OPINIÓN: 5 señales para saber si tu empresa ofrece un buen salario emocional

El valor de un empleo debe medirse más allá del salario monetario, también debe balancearse con el salario emocional.
Es importante evaluar las implicaciones que tiene tu empleo o ir a éste en tu vida y necesidades personales
Balanza  Es importante evaluar las implicaciones que tiene tu empleo o ir a éste en tu vida y necesidades personales  (Foto: iStock)
Por: FERNANDO CALDERÓN

Nota del editor: Fernando Calderón es director de mercadotecnia y relaciones públicas de OCCMundial. Licenciado en Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana, con especialización en finanzas y mercadotecnia, se ha desempeñado en diferentes funciones directivas de marketing en empresas como Avantel y Axtel. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — ¿Te has preguntado por qué estás en un trabajo? Regularmente debemos hacernos esta pregunta para saber si es lo que realmente queremos o es lo que nos tocó, si va de acuerdo con las expectativas que tenemos de nuestra carrera o es un trampolín en lo que encontramos algo que nos ayude a cumplir nuestros objetivos profesionales o si es un empleo que simplemente nos hace feliz.

Es un cuestionamiento que no solo nos ayudará a dirigirnos y enfocarnos sino a darle un valor al momento en el que estamos y al empleo que tenemos.

El valor de un empleo debe medirse más allá del salario monetario, incluyendo sueldo, bonos y prestaciones. Un buen salario monetario nos permite poder cubrir nuestros gastos personales o familiares en alimentación, sustento, educación y salud, y si somos muy afortunados, incluso nos permite invertir en esparcimiento, entretenimiento y viajes.

OPINIÓN: Coaching de vida, una opción para motivar a los trabajadores

Pero, ¿es suficiente? ¿Qué pasa si tenemos los recursos económicos para hacer todo lo que mencionamos anteriormente, pero nuestro empleo representa diariamente una pesadilla? Aquí es donde debemos hacer un alto y buscar tener un buen balance entre el salario monetario y el salario emocional de un empleo.

Lo anterior se ejemplifica muy bien con los resultados de una encuesta elaborada por OCCMundial en febrero pasado, que nos brindó cinco razones principales por las que los profesionistas se sienten o sentirían satisfechos en su trabajo: salario y prestaciones (68%), nuevos conocimientos (65%), desarrollo de carrera (63%), buen balance con vida personal (54%), buena relación con compañeros y equipo de trabajo (44%).

Lee: Mejores sueldos y 'home office', propuestas para la CdMx

Nos da gusto saber que aunque el salario y prestaciones es lo que más valoran los profesionistas, no se queda nada atrás el valor que le dan al conocimiento, desarrollo de carrera, balance vida y trabajo y buen ambiente laboral, éstas y otras retribuciones son las que hacen sentir bien al empleado.

Es normal que muchos no lo vean así por la necesidad de cubrir urgentemente necesidades básicas. No nos detenemos a pensar que el tener una buena estabilidad emocional en nuestro trabajo nos permitirá un mejor desarrollo de carrera, por lo tanto un ascenso o promoción, pero además y de manera muy importante, nos permitirá tener salud emocional y evitar consecuencias físicas y emocionales a causa del estrés.

Para saber si tu empleo ofrece un buen salario emocional, a continuación te enumeramos cinco señales:

Siempre hay nuevos retos. Un buen trabajo está asociado con la forma en que éste beneficia tu carrera a largo plazo. Si tu puesto no ofrece experiencias o aprendizajes adicionales a los que ya posees, quizá convenga que busques otras opciones, de lo contrario podrías frenar tu crecimiento.

Te sientes respetado. El respeto es la base de toda relación y en el ambiente laboral no es la excepción. La relación con tus superiores, colegas o tu equipo de trabajo debe estar basada en una comunicación sana y armoniosa.

Te sientes parte de la empresa. Sin duda tu rendimiento no será el adecuado si lo que haces no va de acuerdo a tus principios y si tus valores no comulgan con los de la empresa.

Calidad de vida. Es importante evaluar las implicaciones que tiene tu empleo o ir a éste en tu vida y necesidades personales.

El dinero no es lo único atractivo. Sabemos lo importante que es recibir un buen sueldo y prestaciones, pero esto no debe de ser determinante para evaluar tu empleo. Si lo único atractivo de tu empleo es el salario, el precio a pagar puede ser muy alto: horarios laborales excesivos, estrés y poca vida personal, por ejemplo.

Lee: El estrés debuta en la tabla de enfermedades del trabajo

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Si tu empleo no cumple con la mayoría o todas las características mencionadas arriba, debes tomar la decisión de buscar uno realmente mejor. No estamos recomendando que renuncies sin tener una mejor alternativa sino que hagas una buena planeación empezando por decidir lo que quieres obtener, analizar si necesitas desarrollar alguna habilidad o competencia y buscar las herramientas adecuadas para hacer una búsqueda efectiva.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×