Si Salesforce no está interesado en Twitter, ¿qué pasará con la empresa?

Los analistas creen que las acciones de la red social caerán todavía más, lo cual llevaría a que los postores retomaran la idea de adquirir a esta compañía por un precio más barato.
A un año de que Jack Dorsey tomó la dirección de la red social, la firma lucha por ganar más usuarios, conseguir más contratos de publicidad y mantenerse a flote.
¿En problemas?  A un año de que Jack Dorsey tomó la dirección de la red social, la firma lucha por ganar más usuarios, conseguir más contratos de publicidad y mantenerse a flote.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: SETH FIEGERMAN
(CNNMoney) -

¿Preferirías que Twitter siguiera siendo independiente o que lo comprara una empresa que se autodenomina “plataforma de éxito del consumidor”? Esto de pronto parece ser la opción más viable para la red social en apuros, y la respuesta a esa pregunta podría simplemente ser: “hagas lo que hagas, estás terminado”.

Las acciones de Twitter resurgieron por los rumores de que Google, Disney y Salesforce estaban interesados en una adquisición, con el potencial de otros como Apple para echar un vistazo.

Pero el jueves, las acciones cayeron casi 20% después de un reporte del sitio Re/code que afirmaba que Google, Disney y Apple no están planeando ofertar por Twitter. Un reporte separado de CNBC dijo que los otros postores están “echando un vistazo”, pero vagamente.

Los representantes de Twitter no comentaron inmediatamente a la petición por comentarios.

Lee: La única opción viable para Twitter es venderse

Eso deja a Salesforce como el postor más claro. El maridaje corporativo ha causado bastante angustia entre los analistas de tecnología, inversores de Salesforce y fanáticos de Twitter.

"Querido Dios, por favor no dejes que Salesforce compre Twitter. Amén," publicó un usuario en la red social este jueves.

El impacto cultural de Twitter no había sido tan grande como ahora, tal como se evidencia por su papel prominente en la elección presidencial de los Estados Unidos, pero su viabilidad como un negocio independiente nunca había sido tan precaria.

Los inversionistas tampoco están muy emocionados por la adquisición. Las acciones de Salesforce cayeron esta semana por la preocupación sobre un acuerdo costoso por una empresa sin crecimiento.

Lee: ¿Si Google no está interesado en Twitter, entonces quién sí?

Bajo el mando del CEO Marc Benioff, Salesforce ha logrado un número de adquisiciones que proporcionan herramientas de software adicionales e información que ayuda a los negocios y mercadólogos a gestionar las relaciones con sus consumidores. Twitter sin duda sería la mayor, con un precio de al menos 15,000 millones de dólares, o cerca de un tercio del capital de mercado de Salesforce.

Comprar Twitter le daría acceso a Salesforce a información valiosa sobre más de 300 millones de usuarios, meses después de que la firma perdió la puja para comprar LinkedIn. Una adquisición también le daría control a Salesforce sobre una plataforma social que ya de entrada es una herramienta poderosa para que las marcas se vendan a sí mismas y obtengan retroalimentación de sus consumidores.

Para Twitter, sin embargo, no está claro si ser comprados por Salesforce resuelve alguno de sus problemas fundamentales.

A diferencia de Disney, Salesforce no está particularmente preparado para escalar la oferta de entretenimiento y noticias por streaming de Twitter. A diferencia de Google o Apple, Salesforce no cuenta con la base técnica para crear funciones innovadoras y lidiar con el acoso. Y a diferencia de estas empresas, Salesforce no tiene un récord de ser rentable.

"Puedes pensar en que Salesfoce los adquiera, pero ultimadamente se resume en cómo siquiera van a pagar por ello, y si son la empresa que puede sacarle el major valor”, dijo James Cakmak, analista de Monness, Crespi, Hardt & Co. "Simplemente no lo veo".

Después de que las acciones de Salesforce recibieran un golpe tras los rumores de acuerdo, Benioff fue cuidadoso al manejar las expectativas sobre una adquisición.

"La realidad es que tenemos que revisar todo. Vamos a dejar pasar la mayoría de las cosas”, dijo Benioff en entrevista con CNBC el miércoles.

Si Salesforce no compra Twitter, o simplemente no puede costear hacer una puja suficientemente convincente para persuadir a la mesa directiva de esta compañía, la red social podría encontrarse en una situación precaria.

"Si ese es el caso, entonces creo que Twitter tendrá que permanecer independiente hasta que se dé una valoración más razonable”, dice Cakmak.

Traducción: Si Twitter no vende después de la última marea de rumores, sus acciones continuarán yendo en picada mientras los inversores pierden la esperanza de una salida fácil. Una vez que Twitter se vuelva suficientemente barato, es posible que los postores tomen otra oportunidad para comprarlo.

Cualquier declive significativo en las acciones tendría consecuencias para la moral de los empleados pues Twitter depende ampliamente de las acciones como compensación para mantener su talento.

Lee: ¿Las acciones de Twitter predicen su venta?

Muchos dentro de la empresa han estado buscando empleos en otros lugares o esperan invertir sus acciones con la esperanza de obtener una mayor ganancia financiera a partir de una adquisición, de acuerdo con entrevistas con exempleados.

Incluso si los empleados no huyen de una vez, muchos podrían ser expulsados. Twitter podría verse forzado a recortar costos para mostrarle a los inversores que puede mejorar las ganancias si no puede mejorar el número de usuarios o el crecimiento de ventas. Twitter despidió a 8% de sus colaboradores el año pasado, pero aun cuenta con 3,860 empleados globalmente, de acuerdo con su sitio web.

Jack Dorsey, cofundador de Twitter, ha tenido dificultades para revitalizar el crecimiento en el año desde que se convirtió en el CEO permanente. En la ausencia de un progreso claro hacia el cambio, las débiles acciones de la red social simplemente han mostrado señales de vida por un motivo: los rumores de adquisición.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Todo comenzó con la idea de News Corp. en enero y continuó con pláticas sobre que el capitalista de riesgo Marc Andreessen o el exCEO de Microsoft Steve Ballmer harían una oferta. Nada sucedió. Inevitablemente, las acciones caerían cuando los inversionistas se percataron que no había una solución rápida para los problemas de Twitter.

"Toda la empresa ha deseado siempre no haberse vuelto pública, para ser honestos”, dio el exempleado Ryan Sarver, un antiguo ejecutivo de Twitter, quien hizo eco del sentimiento en un tuit este miércoles. “Espero que [Twitter] vaya a una buena casa. Aún tiene mucho potencial, pero necesita volverse privada para arreglarse”.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×