OPINIÓN: ¿Caída petrolera en primer año de Trump bajará precio de la gasolina?

Pese a que la mayoría indique que éste será un buen año para el petróleo, el potencial alcista del crudo es limitado y el riesgo de una caída enorme.
Para el pueblo mexicano vale la pena preguntarse si la recuperación del petróleo de 2016 se revertirá.
Incertidumbre  Para el pueblo mexicano vale la pena preguntarse si la recuperación del petróleo de 2016 se revertirá.  (Foto: Reuters)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Ya es un hecho. Desde el 20 de enero Estados Unidos tiene en funciones a su presidente número 45, el republicano Donald Trump.

Hemos hablado reiteradamente sobre las posibles consecuencias para los mercados mexicanos, dejando en claro que los mercados en su Bolsa, en sus bonos, y en su moneda han anticipado gran parte o todo lo malo que podría ocurrir ya en sus precios.

A partir de hoy, empezaremos a ocuparnos en qué puede pasar con otros mercados importantes, algunos que tienen cierta significancia para el mercado mexicano. En esta columna nos ocuparemos del petróleo.

OPINIÓN: ¿Cómo protegerse de la incertidumbre en los mercados?

El pueblo mexicano aún se encuentra sensible por el denominado ‘gasolinazo’ aplicado por el gobierno de Enrique Peña Nieto y el posible efecto espiral de inflación que esta medida pueda generar.

Algunos analistas explican, aunque sin justificar la medida, que en realidad el ajuste hacia arriba de los precios de la gasolina se deben a que el petróleo recuperó fuertemente su valor en precios en 2016. En efecto, el WTI pasó de niveles mínimos de 26 dólares logrados en febrero del año pasado, a niveles máximos de 55 dólares, para oscilar en su contrato más cercano en marzo en el WTI en niveles de 53 dólares en la actualidad.

¿Qué podemos esperar del petróleo en el primer año del gobierno de Donald Trump? El actual presidente se ha mostrado particularmente interesado en el oro negro y en la suerte de las empresas asociadas a la industria.

Lee: Cómo afectará un Trump presidente... al sector energético

Lo que tienes que saber sobre el aumento a la gasolina

Muchos observadores y seguidores ya se olvidaron de los pronósticos apocalípticos de apenas un año atrás de precios de 20 y 10 dólares el barril que se llegaron a escuchar de analistas de importantes bancos referentes del mercado.

A diferencia de la economía real, la demanda y perspectiva de los mercados financieros, que son emocionales no racionales, se mueven en forma direccional con los precios. Es por ello que muchos economistas se sienten incómodos pronosticando que puede pasar con las Bolsas, las monedas y las materias primas, porque el componente especulativo que se maneja por emociones que oscilan de la depresión a la euforia pueden sobrevalorar un activo por un tiempo bastante importante cuando hay confianza, y subvaluarlo, por el contrario, cuando hay miedo de la misma manera aunque en forma más rápida.

La ley de Gravedad parece aplicarse en muchos mercados. La Bolsa, el peso y los bonos parecen subir por la escalera y bajar por el ascensor, dando una idea clara que el mercado le toma mucho tiempo subir escalonadamente, y lo puede perder por bajar precipitadamente en un 20% del tiempo de lo que le demandó subir.

La histórica reducción de producción, con la inclusión de Rusia el año pasado, motivó a muchos especuladores en apostar por una subida casi segura del petróleo a 60 o 70 dólares el barril. La historia reciente nos dice que el acuerdo del 2008 sirvió para un gran 2009 alcista para el petróleo, como el del año 2001 también significó un gran 2002 para el oro negro

¿En esta oportunidad, 2017 será bueno para el petróleo y subirá? ¿Qué es más probable ver 70-75 dólares del petróleo, 20 dólares arriba de estos precios o 20 dólares debajo de estos precios la zona de 30-35 dólares?

Si uno hiciera una encuesta luego del interés de Trump en la industria, y el acuerdo de la OPEP del año pasado que incluyera a Rusia por primera vez el 2001, parece ser que podría repetirse lo del 2002 y del 2009 en este año.

Lee: La OPEP prevé un menor superávit petrolero este año

Los efectos de noticias petroleras en el precio del hidrocarburo

El mercado ha tomado nota de ello y se puede observar cómo los especuladores, que son básicamente seguidores de tendencia, grandes fondos se han volcado masivamente a los futuros de Chicago en el WTI para tener posiciones largas, compradas abiertas, esperando niveles más altos de petróleo, 60, y potencialmente 70 y 80 dólares.

Nosotros pensamos que esta masiva especulación a favor del petróleo con 465,000 contratos comprados por especuladores, fondos especulativos en su mayoría, representan una gran bomba de tiempo para el petróleo. Basta recordar que hoy existen más contratos comprados de petróleo que en el año 2014 en el techo de 107.30 dólares, es decir, justo el momento previo a la gran debacle de petróleo de 107 a 45 dólares en pocos meses.

El hecho de que el consenso de la mayoría indique que éste será un buen año para el petróleo, pero más aún que el mercado esté muy comprado en los futuros del petróleo, a nosotros nos hace pensar por el contrario que el potencial alcista del petróleo es limitado y el riesgo de una caída enorme.

Creemos que 2017 no será como 2009 y 2002, post- acuerdos de OPEP; que el avance desde los 26 dólares está maduro en los niveles ya alcanzados de 55 dólares. No descartamos que podamos ver 59-62 dólares, pero creemos que gran parte o todo el avance desde los 26 dólares puede ser retrocedido en los próximos meses.

Es posible que el petróleo termine el año peor que donde comenzó y claramente debajo de los 53 dólares actuales. Es prematuro decir que el mercado se caerá inmediatamente o si subirá primero a 59-62 para luego ir a 30-35 dólares o niveles inferiores.

En nuestro caso pensamos que para los próximos 12 meses es más probable ver 20 dólares abajo el petróleo de los actuales precios que 20 dólares arriba como piensa la mayoría.

Teniendo en cuenta el impacto del ‘gasolinazo’, para el pueblo mexicano vale la pena preguntarse si la recuperación del petróleo de 2016, que según algunos determinó el aumento de la gasolina en 2017, se revertirá. Si el petróleo vuelve a 30-35 dólares o niveles menores, ¿la gasolina volverá a bajar en México?

Las explicaciones de Peña Nieto sobre el aumento al precio de la gasolina

Bueno, primero dependemos de que el petróleo perfore 51.5 y 50 dólares para pensar que ya vimos el techo del WTI en 55 y que no iremos a 59-62, para recién desde allí caernos a 30-35, luego, si ello ocurriera y nuestro análisis es correcto, será una decisión del gobierno ajustar hacia abajo los precios de la gasolina.

Lee: Febrero, otro mes con 'gasolinazo'

Lo que estamos bastante confiados es que los 465,000 contratos comprados en WTI en el futuro de Chicago, esperando mayores precios del petróleo; si no suceden estos mejores precios se pondrán nerviosos, y si por el contrario el petróleo descendiera de los 50-51.5 dólares, el nerviosismo puede transformarse en miedo y pánico produciendo una liquidación masiva de sus posiciones largas. Estas ventas son las que producirían un sell-off que podría significar una caída para la parte baja de 35-30 dólares como estamos proyectando.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Nuestra visión, en contraposición con la mayoría o el consenso de analistas y observadores, es que 2017 puede tener en alguna parte del año una importante caída del petróleo, y vemos más probable en los próximos 12 meses 20 dólares debajo de los actuales precios que 20 dólares arriba. Veremos, el mercado dará el veredicto como siempre.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
La condena de Trump a los racistas llegó finalmente dos días después
No te pierdas
×