfondo para las mujeres si gana Trump

Y si lo hiciera, ¿tú estarías satisfecho con la idea de que Trump transforme nuestra nación de Estados Unidos de América en 'Trumpistán'? No, nuestro país no se convertiría en Afganistán. Pero, bajo el gobierno de un presidente Trump ya no sería “la ciudad brillante en la colina” con “gente de todo tipo viviendo en armonía y paz”, como dijo Ronald Reagan en su discurso de despedida de 1989.

En cambio, sería una nación gobernada por un mentiroso en serie, egoísta y susceptible, que parece tener poco respeto por nuestras instituciones democráticas. Ahora bien, puede que algunos se sientan inclinados a desdeñar todo esto como una habladuría hiperbólica, pero podrían estar cometiendo un peligroso error, considerando la naturaleza vengativa de Trump.

OPINIÓN: Para Trump, la derrota podría ser la victoria más grande

Él se ha tirado a la yugular de cada persona que lo ha criticado, desde otros políticos y medios de comunicación hasta Saturday Night Live, al tuitear que el programa debería ser sacado del aire cuando se burló de él de una manera que encontró censurable.

Parodia de Trump en Saturday Night Live

Y, alarmantemente, como presumió su amiga desde hace años y oradora en su nombre Omarosa en septiembre, si Trump gana, “cada crítico, cada detractor, tendrá que inclinarse ante el presidente Trump”. Eso sin duda suena como algo que exigiría un líder guerrillero de Afganistán, no un presidente de Estados Unidos.

Como bien notó Obama el martes, Trump no es fanático de la libertad de prensa, al menos cuando se trata de medios de comunicación que lo critican en maneras que él considera injustas. Trump ha hecho más que lanzar a los medios de comunicación insultos comunes y corrientes. En mayo, Trump dijo que quiere “abrir nuestras leyes de difamación” para que él pueda demandar a los medios de comunicación no solo cuando escriben historias falsas, sino también cuando él las considera como “negativas a propósito”. (Bajo ese estándar, yo y cualquier escritor que critique a Trump podría ser demandado).

OPINIÓN: Trump, en el punto de no retorno

Obviamente, la Primera Enmienda protege la libertad de prensa. Pero, ¿acaso un presidente Trump emitiría ordenanzas ejecutivas que efectivamente restrinjan las críticas al gobierno bajo el disfraz de luchar contra el terrorismo, de manera similar a lo que ahora vemos ahora en Pakistán? Considerando la pasión de los partidarios de Trump que han abucheado a los medios con entusiasmo en los eventos del candidato, es plausible que muchos acepten una represión de los medios de comunicación críticos a Trump.

Trump no solo ha prometido que su oponente política Hillary Clinton será investigada criminalmente, sino que también le dijo en el segundo debate presidencial que si él estuviera a cargo de la ley en el país, “tú estarías en la cárcel”. Claro, en países como Uzbekistán, los opositores políticos son encarcelados, pero no en nuestra nación.

OPINIÓN: El fantasma de Trump perseguirá al Partido Republicano

Y además, está la libertad de culto. Trump, aunque se retractó de su prohibición musulmana, todavía no ha rescindido su promesa de vigilar a los musulmanes estadounidenses simplemente por su fe. De hecho, en junio, Trump reiteró: "Tenemos que ser muy fuertes en términos de observar las mezquitas”.

Esto viola la esencia misma de la libertad de culto, que garantiza la libertad de ser acosado o señalado por nuestro gobierno simplemente por nuestra fe. ¿Qué tan diferente es esto de lo que vemos en Tayikistán, donde el gobierno ha perseguido creencias minoritarias como los Testigos de Jehová, así como ciertas sectas islámicas y protestantes?

OPINIÓN: ¿Por qué Donald Trump no conseguirá lo que sí logró Hugo Chávez?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La verdad es que no tenemos idea de lo que Trump haría realmente como presidente si fuera elegido. Podría retractarse de estos prometidos ataques contra nuestra democracia y nuestras libertades. O podría estar más envalentonado para silenciar a sus críticos, investigar y posiblemente encarcelar a opositores políticos y privar a ciertas religiones minoritarias de su libertad de culto. En realidad, la única manera de asegurar que Estados Unidos no se transforme en 'Trumpistán' es asegurarse de que nunca tengamos un presidente Trump.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×