Reseña: Lo bueno y malo del smartphone más elegante del mercado

En Expansión probamos el más nuevo smartphone de Samsung y este fue el resultado
Tener un Samsung Galaxy S8 Plus se asemeja a contar con un artículo de lujo en el bolsillo
Samsung presenta los nuevos Galaxy S8 y S8+  Tener un Samsung Galaxy S8 Plus se asemeja a contar con un artículo de lujo en el bolsillo  (Foto: CNN)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El nuevo smartphone de Samsung, Galaxy S8 Plus, representa la apuesta de la firma para conquistar a los usuarios, luego de un año complicado.

Su diseño, pantalla y rapidez en el software son algunas de las características destacadas del gadget, con un costo de 19,699 pesos en México; sin embargo, detrás de la elegancia que lo envuelve, sus sensores de reconocimiento, batería y la utilidad de su asistente Bixby le restan agilidad a la experiencia.

En Expansión probamos el Galaxy S8 Plus y este fue el resultado.

Infinita elegancia

Tener entre las manos un S8 Plus es tal vez el equivalente a una pieza de diseño de alta factura. Ya sea un bolso, unos zapatos o cualquier otro objeto que pueda parecer deseable, en este smartphone, el diseño representa gran parte de su atractivo.

Comparado con los anteriores miembros de la familia Galaxy, el S8 Plus, se advierte más ligero, limpio y elegante. La pantalla que la surcoreana definió como “infinita” y la ausencia de un botón central, hace que el cristal sea mucho más prominente que el acabado metálico, dando una sensación casi líquida, aunque más propensa a un resbalón o un rasguño en el cristal.

Pero el tamaño no lo es todo. Las 6.2 pulgadas, no son el atractivo principal del gadget sino que, aunque el teléfono es de los más grandes del mercado, –compite con Pixel de Google, Mate 10 de Huawei y iPhone 7 Plus– es más angosto que el promedio, lo que lo vuelve más amigable para operarlo con una sola mano, aunque llegar a las esquinas de la pantalla o al borde superior no es tan simple, pero para ello, Samsung ha integrado funciones como el modo a una mano, dividir la pantalla o incluso poder colocar un botón flotante para la cámara.

Más allá del diseño y la curva infinita de la pantalla, existen algunos factores de hardware que restan a la experiencia, como el sensor de reconocimiento de huella digital, que a diferencia de otros equipos en este se ubica en la parte trasera del equipo y junto a la cámara, lo que resulta confuso en ocasiones.

Si bien el sensor es ya una medida usual en diversos smartphones, en el S8 Plus, no es particularmente sensible y varias veces hubo que introducir los cuatro números de la contraseña.

Lee: El Galaxy S8, la lección más importante de Samsung

Más allá de las curvas

Dejando de lado el diseño del equipo, el software es lo que realmente prueba su utilidad y valor en el día a día. En este caso, la versión de Android para el S8 Plus se advierte mucho más veloz que la de su predecesor.

Pequeños detalles como una mayor cantidad de opciones de personalización para la pantalla, siempre encendida, del home, o para las configuraciones de privacidad otorgan un plus. En el caso de la seguridad, dicha apertura de formatos brinda opciones ante los que no nos sentimos tan cómodos con el funcionamiento del sensor de huella digital antes mencionado.

El equipo ofrece dos formas más de desbloqueo: con reconocimiento facial y de iris. Ambos funcionan bien; ya es cuestión de gustos el acercar pantalla al rostro o desbloquear con el dedo.

Otros detalles gratos del software son los filtros para la cámara, similares a los que ofrece Snapchat o Instagram, pero de facto en el equipo además de la integración de aplicaciones de productividad de Microsoft, como Word, Excel o Skype, las cuales dan la oportunidad de trabajar de manera más eficiente desde el teléfono y aprovechar también la pantalla grande o la opción de poderla dividir en dos.

Samsung presenta los nuevos Galaxy S8 y S8+

Selfies infalibles

Si bien la cámara del equipo, tanto la frontal como la trasera –de 8 y 12 megapixeles respectivamente– se destacan, no son la característica más notoria del equipo. Actualmente otros jugadores como el P9 y P10 de Huawei, integradas con sensores fotográficos de Leica, obtienen mejores capturas.

Sin embargo, la opción de enfoque selectivo que brinda el equipo en cámara frontal le da un extra a las selfies y el desempeño de la cámara trasera en poca luz es notorio, tanto en foto como en video.

Bixby y vida útil

En cuanto a las horas útiles de vida que da la batería de un Samsung S8 Plus, aquí el tamaño del equipo, hace la diferencia, pues su capacidad sí supera a las gamas de pantalla más pequeña.

Con una carga de 100%, y uso medio de todo el día, el equipo sí dura más de un día sin tener que buscar donde enchufarlo.

Tal vez el último punto a destacar del equipo es uno de los que la empresa más presumió durante su lanzamiento global en la ciudad de Nueva York en abril: su asistente digital Bixby.

Aunque tiene un botón del lado izquierdo específicamente para su fácil acceso, el hecho de que aún no esté disponible su función con comandos de voz, lo hacen quedar por detrás de la utilidad de Siri y Google Now, el cual se puede instalar en el equipo y responder a la voz del usuario.

Los comandos de voz ya fueron lanzados en Corea del Sur, el país natal de la firma, pero aún no hay una fecha definida para el lanzamiento de todas las funciones de Bixby en el resto de los países en los que se vende el equipo.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×