OPINIÓN: Elementos visuales, los mejores aliados para conectar con tu público

Cualquier persona puede hacer exposiciones, pero hay muy pocos que tienen las habilidades para crear presentaciones atractivas para cumplir sus objetivos y las expectativas del público.
Herramientas  Los elementos visuales siempre serán los mejores aliados porque, como ya vimos.  (Foto: iStock)
Rocío Medina

Nota del editor: Rocío Medina es directora de Product Marketing de Prezi. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

(Expansión) — El mundo de los negocios puede ser ciertamente difícil, especialmente, en el terreno de la presentación de nuestras ideas. Aunque sea injusto y parezca increíble, en tan solo media hora una mala exposición puede hacer que un proyecto en el que has trabajado por un largo tiempo sea rechazado.

Nadie está exento de presentar sus propuestas, desde un emprendedor que se encuentra en fase de levantamiento de capital, hasta el creativo de una agencia de publicidad que necesita comunicarle sus ideas al cliente. Todos debemos impresionar a nuestros interlocutores en un relativo periodo de tiempo corto, pero también captar y mantener su atención. Pero ¿cómo podemos hacer presentaciones efectivas sin ser ignorados o rechazados en el intento? Yo les sugeriría apegarse en todo momento a las tres C: Comunica, crea y conecta.

El primer paso es tener bien claro el mensaje para tener diálogo efectivo y provechoso. Antes que nada, lo primero es preguntarte a ti mismo lo siguiente: ¿qué quieres comunicarle a tu audiencia? Debes considerar lo anterior porque de esta manera podrás seleccionar los mensajes clave que necesitas transmitirle a tu público.

Una vez identificados los puntos clave a comunicar, sugiero incluir datos de la industria para reforzar esos mensajes, pero no solo aleatorios, sino información clave enfocada a sus intereses y que los motive a formar sus propias conclusiones.

A continuación, sigue la creación del material para la exposición de las ideas. Para este paso recomiendo mucho hacer presentaciones muy visuales. De acuerdo con la investigadora del Instituto Max Planck, Asifa Majid, el 50% del cerebro está completamente dedicado para el procesamiento visual.

OPINIÓN: La inteligencia digital puede optimizar la interacción con los clientes

Al cerebro humano le toma .25 segundos para procesar un símbolo, mientras que para leer de 20 a 35 palabras, este órgano se tarda alrededor de seis segundos, según el estudio La velocidad de procesamiento en el sistema visual humano. Por lo tanto, hay que incluir en las presentaciones elementos visuales que capten la atención de la audiencia y, como ya lo has de haber intuido, pocas palabras.

Para impresionar a nuestro público, los elementos visuales siempre serán los mejores aliados porque, como ya vimos, estamos inmersos en una cultura visual. De hecho, existen en nuestro lenguaje una variedad de verbos enfocados únicamente al sentido de la vista como observar, mirar, ver, leer o expresiones como "echar un ojo".

En cuanto a la conexión con la audiencia, gracias a mi experiencia he aprendido que lo principal es conocer bien a tu audiencia y utilizar datos relacionados con sus intereses. Por ejemplo, si una asociación civil busca un patrocinador para un evento, probablemente a quienes les presente su idea les interesará saber el alcance y a qué tipo de público va dirigido. Conocer a tu audiencia y ser empático siempre será un acierto en el momento de crear una presentación ejecutiva.

Lee: Tips para trabajar con millennials

Por otra parte, recomiendo evitar caer en la trampa de las presentaciones unidireccionales porque son aburridas, tediosas y a nadie le gusta escuchar monólogos. En lugar de eso, interactúa con tu público y hazlos partícipes. De hecho, de acuerdo con el 2016 State of Presentations Survey Report, el 72% de los encuestados confesó que las presentaciones bidireccionales son más memorables que las lineales.

Por esta razón sugiero algo que hemos denominado: la presentación conversacional, una exposición alejada de estructuras rígidas, sin orden estricto y ningún guión estipulado. Es decir, presentaciones más parecidos a diálogos atractivos, dinámicos y colaborativos.

Lee: Cómo convencer a un inversionista en 3 minutos

Como pudiste haberte percatado, estos procesos están completamente enlazados y no forzosamente deben ser lineales porque básicamente forman parte de uno solo. Por ejemplo, para crear la presentación debes tener en cuenta tus mensajes clave a comunicar y también la manera en la que conectarás con tu audiencia, las dinámicas o preguntas para plantearles. Y debes considerarlo todo al mismo tiempo.

Cualquier persona puede hacer exposiciones, pero hay muy pocos que tienen las habilidades para crear presentaciones atractivas para cumplir sus objetivos y las expectativas del público. Tú decides si quieres presentar tus ideas de una forma rígida o hacer llegar tus mensajes clave, con una  presentación visual que conecte con la audiencia y les lleve a la acción.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×