OPINIÓN: Cómo cambió Obama a Estados Unidos

Barack Obama hizo lo que siete presidentes fallaron en hacer: hizo de la salud un derecho fundamental. Como se le quiera llamar, no obstante se le reforme, ese derecho perdurará.
Las mejores fotos de Barack Obama en la Casa Blanca
FAREED ZAKARIA

Nota del editor: Fareed Zakaria es presentador del programa Fareed Zakaria GPS. Este artículo es adaptado de la conclusión de "El legado de Barack Obama" que se emitió el 7 de diciembre en CNN. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - En mayo del 2010, según dice la revista Time, Obama invitó a un destacado grupo de los más distinguidos historiadores presidenciales estadounidenses a una cena en la Casa Blanca. Estaba en búsqueda de ideas, ejemplos y "lecciones de sus predecesores".

"Pero mientras progresaba la charla", reportó Time, "quedó claro para muchos que Obama" estaba más interesado en los logros de Ronald Reagan.

A primera vista, Reagan era un modelo extraño a seguir (un archiconservador, un actor devenido en político que era mejor conocido por sus anécdotas y humor antes que por su análisis e intelecto).

Pero Obama vio que Reagan fue un presidente transformador. Alguien que, como dijo mientras hacía campaña en el 2008, "cambió la trayectoria de Estados Unidos de una manera en que Richard Nixon y Bill Clinton no lo hicieron". Claramente esa era también la aspiración de Obama, cambiar la trayectoria del país.

OPINIÓN: La desagradable campaña Clinton vs. Trump favorece a Obama

¿Lo hizo? Si hubiera estado haciendo balance a mediados de 2016, el caso habría sido abrumador. La administración de Obama instauró un sistema casi universal de salud. Reformó de manera fundamental la política energética estadounidense en el combate al cambio climático e impulsó una revolución de energía limpia.

Puso en acción la más grande reorganización de la industria financiera desde la Gran Depresión. Rescató la industria automotriz, y mucho de ello pasó en los primeros 18 meses de gobierno. Obama ha argumentado, con mérito, que en sus primeros dos años en el cargo hizo más en política doméstica que cualquier otro presidente desde Lyndon Johnson.

Pero, por supuesto, todo eso está en peligro. Donald Trump ha prometido que borrará la presidencia de Obama. Algo sí lo puede borrar fácilmente, pero en otros aspectos el legado es casi indeleble.

Lee: "Haré todo lo que pueda para que Trump tenga éxito", aseguró Obama

Cerca de 22 millones de personas están siendo beneficiadas con el Obamacare. La energía limpia es ahora una gran industria estadounidense con millones de empleos. La política exterior de Obama, enfocada en soluciones diplomáticas, precavidas intervenciones militares y en construcción de nación, refleja el ánimo del país.

Pero viéndolo de forma más amplia, desde las regulaciones financieras hasta la inmigración, pasando por la reforma judicial al medio ambiente, muchas de sus políticas estarán bajo presión y pueden ser deshechas enteramente.

¿Cómo pasó esto? Cuando miramos hacia atrás a presidentes como Lyndon Johnson o Franklin Delano Roosevelt es claro que para sostener un prolongado legado necesitas no sólo ser elegido, sino forjar una coalición política.

El legado de Barack Obama entre sombras y luces

Johnson y Roosevelt tenían mayorías en el Congreso que duraron. Barack Obama fue un político extremadamente carismático, pero no fue capaz de construir una base política por debajo suyo. De hecho, durante sus ocho años, el Partido Demócrata ha sufrido una histórica serie de derrotas tanto a nivel estatal como nacional, poniéndolos en la peor posición en la que han estado desde la década de los 20 del siglo XX.

¿Cuál fue el error de Obama? ¿Falta de habilidad política? Tal vez, aunque es igualmente probable que las corrientes fueran tan fuertes que ninguna persona pudiera cambiarles el sentido. En años recientes, Estados Unidos ha ido hacia un enorme cambio económico, tecnológico, político y cultural, y en algunas partes del país ha habido un creciente rechazo hacia ello y hacia el hecho de que haya un presidente negro.

En esa entrevista sobre Reagan, Obama aseguró que el expresidente republicano "nos puso en un camino fundamentalmente diferente porque el país estaba listo para ello". Lo que deja poco claro si el país estaba listo para la visión de Obama.

Lee: Obama pide corregir el rumbo de la globalización

La apuesta más dramática que hizo fue por el sistema de salud. Invirtió los primeros años de su presidencia y todo su capital político en hacerlo aprobar. Y yo argumentaría en que incluso si Donald Trump encuentra una vía para tumbarlo, quedará como un logro histórico.

Barack Obama hizo lo que siete presidentes fallaron en hacer, hizo de la salud un derecho fundamental. Como se le quiera llamar, no obstante se le reforme, ese derecho perdurará, por la ambición de Barack Obama. Es la firma del logro de un presidente consecuente.

Barack Obama le hace una recomendación a Donald Trump

Pero los legados presidenciales también viven por encima y más allá de las leyes y las políticas. Recordamos a John F. Kennedy por la energía, la vitalidad y la elegancia que le dio a la Casa Blanca. Y, en ese sentido, Obama ha dejado una marca indeleble. Él y su familia ocuparon la Casa Blanca con dignidad, gracia y buen humor.

Obama dirigió una administración libre de escándalos. Celebró y promovió la excelencia estadounidense en cada esfera, desde la ciencia hasta el arte y los deportes. Y lo hizo todo mientras estaba bajo un microscopio, porque él miraba diferente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En un sentido, Estados Unidos hizo una gran apuesta en elegir a Barack Obama como su primer presidente negro. Y con respeto a su carácter personal e intelecto, la mayoría del país cree que fue una apuesta que pagó bien.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×