Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

dialogos_ciudadesinteligentes.jpg
Publicidad

Nuestras Historias

Primero entender a los humanos

Para diseñar un vehículo autónomo o una ciudad inteligente lo primero es pensar en lo que necesitan los consumidores. Los robots vendrán después.
jue 18 octubre 2018 05:00 AM
Inteligencia artificial
Innovación. Nissan trabaja con el sistema de Movilidad Autónoma Continua (SAM), inspirado en tecnología de la NASA.
Presentado por

Si se imaginan que para diseñar un vehículo autónomo solo hay que pensar en tornillos y en algoritmos, tienen que imaginar de nuevo. En Nissan Research, el centro de investigación sobre autos de Nissan, en Silicon Valley, un equipo de antropólogos trabaja para entender las necesidades de los consumidores.

Ve aquí todos los materiales del Especial #DiálogosExpansión

El equipo está encabezado por Melissa Cefkin, una reconocida antropóloga, que ha colaborado con la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Porque no se trata de diseñar máquinas que hagan las cosas por sí mismas, sino de escuchar y entender a los usuarios de los vehículos, como explica ella.

En pocas palabras, se trata de enseñarle a los vehículos el comportamiento humano. Como conductores, todos sabemos lo que es llegar a un cruce de dos calles de dos sentidos, en el que tenemos que decidir quién va primero. Hay algunas sutilezas, que solo los humanos podemos entender, en un solo movimiento de cabeza que significa “después de usted”. Alcanzamos a analizar las señales de si el otro conductor nos está viendo o si está esperando pasar, explica Cefkin en una entrevista con Experientia, un sitio dedicado a novedades del diseño enfocado a la experiencia del usuario.

Publicidad

“¿Cómo reaccionaría un auto autónomo en esas situaciones?”, se pregunta Cefkin. Y ese es el tipo de preguntas que los antropólogos tienen que hacer a los diseñadores de los vehículos. En Nissan se utilizan diversos estudios para entender cómo debe actuar un vehículo autónomo, y qué situaciones que hasta ahora se han resuelto con el comportamiento humano.

Nissan
Nissan trabaja para que los vehículos tengan una mejor interacción con las personas, otros vehículos y la infraestructura.

Lee: ¿Puede una ciudad ser más inteligente que sus habitantes?

Pero un vehículo autónomo no solo tiene que resolver las diferentes situaciones como lo haría un humano. Hay una gran área de oportunidad en las situaciones que hasta ahora no están bien resueltas, explica Cefkin. Por ejemplo, un vehículo autónomo no tiene por qué distraerse con un bebé que llora en el asiento trasero o con un mensaje en un teléfono celular.

Este es el tipo de investigaciones que se hacen en Nissan Research, para que los vehículos autónomos y las ciudades con las que estará conectados respondan a las necesidades de los humanos. Y como subraya Cefkin, el objetivo no es privar a los consumidores del placer de conducir, sino de hacer la experiencia más segura y eficiente, tanto para el usuario como para la sociedad en general.

La estrategia Nissan Intelligent Integration, con la que ya trabaja la compañía, tiene como objetivo establecer una mejor relación entre los vehículos, el usuario y la sociedad en general. El propósito es que los vehículos tengan una mejor interacción con las personas, otros vehículos y la infraestructura.

OPINIÓN: Tecnología en las ciudades: Sí, pero ¿para qué?

Por lo pronto, la Nissan Intelligent Integration ya puede notarse en los servicios disponibles para conectar al usuario con sus redes sociales, trabajar y disfrutar de entretenimiento a bordo y para lograr una mejor relación entre el usuario y el vehículo. Los conductores de un Nissan ya disfrutan de la conectividad en sus vehículos. El siguiente paso es la integración con la infraestructura y con otros vehículos.

Nissan
Inteligencia. Con el sistema SAM, el vehículo autónomo puede solicitar apoyo de un agente de movilidad cuando se encuentra en situaciones complejas.

Ahí es donde Nissan trabaja con el sistema de Movilidad Autónoma Continua (SAM, por Seamless Autonomous Mobility), inspirado en tecnología de la agencia espacial estadounidense, la NASA. Nissan es consciente de que para integrar los vehículos de conducción autónoma con la sociedad es necesario que cuenten con un soporte humano que los pueda guiar en situaciones complejas.

En el sistema SAM, el vehículo autónomo puede solicitar apoyo de un agente de movilidad cuando se encuentra en situaciones complejas. Así, combina la inteligencia artificial del vehículo con el criterio humano.

Lee: Ciudades tendrán que solucionar problemas básicos antes de ser inteligentes

La estrategia Nissan Intelligent Integration será básica para la creación de ciudades inteligentes, dado que permitirá que los vehículos tengan una mayor interacción con la infraestructura. Los autos eléctricos serán capaces de ofrecer su energía sobrante a la red de electricidad de las ciudades y todos los vehículos autónomos podrán compartir datos de su navegación con la red de calles y autopistas de las ciudades, con lo que ofrecerán información para evitar las congestiones, reaccionar a emergencias e incluso para planear las siguientes redes de caminos.

Sí, el diseño de las ciudades inteligentes incluye mucha tecnología. Pero para Nissan está claro que hay que partir de lo que hacen los usuarios.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad