OPINIÓN: Hombre vs máquina en las empresas

La inteligencia artificial llegó para quedarse y las opciones que tenemos como empresas son saber adaptarnos a estos cambios, opina Miguel Carrillo.
Automatización  Las empresas tendrán cada vez más acceso a sustituir mano de obra para actividades básicas y de servicio al cliente por sistemas digitales.  (Foto: iStock)
Miguel Carrillo Del Río

Nota del editor: Miguel Carrillo Del Río es director general de Creatima Consulting, una consultoría de negocios especializada en estrategias de innovación. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — En recientes días se ha desatado una controversia en relación a la inteligencia artificial liderada por dos importantes jugadores de la industria tecnológica. Por un lado, Elon Musk apunta la importancia de regular la tecnología dado los peligros que puede desatar el dar libre albedrío a la inteligencia artificial. Mientras que Mark Zuckerberg afirma que el pensar en regularla, es un pensamiento retrógrada y limitativo.

Aunque pareciera un tema muy moderno, la realidad es que esta discusión de la inclusión de la máquina como herramienta pensante y su riesgo para el ser humano no es nueva. En 1956 se dio oficialmente la primera discusión de la era moderna en el gremio científico de este tema, detonada por la primera computadora diseñada por el británico Alan Turing a finales de la segunda guerra mundial.

Lee: Musk y Zuckerberg, 2 visiones de la inteligencia artificial

La realidad es que siempre que exista un avance tecnológico de esta magnitud, el ser humano debatirá sus implicaciones y siempre habrá lados opuestos, pros y contras del tema, y el hecho de que tal vez, con la inteligencia artificial se despierta el miedo de futuros parecidos a películas como Terminator, Matrix o Yo robot, hace que este tema se vuelva tan relevante.

Sin querer entrar en debates y tomar partido por ningún lado, tratemos de divisar las implicaciones que puede este tema tener en las empresas.

IBM, siendo un pionero en el tema de inteligencia artificial, en el 2011 presentó una supercomputadora llamada Watson, la cual tenía la capacidad de comprender el lenguaje natural del ser humano y poder dar respuesta inmediata y precisa. Durante el programa Jeopardy en Estados unidos, IBM mostró la capacidad de Watson al enfrentarlo a campeones del programa, y el resultado fue completamente favorable para la súper computadora.

A partir de esta fecha, IBM ha enfocado sus esfuerzos en encontrar múltiples aplicaciones de Watson en diferentes industrias, siendo la industria médica la principal, teniendo logros sorprendentes.

La realidad es que este tipo de tecnología tiene actualmente una aplicación sumamente importante en la codificación de datos y la generación de respuestas más precisas e inmediatas, pero su tendencia y sumada a la robótica sin lugar a dudas tendrá como resultado una transformación completa en todas las industrias tanto de manufactura como de servicios.

Lee: Inteligencia artificial para todos, la nueva apuesta

Amazon empezó desde el 2015 a experimentar la inclusión de robots en todos sus procesos de almacenamiento y en el 2017 ya es una dinámica natural de la empresa

Las empresas tendrán cada vez más acceso a sustituir mano de obra para actividades básicas y de servicio al cliente por sistemas digitales, lo cual tendrá implicaciones tanto económicas, como de recursos humanos.

Lee: ¿Cómo sobrevivir a la inteligencia artificial?

En este escenario, la búsqueda de talento será más específico y las oportunidades de empleo será para puestos más especializados, lo que en una primera fase, podría detonar desempleo. El gran reto de las instituciones educativas será formar talentos con estas capacidades especializadas y para la actual generación de empleados será su formación y fortalecimiento en capacidades de estrategia y desarrollo.

Si bien hoy parecen inalcanzables estas soluciones para muchas empresas, recordemos que lo mismo sucedía en décadas anteriores con tecnologías como el teléfono celular o el acceso al internet, con la diferencia que hoy en día la apertura del desarrollo tecnológico y la velocidad con la que ésta evoluciona, permitirán tener múltiples opciones para todas las empresas, sin importar su tamaño. Incluso hoy en día ya existen startups que dan este tipo de servicios de inteligencia artificial y cada día aparecen más aplicaciones de la misma.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En conclusión, no sabemos si Zuckerberg o Musk tienen razón, pero lo que sí es verdad es que la evolución de las industrias es un hecho, que la inteligencia artificial llega para quedarse y que las opciones que tenemos como empresas son saber adaptarnos a estos cambios y aprovechar sus ventajas, o no adaptarnos y quedar en el camino.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
El fin del acuerdo nuclear con Irán es una posibilidad real, sostiene Trump
No te pierdas
×