OPINIÓN: La actual caída del oro, una gran oportunidad para 2017

Dólar débil ha sido sinónimo de oro firme y viceversa, una ecuación que se mantendrá y el metal dorado debe ser el gran beneficiado del techo que alcanzará el dólar el próximo año.
La fortaleza del dólar desde 2008 a 2016 ha sido el oro, la plata, el cobre, los alimentos, el petróleo.
Oro-dólar  La fortaleza del dólar desde 2008 a 2016 ha sido el oro, la plata, el cobre, los alimentos, el petróleo.  (Foto: Reuters)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - En el artículo de la semana pasada hacíamos notar cómo el dólar estadounidense realiza su último empuje alcista, en la zona de 104-105.50 del dólar index (DXY). Tenemos una gran posibilidad de ver un pico épico para el dólar contra la canasta de monedas euro, libra, yen, dólar canadiense, corona sueca y franco suizo, poniendo fin a ocho años de fortaleza desde los valles de 2008.

Como hacíamos notar, el dólar estadounidense termina este año su ciclo de ocho años positivos y también se cumple su año Fibonacci, por lo que en 2017 creemos que el dólar amanecerá firme, se irá debilitando y terminará cediendo contra la canasta de moneda e inclusive el peso mexicano. Independientemente de sustos que podríamos tener ya iniciado el próximo año, 2017 debería mostrarnos un gran cambio de tendencia en el dólar estadounidense.

OPINIÓN: ¿El súper dólar continuará en el 2017?

Ahora vamos al tema del presente artículo. En los últimos tiempos, el dólar ha tenido una relación inversa con las materias primas. La fortaleza del dólar desde 2008 a 2016 ha sido el oro, la plata, el cobre, los alimentos, el petróleo; los que lo han sufrido han sido los mercados emergentes latinoamericanos dependientes de los precios de las materias primas.

Países como Brasil, Perú, Chile, Colombia sufrieron y mucho el dólar firme en dos sentidos: su moneda se depreció en el período 2008-2011 contra el dólar estadounidense y sus Bolsas empezaron a perder valor ya que son países exportadores netos de materias primas. A saber, Brasil exporta hierro, soja, petróleo, mientras que Perú lo hace con el cobre, al igual que Chile. Colombia con el café, y México el petróleo, entre otros.

En donde más marcada podemos hacer la relación inversa es entre el dólar estadounidense y el oro. Acompañamos dos gráficos en este artículo con el comportamiento del metal precioso y de la moneda de Estados Unidos de los últimos 16 años.

Podemos observar que el dólar que venía de ocho años malos desde 2000; encontró su valle en 2008 e hizo una especie de doble valle en 2011, para después empezar su gran recuperación contra la canasta de monedas.

OPINIÓN: ¿Será 2017 un mal año para el peso mexicano?

Desde 2001, el oro ha venido subiendo desde niveles de 228 dólares en forma incesante pero en la última parte de caída del dólar entre 2008 y 2011 este comportamiento se aceleró para pasar a sus techos históricos de 2011 en los 1,920 dólares la onza.

Es decir que en el período 2000-2008 de debilidad del dólar y después en el doble piso de 2008-2011, el gran beneficiario ha sido el oro, pasando desde 220 dólares a niveles de 1,920 dólares la onza. Dólar débil ha sido sinónimo de oro firme y viceversa dólar firme ha sido oro débil. Consideramos que esta ecuación se mantendrá y por lo tanto en 2017, si nuestro pronóstico se cumple para el dólar estadounidense, el metal dorado debe ser el gran beneficiado del techo del dólar.

Lee: El oro y el petróleo, con buenos pronósticos para 2017

Creemos que en el período 2008-2011 tuvimos una verdadera acumulación de dólares por parte del dinero astuto y de distribución del dinero astuto en el oro. Ahora deberíamos encontrarnos en las antípodas de este comportamiento. El dinero astuto estaría vendiendo dólares, tomando ganancias del ciclo de ocho años de prosperidad y pasándose al alicaído oro.

Los niveles récord de salida del ETF del oro GLD en realidad refleja el comportamiento del retail o del inversor pequeño, que generalmente en las tendencias maduras bajistas huye apanicadamente y en las tendencia alcistas madura invierte eufóricamente.

5 datos que explican la crisis del peso mexicano

En los tiempos actuales, el súper dólar es la verdad de Perogrullo de este dinero de inversor pequeño y la debilidad del oro su contrapunto. Creemos que el mercado puede tener reservado para 2017 dos grandes sorpresas: el techo o pico del súper dólar y el piso o valle del oro para un importante cambio de tendencia en ambos activos, de bajada en el primero y de subida en el segundo.

Idealmente el oro tiene gran soporte en 1,115-1,130 dólares la onza. Aún si perfora 1,100 (posible solo si el dólar extiende su fortaleza aún más) podríamos intentar como el dólar en el período 2008-2011 un doble piso y generar a continuación una fuerte recuperación de precios.

Lee: El oro a la baja, ¿el miedo por la inestabilidad del mercado se ha calmado?

Creemos que el oro en el amplio rango de 1,130-1,050 prepara un gran valle o piso, para en 2017 visitar niveles superiores a los de 2016 de 1,380 dólares. La onza con objetivos que pueden ser de 1,450-1,500 dólares, es decir, un 2017 con un dólar que empieza fuerte y termina débil y un oro que empieza débil y termina muy firme, al menos viendo objetivos arriba de los registrados en 2016 y en algún momento de 2017.

Este cambio de humor puede ser uno de los tantos que nos deje este año Fibonacci 2016 que se nos va y como veremos en 2017, habrá muchos y diferentes cambios. Opinamos que será uno de los primeros que pueda ocurrir.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×