Síguenos en nuestras redes sociales:

dialogos_ciudadesinteligentes.jpg
Publicidad

Nuestras Historias

Ciudades más eficientes con la Inteligencia Artificial

Watson ayuda a tomar mejores decisiones con todos los datos que genera la operación de una ciudad.
Ciudades inteligentes
Conocimiento. La IA toma relevancia para transformar ese mar de información en valor para tomar decisiones asertivas, conocer preferencias y ganar agilidad.
Presentado por

Nota del editor: Martha González es directora de Watson & Cloud Platform para IBM Latinoamérica.

Todos los datos generados alrededor nuestro y que fluyen en las ciudades imponen dos grandes retos, en una primera instancia poder capturarlos y almacenarlos, y enseguida aprovecharlos para tomar decisiones más informadas y efectivas. Decisiones más inteligentes. La Inteligencia Artificial (IA) nos permite decidir, entre varias posibilidades, la opción mas acertada. Lo que nos limita es nuestra capacidad de ver todos los datos y conocer todas las alternativas.

Ve aquí todos los materiales del Especial #DiálogosExpansión

Por ejemplo, los edificios donde vivimos consumen hasta 42% de la electricidad que se genera para una ciudad. Es un consumo de energía demasiado alto, considerando que una buena parte se desperdicia innecesariamente. Mientras tanto, en otros lugares, el suministro eléctrico sigue siendo insuficiente. Los edificios inteligentes, usan gran cantidad de sensores interconectados para monitorear la actividad y el consumo de energía en tiempo real. Al aplicar IA a los datos del sensor, se pueden identificar enlaces débiles operativos y sugerir cambios para reducir el desperdicio. La IA nos permite percibir todo el entorno y llevar a cabo acciones que maximicen las posibilidades de éxito.

Publicidad

Vivimos en la era en la que los datos son el cuarto recurso natural. Hemos producido más datos en dos años que en los últimos 100 y aprovechar toda esta información podrá hacer la diferencia para actuar con mayor asertividad y rapidez. En el fondo hay un sinfín de posibilidades porque lo más importante no son los datos que pueden ser encontrados por los buscadores de Internet, sino el 80% que es "invisible" a los sistemas computacionales tradicionales, es decir, toda esa información que fluye entre clientes, pacientes, proveedores, logística y movimientos financieros, o incluso de dispositivos y sensores conectados en productos, vehículos, equipos incluyendo los “wearables” que hoy utilizamos (el llamado Internet de las Cosas).

La IA toma relevancia para dar sentido a esos datos no estructurados y ayuda a transformar ese mar de información en valor para tomar decisiones asertivas, conocer mejor las preferencias que la gente comparte y ganar agilidad, capacidad de innovación y ventaja competitiva.

Lee: ¿Puede una ciudad ser más inteligente que sus habitantes?

América Latina no se está quedando atrás en relación a la adopción de la IA. Nuestras organizaciones están en igualdad de condiciones que cualquiera otra del mundo al usar esta tecnología para digerir los datos y ganar ventaja competitiva. Tenemos en nuestra región un grupo de reinventores importantes liderando la discusión en industrias como banca, retail, salud, educación, gobierno, entre otras, tanto en grandes compañías como en startups que han entendido cómo la IA puede acelerar sus procesos de innovación.

Para las ciudades inteligentes las oportunidades no son diferentes. Una ciudad inteligente debe hacer mucho más que solo conocer, además debe tener la capacidad de reconocer y accionar dónde se necesita. Decenas de proyectos, de diferentes tamaños y segmentos, usan soluciones de IA en la nube, en México y otros países de la región.

La startup mexicana Logiety Tech, por citar un caso, ha creado una plataforma digital para acelerar los procesos aduanales en América Latina. La aplicación usa tecnología de reconocimiento visual de Watson en IBM Cloud que permite a los agentes aduanales digitalizar documentos en tiempo real a través de sus móviles y obtener una rápida identificación y clasificación de importaciones y exportaciones, reduciendo la mala catalogación de bienes e incrementando la productividad de los agentes aduanales en más del 73%, lo que se traduce en una mejora absoluta en la cadena de suministro de las ciudades.

OPINIÓN. Tecnología en las ciudades: Sí, pero ¿para qué?

Otro ejemplo de lo que la IA puede lograr está en el Museo Nacional de Antropología, que con el soporte de Watson ha mejorado la experiencia de los visitantes al fomentar su interacción con la extensa colección de arte prehispánico del museo. Los visitantes pueden obtener conocimiento e historia de 11 piezas icónicas del museo, a través de un teléfono inteligente con la aplicación móvil Voces de otro tiempo. Mientras recorren el museo, reciben notificaciones sobre la proximidad de las piezas interactivas y se les anima a hacer preguntas sobre la pieza más cercana. Toda la interacción está basada en audio y voz en español, y puede responder más de 22 mil preguntas.

En Brasil, Argentina y Perú está a la venta un vehículo con un manual cognitivo que interactúa por voz, texto o imágenes. Estas interacciones son posibles debido a la aplicación de IBM Watson que interactúa en lenguaje natural y comprende preguntas en portugués y español. Además, cuando el usuario no sabe cómo expresar las preguntas en palabras, puede tomar una foto del panel y enviarla a través de una aplicación. La solución de IBM interpreta y regresa con las posibilidades de respuesta.

La combinación de IA y nube crea un sistema que no para de aprender, mientras ayuda a tomar decisiones basadas en datos a los que no se tenía acceso antes. El único secreto es tener la plataforma correcta en nubes seguras y sistemas cognitivos que ayudan a los humanos a hacer su trabajo cada vez mejor.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad