OPINIÓN: Ivanka también debería dejar de meterse en la presidencia de Trump

La declaración de la hija del presidente en el programa 'Fox and Friends' es un insulto al pueblo estadounidense, a la investidura presidencial y al concepto de servicio público.
¿Qué ofrece Ivanka? No es conocimiento ni experiencia profesional, sino la voluntad de "encargarse de los temas" que le interesan, que en sí son vagos, categorías como "familias" y "veteranos", señalan analistas.
La hija del presidente de EU  ¿Qué ofrece Ivanka? No es conocimiento ni experiencia profesional, sino la voluntad de "encargarse de los temas" que le interesan, que en sí son vagos, categorías como "familias" y "veteranos", señalan analistas.  (Foto: Expansión)
Jill Filipovic

Nota del editor: Jill Filipovic es periodista y trabaja en Nueva York y en Nairobi. Es autora del libro The H-Spot: The Feminist Pursuit of Happiness. Síguela en Twitter. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — Ivanka Trump hizo una declaración interesante en la entrevista para el programa Fox and Friends que se transmitió el lunes 26 de junio. Dijo que trata "de no meterse en política".

Es algo raro para una mujer cuyo cargo actual es el de "asesora del presidente de Estados Unidos". Seguramente Ivanka sentía que estaba en un lugar lo suficientemente seguro como para hacer una declaración tan sorprendente.

A estas alturas, Fox and Friends es, básicamente, propaganda gubernamental. Ainsley Earhardt, la conductora de Fox and Friends que la entrevistó, le hizo preguntas fáciles a Trump y de cuando en cuando manifestó su apoyo al padre de Ivanka.

OPINIÓN: Ivanka Trump o los beneficios de ser la hija del presidente de EU

Sin embargo, Trump no pudo contestar siquiera las preguntas fáciles, como la que Earhardt le hizo sobre los desacuerdos entre ella y su padre. En vez de hacer una lista de los temas en los que podrían estar en desacuerdo (los derechos reproductivos o los derechos de la comunidad LGBT, la política sobre refugiados o el cambio climático, por ejemplo), Trump cayó en una serie de lugares comunes sobre que su padre escucha las opiniones diferentes y que es normal que los hijos estén en desacuerdo con sus padres.

"Una de las cosas que creo que faltan en este país es diálogo", dijo Trump. "Diálogo sustancial, que la gente que tiene opiniones diferentes pueda hablar de ellas libre y honestamente".

Está en lo cierto. Pero cuando tuvo la oportunidad, habló en general sobre su apoyo a temas con los que es imposible estar en desacuerdo, tales como la necesidad de desarrollo de la fuerza laboral; del apoyo para las familias; los veteranos; su preocupación por la crisis de los opiáceos… pero principalmente, sobre su apoyo a su padre.

No tocó sustancialmente ningún tema, sino que se limitó a decir: "no presumo que soy una erudita de la política, así que le dejo la política a otros y me dedico realmente a los temas que me interesan profundamente".

OPINIÓN: El inquietante papel de Ivanka Trump en la Casa Blanca

Sería una buena postura si fuera simplemente una empresaria, una magnate de los bienes raíces o una estadounidense promedio a la que la motivan ciertos temas, pero que en general le importa un rábano lo que pasa en Washington. Pero no es una postura buena para alguien que trabaja en la Casa Blanca. Es un insulto para el pueblo estadounidense, para la investidura presidencial y para el concepto de servicio público.

Los asesores del presidente deberían ser eruditos de la política; deberían saber lo que hacen y deberían tener experiencia. La presidencia no solo es cuestión de poder y los motivos de los asesores del presidente, sin importar si es republicano o demócrata, no deberían ser principalmente sus proyectos predilectos, ni (en algunos casos) la proximidad al poder ni los posibles beneficios personales.

Los asesores deberían querer servir no solo porque es un gran honor, sino porque están altamente calificados para dar su opinión y su conocimiento basado en la experiencia, el estudio y la contemplación a lo largo de toda su carrera.

Ivanka Trump asegura que no se esperaba la “ferocidad” que ha enfrentado

Si Ivanka Trump no es así (e Ivanka Trump no es así), está bien, no tiene que serlo. La gran mayoría de los estadounidenses no está calificada para asesorar al presidente y eso incluye a muchas personas inteligentes y talentosas cuyas virtudes los vuelven grandes empresarios, maestros, mecánicos, escritores o abogados, pero eso no los hace aptos para trabajar en la Casa Blanca.

Trump, quien ha dedicado la mayor parte de su carrera al negocio familiar, puede ser una joven brillante y al mismo tiempo estar ridículamente poco preparada para el cargo que ocupa (y lo mismo va para su esposo, quien llegó al cargo de director de Innovación de la Casa Blanca por puro nepotismo).

Sin embargo, es perfectamente trumpiano ver todo a través del cristal del poder, la influencia y el "ganar" en vez de la aptitud y el servicio. ¿Qué ofrece Ivanka Trump? No es conocimiento ni experiencia profesional, sino la voluntad de "encargarse de los temas" que le interesan, que en sí son vagos, categorías como "familias" y "veteranos".

OPINIÓN: Saturday Night Live tiene razón: Ivanka Trump es cómplice de su padre

Trump logró que su padre incluyera un permiso familiar con goce de sueldo relativamente modesto en su propuesta de presupuesto, pero incluso eso refleja la falta de pericia y de enfoque político que ella misma reconoce y que sigue sin entender el panorama completo.

El presupuesto en general es uno de los que más perjudica a las mujeres en muchos años, ya que reduce el financiamiento de servicios domésticos de salud para las mujeres y la asistencia a las mujeres necesitadas en el extranjero, sin mencionar los programas que respaldan a las embarazadas pobres y a las madres que tienen bajos ingresos. Es un desastre para las mujeres; unas pocas semanas de permiso con goce de sueldo no compensan el daño potencial que el presupuesto causará.

OPINIÓN: El feminismo plástico de Melania e Ivanka Trump

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Está bien que Ivanka no se meta en la política… y si el fiasco del presupuesto nos dice algo, tal vez es lo correcto. Pero por definición, eso significa que también debería dejar de meterse en la presidencia de Trump.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×