Las divisiones en el PAN, con riesgo de frenar su impulso hacia 2018

El PAN tiene 12 gubernaturas y es la segunda fuerza política en el país, pero tiene el reto de frenar las peleas internas si quiere llegar fortalecido a la elección presidencial, advierten expertos.
Ricardo Anaya, Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala, en la carrera por el 2018, en la foto con Santiago Creel quien también buscó la candidatura presidencial en 2006.
Los suspirantes del PAN  Ricardo Anaya, Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala, en la carrera por el 2018, en la foto con Santiago Creel quien también buscó la candidatura presidencial en 2006.  (Foto: PAN)
Ariadna Ortega
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Ahí estaban para la fotografía, el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, el exgobernador poblano Rafael Moreno Valle y la exprimera dama Margarita Zavala. Además de su presencia en Coahuila el pasado martes en una marcha en defensa del voto, estos tres panistas tienen otra cosa en común: quieren ser el candidato de su partido para las elecciones presidenciales de 2018.

El ‘feliz’ encuentro se dio horas después de que la esposa del expresidente Felipe Calderón retara al dirigente panista a definir candidato en julio y a decidr si quiere o no participar por la candidatura. En un video, lo culpó por los malos resultados obtenidos por el PAN en el Edomex, donde la candidata Josefina Vázquez Mota quedó en cuarto lugar de la contienda.

"He pedido que Ricardo Anaya no sea juez y parte en la contienda (...) exijo un método limpio y justo. He cuidado siempre al PAN en lo público y en lo privado. He pedido lo mismo que he ofrecido, jugar limpio, conciliar antes de confrontar y respetar la dignidad de las personas. Durante dos años, la respuesta ha sido la misma: mentir, simular, hacer trampa, pactar con el gobierno y nuestros adversarios. El PAN se está debilitando rumbo al 2018", acusó Zavala en el video.

Ante esto, los analistas advierten: Si el PAN llega fragmentado y divido al 2018, corre el riesgo de perder lo que ha ganado en anteriores elecciones y que lo ubican como la segunda fuerza política a nivel nacional. Un PAN fragmentado, diluye su presencia en el país.

"La lucha interna (de los partidos) los hace que tengan ciertas divisiones. En todos los partidos hay corrientes, el problema es que cuando ya están en la lucha del poder, vienen las divisiones y declaraciones que menoscaban la presencia de un partido a nivel nacional", señala Bernardino Esparza, especialista en Derecho de la Universidad La Salle.

Recomendamos: Los panistas apuntados para 2018

Los resultados

En los primeros minutos luego de terminar la jornada del 4 de junio, en rueda de prensa y acompañado por miembros de su dirigencia, Ricardo Anaya aseguró que el PAN había ganado en 3 de 4 elecciones.

“Estamos más fuertes que nunca en la víspera de una elección presidencial, nunca habíamos llegado a una elección presidencial con 13 gubernaturas como será el caso en esta ocasión, ninguna fuerza política gobierna más capitales de los estados que los que gobernamos nosotros. Con estos triunfos, estamos listos: vamos a ganar la presidencia de la República”, señaló Anaya, al recordar que cuando él llegó a la dirigencia, el partido gobernaba solo cinco entidades.

Cuatro días después el triunfo seguro es el de la gubernatura de Nayarit —junto con el PRD— y los 112 municipios de Veracruz, pues aún se mantienen en la pelea por la gubernatura de Coahuila. De obtenerla, el PAN gobernaría 13 entidades del país, de las cuales cuatro son en alianza con el PRD, mientras que el PRI se quedaría con 13 gobiernos. El PRD comandaría en cuatro, el PVEM uno, y Nuevo León seguiría como independiente.

Lee: Las elecciones 2016 voltean el mapa político

Lapidar los triunfos

A pesar de la derrota en el Edomex, los analistas señalan que los resultados generales obtenidos por el PAN en 2016 y 2017 no son despreciables, por lo que subrayan que las confrotaciones internas pueden “lapidar” el impulso del PAN de cara al próximo año.

El exconsejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Arturo Sánchez, señala que aunque el PAN perdió presencia importante en el Estado de México, podría salir fortalecido. “Que gane junto con el PRD la gubernatura de Nayarit y, tampoco sería extraño, la de Coahuila, sería el PAN un perdedor en el Estado de México, pero en el caso del partido podría estar muy fortalecido”, comenta.

El analista político, Eduardo Huchim May, considera que las señales de la exprimera dama son claras: si Anaya no define pronto su postulación, se podrá ver una salida de la panistas para buscar una candidatura independiente a la presidencia.

“El artículo de Margarita, donde descalifica a Ricardo Anaya nos habla de que existe la posibilidad de que si Anaya se empecina, es probable que veamos a una candidata independiente, con pocas posibilidades de triunfar, y que le quitaría votos a su partido para beneficio del PRI”, advierte el politólogo.

Desde el año pasado, Zavala, Moreno Valle y otros militantes solicitaron al líder nacional, "jugar claro" sobre sus aspiraciones, lo que generó tensiones en el partido y llamados en medios nacionales para que no fuera juez y parte. También pidieron que dejara de usar los spots como presidente nacional para posicionarse.

En ese entonces, el exdirigentenacional del PAN, Germán Martínez advertía que una confrontación interna podría menoscabar los triunfos del PAN.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

“Existe el riesgo de dilapidar los triunfos en una guerra civil fratricida. Los odios panistas y la falta de generosidad han construido muchas derrotas”, escribió hace un año en el diario Reforma y este miércoles lo reafirmó en su mismo espacio de opinión.

Al parecer las cosas no han cambiado, y la confrontación continúa entre los presidenciables panistas, aunque poseen juntos para la foto.

Ahora ve
“Hay culpa de ambas partes”, dice Trump y se va contra directivos y medios
No te pierdas
×