El gabinete 'se sube al ring' con López Obrador

Las declaraciones del aspirante presidencial de Morena sobre las Fuerzas Armadas desataron manifestaciones de rechazo de los más altos funcionarios del gobierno de Peña Nieto.
Los representantes del gobierno intercambiaron críticas con el líder de Morena.
Cruce  Los representantes del gobierno intercambiaron críticas con el líder de Morena.  (Foto: Especial)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador sobre las Fuerzas Armadas y sus críticas a la defensa de los mexicanos en Estados Unidos por parte del gobierno de Enrique Peña Nieto detonaron manifestaciones de rechazo entre la más alta jerarquía del gabinete.

Luego de que el aspirante presidencial acusó supuestos abusos de la Marina en un operativo en Nayarit y apuntó a un posible vínculo entre el Ejército y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, las secretarías de Gobernación (Segob) y de Relaciones Exteriores (SRE), e incluso el vocero presidencial, reaccionaron a los dichos del presidente de Morena.

Estos cuestionamientos a los dichos de López Obrador se suman a otros planteados por representantes del PRI, incluido su presidente nacional, Enrique Ochoa. Ante ellos, el líder morenista ya pidió "serenidad" a los partidarios del gobierno.

Es común que López Obrador enfile sus baterías contra el entorno de Peña Nieto, pero no es común que los funcionarios le respondan. Te presentamos una cronología del cruce.

El conflicto inició cuando el líder opositor dijo que en el operativo de la Armada realizado en Tepic el 9 de febrero habían muerto menores de edad como efecto de la acción de los militares.

“La mayoría de los masacrados antier en Tepic por la Marina eran jóvenes, algunos menores de edad”, publicó el 11 de febrero en su perfil de Facebook.

El secretario de Marina, Vidal Soberón, negó que entre las víctimas hubiera menores o que en la operación hubiera habido abusos o exceso de fuerza, y el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, vio en esos señalamientos “simplismos” y “remedios populistas”, al tiempo que cuestionó la efectividad de López Obrador para enfrentar la inseguridad cuando fue jefe de gobierno del Distrito Federal (2000-2005).

“Respecto a las declaraciones que hiciera el líder del partido Morena (...) Quien afirme, como lo hizo, que esas personas se dedicaban a esas actividades por falta de oportunidades, estoy seguro que trata de lucrar políticamente con un mal que ha lastimado a muchísimas familias. No se puede justificar (...) No debemos de permitir oportunismos políticos, lucrar con esta acción”, señaló el 14 de febrero en Puebla.

Segundo round

Las otras declaraciones de López Obrador que desataron indignación entre altos funcionarios federales ocurrieron durante la gira del presidenciable a Nueva York y Washington, las cuales ameritaron respuesta de Osorio Chong, el canciller Luis Videgaray y el portavoz Eduardo Sánchez.

Se trató de dos dichos del dirigente de Morena. Al ser increpado sobre la responsabilidad de políticos en el caso Ayotzinapa, respondió que de eso debía reclamarse al Ejército y al presidente Peña Nieto, y no a él.

Al día siguiente, el aspirante presidencial calificó de “inexplicable” lo que consideró “tardanza” de la Cancillería en presentar denuncias ante instancias internacionales en defensa de los mexicanos, frente a las políticas antiinmigrantes del nuevo gobierno de EU.

“No hay una representación firme y decorosa de México ante la embestida contra migrantes. Falta autoridad moral y política”, enfatizó este jueves en la capital estadounidense, tras solicitar la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a favor de los migrantes.

Osorio Chong volvió a dar la cara por el gobierno de Peña Nieto, y exigió a López Obrador respeto a las Fuerzas Armadas que aspira a comandar como presidente de México.

“Preocupa que alguien que lleva 18 años buscando la Presidencia de la República, que busca encabezar a nuestras Fuerzas Armadas, denigre, señale, y por eso yo refiero al poco respeto que tiene a las instituciones. Por eso regreso a lo que comenté antier, son los miembros del Ejército mexicano, mexicanas y mexicanos, tengo que referirle nuevamente al señor López que son mexicanas y mexicanos, que se prepararon para defender a todos los habitantes, a las familias mexicanas, y que, en el discurso simplista, las señala, las lastima y no prueba”, respondió en conferencia de prensa.

El encargado de la política interior del país se pronunció por que el líder opositor aclare qué vínculos tuvo con el entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, acusado por la desaparición de los normalistas en septiembre de 2014.

“Difícilmente va a poder contestar estos señalamientos, ya ven que medio evade lo que no le gusta (...) Cuando se le pregunta, no dice nada y el apoyo que todo mundo señala que le dio debe de asumirlo, responsabilizarse y dar la cara. Pero bueno, cuando algo normalmente no le gusta, normalmente no lo contesta”, arremetió Osorio Chong.

Eduardo Sánchez, vocero del presidente, se sumó al repudio a las declaraciones de López Obrador.

“Es la segunda vez en breve lapso que el presidente del partido Morena hace una acusación falsa en contra de las Fuerzas Armadas (...) Los militares son gente que viene del pueblo; es un Ejército del pueblo, gente en su gran mayoría de origen modesto que tiene una gran formación sólida y que todos los días se sacrifica para cuidarnos a los mexicanos, ya sea en las tareas de seguridad o en las de protección civil, o en las que son inherentes a su categoría de Fuerzas Armadas. A mí como mexicano me indigna muchísimo que se haga una acusación como ésta, sobre todo porque es falsa, y al ser falsa es rotundamente injusta”, declaró este jueves a medios, al ser cuestionado sobre los dichos del morenista.

El bloque oficialista también reaccionó a las críticas sobre la política exterior mexicana frente a las posturas del gobierno del presidente de EU, Donald Trump. El secretario de Gobernación llamó a no utilizar la coyuntura como “posición mediática”.

“Nosotros no estamos cruzados de brazos, si aumentan o disminuyen (las repatriaciones de mexicanos), nosotros ya estamos preparados para recibirlos. Y ante todos los inventos que hoy están algunos generando, algunos interponiendo a nivel internacional en posiciones, lo que nosotros les decimos es que estamos trabajando para recibir a los que migraron y que hoy regresan (...) Menos discursos, menos protagonismo y más acciones. Eso es lo que necesitan nuestros connacionales”, destacó Osorio Chong.

Osorio Chong responde a las acusaciones de AMLO

La Cancillería no mencionó directamente a López Obrador, pero tras los dichos de éste destacó las gestiones realizadas por su titular, Luis Videgaray, ante la CIDH y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde manifestó preocupación de que las medidas de Trump afecten los derechos de los mexicanos en EU.

“El gobierno de México no ha dudado en recurrir nunca a instancias internacionales para defender los derechos humanos de nuestros nacionales en el exterior (...) Por lo anterior, la Secretaría de Relaciones Exteriores no acepta las afirmaciones sobre una supuesta falta de acción del gobierno”, indicó la dependencia en un comunicado, distribuido también por la Presidencia de la República.

Sereno, Moreno

López Obrador atribuyó estas reacciones a "nerviosismo y preocupación" por la posición de Morena en encuestas rumbo a la elección presidencial de 2018, en las que él pretende ser candidato.

"Que se serenen, que ya dejen de ver las encuestas, porque eso es lo que los tiene muy preocupados, se comen las uñas", dijo este viernes en Veracruz, de acuerdo con un comunicado.

"(Osorio Chong) está de provocador, quiere subirse al ring, quiere enfrentarnos, que se tranquilice, que se serene, que se ocupe de sus funciones, que no lo está haciendo muy bien que digamos, no voy yo a caer en ninguna provocación”, agregó el presidente de Morena.