OPINIÓN: ¿Qué podría frenar a Corea del Norte?

El liderazgo norcoreano parece creer que sus programas nucleares y de misiles son vitales para su supervivencia.
El misil balístico intercontinental Hwasong-14 se ve durante su lanzamiento de prueba en esta foto sin fecha publicada por la agencia KCNA, en Pyongyang
Armamento norcoreano  El misil balístico intercontinental Hwasong-14 se ve durante su lanzamiento de prueba en esta foto sin fecha publicada por la agencia KCNA, en Pyongyang  (Foto: Expansión)
John Everard

Nota del editor: John Everard es exembajador británico en Corea del Norte. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - A pesar del tuit de Donald Trump en enero, esto ha sucedido. El misil que lanzó Corea del Norte el Día de la Independencia fue uno balístico intercontinental, según el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson. Muy probablemente podría llegar a Alaska.

Corea del Norte probablemente todavía no ha dominado dos tecnologías clave: cómo miniaturizar una ojiva (las bombas pequeñas son más difíciles que las grandes) y cómo conseguir que un misil pase a través de la atmósfera sin que gire fuera de control o se queme. Pero con un misil de este rango, Corea del Norte está peligrosamente cerca de ser capaz de amenazar de manera creíble con un ataque nuclear a una ciudad estadounidense.

¿Cómo puede detenerse esto?

El liderazgo norcoreano parece creer que sus programas nucleares y de misiles son vitales para su supervivencia. Está convencido (¿está errado?) de que mientras pueda amenazar a una ciudad estadounidense, Washington no se atreverá ya a buscar su derrocamiento, ni tampoco intentará reforzar a su aliado surcoreano, si Corea del Norte intenta reunificar la península coreana por la fuerza.

Medios norcoreanos revelan imágenes del lanzamiento de misil balístico

Ha declarado muy en claro y repetidamente que sus programas nucleares y de misiles no son piezas de negociación. Y ha sobrellevado las sanciones, incluso las más duras, en lugar de renunciar a estos programas.

La lógica es clara, pero escalofriante. Si el régimen cree que las armas nucleares (y los misiles para llevarlas) son vitales para su supervivencia, solo una amenaza a su existencia mayor que la que plantea la ausencia de armas nucleares persuadirá al líder Kim Jong Un de abandonar su impulso por un elemento de disuasión nuclear.

En general, hay dos posibles amenazas.

OPINIÓN: Trump ha arrastrado a EU a un estado de crisis permanente

En primer lugar, la comunidad internacional podría acumular suficiente presión económica para convencer al régimen de que, a menos que abandone estos programas, su economía se derrumbará y se enfrentará a una peligrosa revuelta interna.

Como más del 90% del comercio de Corea del Norte es con China, este enfoque solo funcionaría con el apoyo activo de ese país. El presidente Trump sin duda tratará de convencer a su homólogo chino, Xi Jinping, de esto cuando se reúnan este jueves en Hamburgo.

Pero China tiene muchas buenas razones para no querer empujar a Corea del Norte al borde del colapso y es poco probable que apriete tan duro las tuercas.

OPINIÓN: China no rescatará a Trump en el tema de Corea del Norte

En segundo lugar, Estados Unidos podría amenazar de manera creíble con una acción militar seria contra Corea del Norte a menos que renuncie a sus programas.

Pero una guerra en Corea del Norte sería demasiado horrible. Aunque podría tomar rápidamente las principales ciudades norcoreanas, el ejército del país podría luchar hasta el amargo final.

Es probable que Corea del Norte utilice sus reservas de gas nervioso (con las que mató al desafortunado Kim Jong-nam) y, por supuesto, tiene armas nucleares.

Por lo tanto, ninguna opción es buena y, aunque cualquiera de los dos puede funcionar, tampoco esto es muy seguro. Corea del Norte sobrevivió a la hambruna de los años 90 sin colapsar, y el régimen podría calcular que podría sobrevivir de nuevo a algo similar.

OPINIÓN: Cómo detener la brutalidad descarada de Corea del Norte

Dado que Corea del Norte conoce que Estados Unidos sabe lo poco atractiva que es la opción militar, sería muy difícil para Washington convencer a Pyongyang de que ésta es grave. Pyongyang podría simplemente ignorar estas amenazas y seguir en su camino actual, de forma independiente.

Esto no se ve nada bien. El mundo hace mucho tiempo se quedó sin buenas opciones para enfrentar a Corea del Norte. Ahora nos quedan dos caminos que son tan peligrosas como poco probables.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y con cada lanzamiento y cada prueba nuclear, aumentan las posibilidades de que Corea del Norte desarrolle una bomba viable.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×