El caso Ayotzinapa calienta la asamblea de López Obrador en la helada Nueva York

El líder de Morena es cuestionado por manifestantes, incluido el padre de uno de los 43 normalistas desaparecidos; el aspirante presidencial lo llama "provocador".
Opositores a AMLO 'calientan' su asamblea en NY
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La temperatura en Nueva York anda por debajo de los cero grados, pero los ánimos durante la visita de este lunes de Andrés Manuel López Obrador estuvieron 'candentes', ante reclamos por el caso Ayotzinapa que el presidente de Morena calificó como "provocaciones".

El dirigente partidista encabezaba una asamblea en el auditorio de Nuestra Señora de Guadalupe de dicha ciudad estadounidense, para hablar sobre la denuncia que presentaría este martes ante instancias internacionales en contra de las medidas del gobierno de ese país que afectan a los migrantes —el acto se canceló, precisamente por la tormenta de nieve—, cuando un par de manifestantes sacó pancartas que lo cuestionaban por sus vínculos con los señalados por la desaparición de los 43 normalistas en Guerrero.

"Hemos venido a Nueva York para entregar una denuncia ante la oficina de derechos humanos de la ONU por la campaña de odio contra los mexicanos y por las órdenes emitidas por (el presidente Donald) Trump para iniciar la construcción del muro en la frontera y endurecer la persecución de migrantes de diversas nacionalidades", decía el político tabasqueño, según se observa en la transmisión en vivo que realizó de este acto desde su cuenta de Facebook, cuando surgieron las primeras manifestaciones.

La protesta, a su vez, provocó rechazo entre los simpatizantes de López Obrador, ante lo cual el aspirante presidencial realizó un llamado a la tolerancia.

"Estamos hablando de libertad... todos podemos manifestarnos en libertad", indicó, e invitó a sus críticos a pasar al frente para expresarse.

Una de las inconformes fue recibida con gritos de "traidora" y "que se baje", y frente a esta reacción el líder de Morena reiteró su petición de calma. Otro manifestante enseñó una foto a gran escala de López Obrador con José Luis Abarca, entonces alcade de Iguala, Guerrero, acusado de ser autor intelectual de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y con quien el entonces perredista hizo campaña pero de quien se deslindó luego de la tragedia de septiembre de 2014.

"Estos son tus amigos", increpó el manifestante al dirigente partidista.

"No pasa nada... están defendiendo una causa justa, quieren que se haga justicia", reviró López Obrador, desatando aplausos de los asistentes al mitin, acompañado por el empresario Alfonso Romo, quien forma parte del equipo que trabaja en su plataforma electoral. "Nosotros no tenemos nada que temer", añadió.

Los ánimos se elevaron de tono. Los simpatizantes de López Obrador arrebataron una de las pancartas de protesta, y el líder morenista debió interceder para que le fuera devuelta al inconforme.

López Obrador intentaba calmar a sus seguidores: "Si siguen gritando, hacen el juego a quienes vienen a provocar, mejor tranquilos. Silencio, ¿de acuerdo?". Sin embargo, no tuvo mucho éxito. En medio de los jaloneos, el propio líder partidista sacó a uno de los inconformes del altercado para evitar que fuera maltratado.

El salón ya era un bullicio de gente cuando el dirigente de Morena dio por concluido el encuentro, pero antes enfatizó que la provocación no había sido lo fundamental de la asamblea, sino que la mayoría había acudido a escuchar con respeto.

"Para no caer ya en ninguna provocación, qué les parece si hasta aquí dejamos esta asamblea, porque no vaya a ser que le pase algo al compañero, lo agredan los mismos provocadores y nos culpen a nosotros", advirtió.

La reunión terminó, pero no los reclamos para López Obrador. Ya afuera del recinto, Antonio Tizapa, quien se presentó como padre de José Antonio Tizapa, uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, cuestionó al líder partidista por sus vínculos con el entonces gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, cuando ambos militaban en el PRD.

López Obrador, ya abordo de una camioneta, manoteaba desde su asiento en señal de rechazo a los reproches. "No seas provocador", dijo a Tizapa, quien rechazó tal acusación.

Simpatizantes del dirigente de Morena que buscaban saludarse y retratarse con él alejaron al inconforme del vehículo, el cual avanzaba con dificultad ante la aglomeración de personas, mientras una patrulla local le abría paso. "Ya cállate", se escucha replicar a López Obrador, en medio de las sirenas de la Policía neoyorquina.

"¡Tú me dijiste provocador, cuando no lo soy!", gritó Tizapa al tiempo que corría en paralelo al auto de López Obrador.

El episodio quedó registrado en los videos tomados por varios de los presentes.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Por la tarde, el equipo de López Obrador envió un comunicado en el que no menciona el incidente.

Este miércoles, López Obrador tiene agendado viajar a Washington a presentar una denuncia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el mismo motivo. También allá se prevén temperaturas bajo cero.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×