OPINIÓN: Los intereses republicanos y demócratas sobre la interferencia de Rusia

Los republicanos quieren saber la verdad sobre la interferencia de Rusia en la elección presidencial estadounidense, mientras los demócratas solo quieren sabotear a Donald Trump.
Sessions ante el Senado  La audiencia de Jeff Sessions de este martes en el Senado de EU fue la décima de la Comisión de Inteligencia en 2017 y la quinta sobre la interferencia de Rusia.  (Foto: EFE)
Alice Stewart

Nota del editor: Alice Stewart es analista política de CNN y fue directora de comunicaciones de la campaña presidencial de Ted Cruz. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

(CNN) — Jeff Sessions, el fiscal general de Estados Unidos que usualmente tiene modales suaves, se manifestó indignado y escandalizado mientras rendía declaración en una audiencia ante la Comisión de Inteligencia del Senado estadounidense respecto a la investigación sobre Rusia. Durante la comparecencia de dos horas y media, dos cosas quedaron bien claras: que los senadores republicanos quieren llegar al fondo del asunto de la interferencia de Rusia en el proceso electoral estadounidense y que los senadores demócratas están centrados en exponer información confidencial en un esfuerzo por sabotear la presidencia de Trump.

El fiscal general pronunció un apasionado discurso de apertura, en el que habló de la necesidad de investigar la interferencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos. El humor de Sessions fue empeorando conforme se hizo evidente que se sentía ofendido por los comentarios del exdirector del FBI, James Comey. Esta audiencia fue, sin duda, su oportunidad para aclarar las cosas en todos los frentes.

Richard Burr, presidente de la comisión, quien comenzó con el interrogatorio, tuvo el tino de destacar los cuatro puntos principales de interés: la función de Sessions en las posturas de política exterior de la campaña de Trump; el contacto del fiscal general con agentes rusos; la razón por la que Sessions se recusó de la investigación sobre Rusia, y su papel en el despido del exdirector del FBI, James Comey.

El fiscal general declaró en su discurso de apertura que no se recusó de "defender mi honor de las acusaciones insidiosas y falsas".

Lee: Las razones del fiscal general de EU para evitar hablar de Rusia

Respecto a su función en la campaña de Trump y de cualquier posible colusión con los rusos, Sessions proclamó vehementemente: "la simple insinuación de que participé en alguna colusión… para perjudicar a este país me parece una mentira perturbadora y detestable".

Jeff Sessions calificó como “mentira detestable” afirmar que confabuló con Rusia

Sessions declaró que virtualmente se recusó de la investigación sobre Rusia el primer día de sus funciones como fiscal general. Dejó en claro que se recusó a causa de su función en la campaña y por los reglamentos federales. Sessions se mostró molesto porque se ha filtrado una "insinuación secreta" sobre que no ha sido honesto.

Han surgido muchas preguntas sobre los relatos de una supuesta reunión privada del entonces senador Sessions con el embajador de Rusia en Estados Unidos, Serguéi Kislyak, durante un evento en el hotel Mayflower en 2016. El fiscal general dijo a los miembros de la comisión que no había habido tal reunión privada y que no recordaba haber tenido ninguna conversación de esa índole.

Como señaló Burr, la del martes fue la décima audiencia abierta de la Comisión de Inteligencia del Senado en 2017 y la quinta sobre la interferencia de Rusia. El senador James Lankford destacó que casi todas las historias de las fuentes anónimas "de alguna forma tienen una audiencia".

Lee: La respuesta de Trump a las declaraciones de James Comey, ¿procesarlo?

En cuanto al despido de Comey, Sessions declaró que coincidió con el fiscal general asistente Rod Rosenstein, quien recomendó que lo mejor probablemente fuera empezar de nuevo en el FBI.

El senador Tom Cotton tuvo razón en señalar que pocos demócratas habían hecho preguntas sobre el tema en cuestión: la posible colusión de la campaña de Trump con Rusia. Sin embargo, la mayoría dedicó la mayor parte de su tiempo a preguntarle a Sessions sobre las conversaciones privadas que tuvo con el presidente Trump y a acusarlo de obstruccionista.

Lo inquietante es que es bien sabido que los agentes rusos difunden propaganda a través de los medios y de canales que saben que están bajo vigilancia. Su "manguera de falsedades", como lo han llamado los politólogos Christopher Paul y Miriam Matthews, es una descarada disposición a difundir verdades a medias y francas mentiras para confundir.

En aras de la transparencia, sería útil que Sessions tomara en cuenta la recomendación de Burr de volver a tocar el tema con los funcionarios de la Casa Blanca para determinar qué otra información pueden compartir. Entre más información, mejor.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, a final de cuentas, la única persona que puede cantar victoria a consecuencia de la audiencia de Sessions es el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Él quiere interferir y obstruir el proceso político estadounidense y, una vez más, lo ha logrado.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Xperia Touch es el dispositivo que convierte una superficie en pantalla táctil
No te pierdas
×