OPINIÓN: ¿Donald Trump puede ser el mejor negociador de Estados Unidos?

El presidente electo de Estados Unidos tendrá que trabajar para lograr los acuerdos bipartidistas que eludieron a Barack Obama.
La postura política más importante que la administración entrante podría adoptar sería comprometerse clara y firmemente a no hacer nada que ponga en riesgo la asistencia social ni a Medicare, según analistas.
¿Qué hacer?  La postura política más importante que la administración entrante podría adoptar sería comprometerse clara y firmemente a no hacer nada que ponga en riesgo la asistencia social ni a Medicare, según analistas.  (Foto: AFP/Archivo)
JULIAN ZELIZER

Nota del editor: Julian Zelizer es profesor de Historia y Asuntos Públicos en la Universidad de Princeton e investigador de New America. Escribió los libros Jimmy Carter y The Fierce Urgency of Now: Lyndon Johnson, Congress, and the Battle for the Great Society. También es uno de los conductores del podcast Politics & Polls. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

(CNN) — A Donald Trump le encanta imaginarse que es el mejor negociador de Estados Unidos. No obstante, muchos demócratas no se la creen. Cuando piensan en la nueva Casa Blanca creen que hay poco margen para llegar a acuerdos: el presidente electo hizo una campaña que contradice los valores de su partido y creen que mintió y difundió falsedades constantemente. Además, integró un gabinete de derecha, lo que estremece a muchos demócratas.

Una de las opciones de Trump es simplemente ignorar a los demócratas. Como tiene un gobierno unido y como los demócratas del Senado no pueden influir en los nombramientos de los ministros de la Suprema Corte ni de los miembros del gabinete, habrá fuertes incentivos para hacerlo.

OPINIÓN: Libre de ideología, Trump puede ser un buen negociador

Puede dejar a un lado su discurso de campaña sobre acabar con el estancamiento en Washington y simplemente gobernar desde la derecha (cabe señalar que los republicanos ahora controlan 32 legislaturas estatales y 33 gubernaturas, además de que defenderán menos escaños que los demócratas en las elecciones intermedias de 2018, por lo que el mandato conservador de Trump puede ser más importante si así lo quiere).

Pero si quiere cumplir su promesa de desafiar las costumbres en Washington debería abordar correctamente la polarización partidista en Washington. En otras palabras, Trump debería sacar provecho del negociador que lleva dentro para tratar de lograr la clase de acuerdos bipartidistas que eludieron a Barack Obama a pesar de que tenía altos índices de aprobación.

¿Qué podría hacer?

La postura política más importante que la administración entrante podría adoptar sería comprometerse clara y firmemente a no hacer nada que ponga en riesgo la asistencia social ni a Medicare, dos medidas estandarte del Partido Demócrata.

Aunque Trump prometió varias veces en campaña que no le interesaba tocar estos programas tan populares, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ha estado diciendo que quiere revisar estas políticas. Si Trump adopta una postura en este momento y declara que no respaldará las propuestas de Ryan, podría lograr que algunos de los demócratas del Senado respalden sus nombramientos al gabinete.

La relación diplomática EU-China en la era Trump

Pero es posible que esto no baste. Necesita demostrar con hechos, no solo con palabras, que habla en serio respecto a alcanzar acuerdos. La medida más importante que podría tomar es permitir que los demócratas presenten una nueva versión de estímulo a la infraestructura que genere empleos y promueva el gasto de los estadounidenses de las clases obrera y media.

La propuesta actual de Trump no agrada a muchos demócratas, principalmente porque se traduciría en condonaciones fiscales para contratistas privados con el fin de reducir el costo de financiación del programa y no generaría empleos en el sector público para los estadounidenses.

Por otro lado, el senador Bernie Sanders propuso un plan para destinar un billón de dólares al gasto directo en proyectos. Hasta para los opositores que no confían en él, sería atractivo que dejara que los demócratas del Congreso redactaran la propuesta inicial y luego llegara a un acuerdo a partir del marco que propongan.

OPINIÓN: ¿Por qué es tu deber reírte de Donald Trump?

La medida final que Trump podría tomar para propiciar la buena fe con los demócratas sería unirse al esfuerzo bipartidista por investigar si Rusia perpetró un ataque cibernético durante las elecciones. Hasta ahora, la reacción de Trump ha sido defensiva casi en su totalidad.

Cuestionó a las agencias de investigación que revelaron esta información y se ha distanciado de republicanos como los senadores John McCain y Lindsey Graham, quienes exigen medidas inmediatas y expeditas.

OPINIÓN: Trump, maestro de Twitter

Sin embargo, Trump aún puede revertir el curso y demostrar a los demócratas que se toma en serio la protección de las instituciones políticas de Estados Unidos y que apoya la creación de un comité que investigue las interferencias de Rusia. Barack Obama implementó sanciones en represalia por los actos de Rusia.

En vez de simplemente decir que es hora de "dejar atrás" el escándalo del hackeo, puede demostrar que tomará en serio la implementación de sanciones (la paz a través de la fuerza) hasta que se garantice que Rusia no volverá a perpetrar esta clase de ataques.

OPINIÓN: 5 eternos misterios acerca de la victoria de Trump

Las probabilidades de que Trump haga alguna de estas tres cosas son pocas. Desde que ganó las elecciones ha seguido la línea del Partido Republicano, salvo en el tema de Rusia. Ha hecho poco para atraer a los demócratas y ha insistido con el discurso partidista incendiario que usó en su campaña.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero cuando se trata de Trump, uno nunca puede dar nada por sentado. Tal vez antes de la toma de posesión quiera demostrar que puede poner en práctica algunas de las habilidades de las que siempre presume. Esa sería la mayor sorpresa.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×