Tenemos que admitir que hay delincuencia organizada en la CDMX: Monreal

El delegado en Cuauhtémoc, a quien algunas encuestas ubican como puntero hacia la elección de jefe de Gobierno en 2018, advierte que la capital pasa por un momento "delicado" en materia de seguridad.
Aspirante  Junto con Claudia Sheinbaum y Martí Batres, Ricardo Monreal busca la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.  (Foto: Jesús Almazán, Expansión)
Mauricio Torres
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Mientras las autoridades de la Ciudad de México rechazan que haya grupos de la delincuencia organizada en la capital del país, el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, llama a aceptar el problema y afirma que esto es necesario para evitar que dichas agrupaciones cobren más fuerza.

Para Monreal, militante de Morena, si bien en territorio capitalino no existen cárteles tan articulados como los que operan en Tamaulipas, Sinaloa o Guerrero, “sí existen ya actividades muy claras propias de la delincuencia organizada”.

“(Hay) narcomenudeo, extorsión, cobro de piso, invasión o despojo de bienes inmuebles, modalidades del tráfico de drogas y estupefacientes, venta a través de redes sociales o ciudadanas. Todo eso sí existe y, desde mi punto de vista, tenemos que admitir que la presencia de la delincuencia organizada ya está en la Ciudad”, dice.

Monreal, a quien algunas encuestas ubican como puntero en la intención de voto rumbo a la elección de 2018 para renovar la Jefatura de Gobierno, habla en entrevista con Expansión cuatro días después de que un operativo de fuerzas federales en la delegación Tláhuac terminó con la muerte de ocho presuntos delincuentes —entre los que estaba Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, identificado como líder del Cártel de Tláhuac—, así como con bloqueos y vehículos incendiados, una situación común en localidades con importante actividad del narcotráfico.

Recomendamos: ¿Cárteles en la CDMX? Las autoridades 'se hacen pelotas' con las explicaciones

Tanto en diversas entrevistas como en una conferencia de prensa que ofreció el viernes, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, insistió en que el llamado Cártel de Tláhuac no es un cártel como tal, sino una “organización delictiva”, y en que los hechos del jueves no reflejan que haya delincuencia organizada en la ciudad. Sin embargo, Monreal tiene una perspectiva distinta.

Tláhuac, la muestra de la violencia criminal que llegó a la Ciudad de México

“Yo soy de los que piensa que no es en demérito político de ninguna autoridad aceptar que hay delincuencia, aquí en la Delegación Cuauhtémoc hay presencia”, dice el político de izquierda, quien argumenta que las autoridades locales actuales y futuras deben actuar ante el problema antes de que éste crezca.

“Creo que existen actividades propias de cárteles, y si existen actividades propias de cárteles, es claro que está la presencia ya de la delincuencia organizada, que tenemos que combatirla con labores de inteligencia, con eficacia y con coordinación interinstitucional (...) Tenemos que actuar para evitar que (estos grupos) se consoliden o que amplíen sus tentáculos hacia otras colonias y hacia otros lugares. Es delicado lo que está sucediendo en la Ciudad de México”, añade el jefe delegacional.

Candidatura por consenso

Monreal, quien ha sido gobernador de Zacatecas, senador y diputado federal, afirma que la seguridad, el combate a la corrupción, la generación de empleos y la movilidad son algunos de los ejes de su Proyecto 2.5, un libro en el que expone sus planteamientos para el desarrollo de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) hasta 2050.

El delegado planea presentar el documento los domingos de las próximas semanas hasta que deje el cargo en los meses de septiembre u octubre, cuando Morena iniciará el proceso para elegir a su candidato a la Jefatura de Gobierno.

Será la primera vez que el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador compita por este cargo, y a un año de las votaciones las encuestas lo ubican con una amplia ventaja sobre su principal competidor, el PRD, que gobierna la urbe desde 1997.

De cara a la contienda, Monreal y los otros dos aspirantes a la nominación —la jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, y el dirigente del partido en la capital, Martí Batres— prevén que la candidatura se defina a través de una encuesta para ubicar a la figura mejor posicionada.

Sin embargo, si bien adelanta que acatará la decisión que tome el partido, Monreal considera que sería mejor para Morena no tener que llegar a esa instancia, sino nombrar a quien será su candidato por la vía del consenso, el otro método contemplado por el Consejo Nacional partidista.

“A mí me gustaría que fuera por consenso. Aunque todas las encuestas nos colocan arriba como aspirante, sí me gustaría que hubiese un consenso para lograr una unidad completa. Morena no debe confiarse, a pesar de que en las encuestas el voto ciudadano lo favorece como opción política, yo no me confiaría”, dice el zacatecano, quien formó parte de los equipos de campaña de López Obrador en 2006 y 2012 y nuevamente respalda sus aspiraciones presidenciales.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

De su lado, Sheinbaum y Batres también comparten cercanía con López Obrador y, al igual que Monreal, están a la expectativa del próximo 3 de septiembre, la fecha en la que el Consejo Nacional de Morena anunciará cuáles de sus nominaciones a los puestos en disputa en los comicios de 2018 serán por consenso y cuáles por encuesta.

Lee: Morena traza la ruta para la selección de sus candidatos hacia 2018

Ahora ve
Angela Merkel fracasa en su intento de crear un gobierno de coalición
No te pierdas
×