OPINIÓN: Imagina un mundo sin jirafas

Solemos asumir que las especies sobrevivirán de una generación a otra, que esos elefantes o jirafas estarán allí afuera, en algún lugar; pero no, no estarán, a menos que cambiemos nuestros hábitos.
Las jirafas entran a la ‘lista roja’ por riesgo a desaparecer
JOHN D. SUTTER

Nota del editor: John D. Sutter es un columnista para CNN Opinion que se enfoca en el cambio climático y la justicia social. Síguelo en Snapchat, Facebook, email. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) – Es el mamífero más alto del mundo.

Su cuello como grúa, piernas de palo, rodillas chuecas y estatura de dos pisos lo convierten en un torpe favorito de los autores de cuentos infantiles y dibujantes. Este animal crea un tipo extraño de admiración a las sabanas de África.

Pero quizás sea mejor para nosotros empezar a imaginar a un mundo sin la humilde jirafa.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza elevó a esta criatura simplona, conocida por su cuello de grúa que le ayuda a alcanzar las hojas de las copas de los árboles que sus competidores no, al estatus de “vulnerable”, lo que significa que el animal se enfrenta a un alto riesgo de extinción.

Lee: Las jirafas están en peligro de extinción, alerta un informe

La jirafa subió de la categoría conocida como “de poca preocupación”.

La razón: un fuerte descenso en las poblaciones de jirafas, de 36% a 40%, en las últimas décadas.

En 1985, dijo el grupo, existían hasta 163,452 jirafas. Ahora el estimado es de 97,562.

OPINIÓN: Cómo salvar 12.6 millones de vidas al año

Esto pone a las jirafas en Buena compañía. El elefante, el orangután, algunas abejas, el coral, tantas creaturas geniales de la Tierra se enfrentan a la extinción estos días. Si continúan las tasas de caza furtiva, algunos temen que los elefantes africanos desaparecerán en 20 años.

Los científicos temen que el arrecife de coral desaparecerá casi del todo para 2050 pues los humanos continúan liberando combustibles fósiles a la atmósfera, calentando los océanos y haciendo más ácida el agua, dificultando la vida del coral.

¿Cuál será la política ambiental de Estados Unidos con Trump en la presidencia?

He pasado gran parte del 2016 reportando sobre los eventos de extinción masiva que suceden alrededor del mundo para una serie de CNN llamada Vanishing. Ese reportaje debutará en CNN International el viernes y en este sitio web el lunes.

Si hay algo que me llevo de mis viajes es esto: No podemos dar por hecho a las especies.

Asumimos con frecuencia que sobrevivirán de una generación a la otra, que esos elefantes o jirafas estarán ahí, en algún lugar.

No lo estarán. No a menos que nosotros los humanos cambiemos drásticamente nuestras acciones.

OPINIÓN: Donald Trump se queda solo con su discurso anticlimático

En California, me reuní con Anthony Barnosky, director ejecutivo de la Reserva Biológica Jasper Ridge de la Universidad Stanford y experto mundial sobre extinción. Él me dijo que los humanos contamos con, a lo mucho, 20 años para cambiar la manera en que tratamos a la naturaleza o produciremos el sexto evento de extinción masiva en la historia de la Tierra.

Estamos hablando de la magnitud de la desaparición de los dinosaurios, es decir, tres cuartos de todas las especies conocidas, no sólo las lindas e icónicas, podrían desaparecer en un par de siglos. ¿Te cuesta trabajo imaginar ese mundo?

"La mejor forma de imaginar la sexta extinción masiva es ver hacia afuera e luego imaginar que tres de cada cuatro especies que eran comunes ahí ya no existen”, dijo. “Ese sería un paisaje muy pobre”.

Sin duda lo sería.

Si eso no te conmueve, considera las consecuencias para los humanos, también. "Básicamente estamos aniquilando la vida de nuestro planeta, y eso es solo la vida conocida… de todo el universo”, me dijo Paul Ehrlich, también de Stanford.

“Es la vida que ha dado forma al planeta, que hizo posible que nosotros vivamos aquí. Es la vida qua un hace posible que nosotros vivamos aquí. Si no tenemos la diversidad de los demás organismos, estamos acabados”, agregó.

La corrupción, enemigo de las áreas naturales protegidas en el caribe mexicano

¿Qué está causando el colapso?

Barnosky lo ha resumido en tres palabras: “poder, comida y dinero”.

- Poder, pensando en que estamos quemando combustibles fósiles para energía, tránsito y calor. Eso está calentando al planeta y causando estragos en todo el mundo. No solo estamos hablando aquí de los osos polares: los anfibios, océanos, todo resulta afectado.

- Comida, se refiere al hecho de que los humanos han arado o alterado de alguna manera cerca del 40% de la superficie de la Tierra para la producción agrícola, mucho de ello destinado a la ganadería. Algunos biólogos piensan que debemos separar enormes segmentos de tierra, cerca del 50% del planeta, de acuerdo con E. O. Wilson de la Universidad de Harvard, para detener la llegada de la sexta extinción o disminuir su alcance.

Agrégale el aumento de población a esto y puedes ver por qué las granjas serán un enorme problema en este siglo.

- Dinero. Esto implica la caza furtiva, las redes ilegales están diezmando las poblaciones de ciertos animales, incluyendo elefantes, rinocerontes y el pangolín. Y esto significa pensar en la naturaleza como un barril infinito de efectivo.

"¿Cómo salimos de tratar a la naturaleza como esta cuenta de cheques sin límites y comenzamos a tratarla como una cuenta de inversions, donde vivimos de los intereses?”, cuestionó Barnosky durante nuestra entrevista.

No estoy seguro cómo cambiaremos. Pero tengo que esperar que entender el alcance de la crisis es parte de avanzar hacia las soluciones. Las jirafas están constreñidas por el desarrollo humano: son cazadas por sus rabos, usados como pulseras, y por su carne, de acuerdo con la Fundación de Fauna Africana.

OPINIÓN: Las ciudades del mundo, contra el cambio climático

No deberíamos ver el apuro de las jirafas como una crisis aislada. Los humanos están remodelando la faz de la Tierra como nunca antes. Pasa a cámara lenta, haciendo que nos distraigamos fácilmente de la destrucción acumulada que pasa de una generación a la siguiente.

Y muchos de nosotros estamos tan desconectados de la naturaleza, la vemos a través de las ventanas de los autos, desde los suburbios, en safaris, que no nos percatamos del alcance de nuestra responsabilidad en este colapso.

Imagina un mundo sin jirafas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A largo plazo, sin grandes cambios, es lo que podemos esperar razonablemente.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×