Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
header.jpg

Tu operación debe continuar

¿Qué pasaría en tu empresa si sus sistemas dejaran de funcionar? Mejor mira cómo se protegen las compañías que no pueden parar.
atalait
Un error común de muchos empresarios es pensar que sus procesos solo están amenazados por grandes eventos catastróficos y se olvidan de analizar qué tan vulnerables son ante diferentes situaciones.

Imagina una institución que otorga más de 2,000 créditos al día y que maneja cuentas de más de 60 millones de usuarios. Es probable que ya hayas adivinado que se trata del Infonavit, que tiene ese promedio de créditos diarios y que ha llegado a otorgar en un día más de 4,000 hipotecas.

El instituto tiene que darle rendimientos al ahorro de los 21 millones de trabajadores activos y recibir los pagos de más de 6 millones de créditos vigentes. Se puede decir que está presente en las nóminas de todas las empresas mexicanas dentro de la economía formal. Debe dar informes a patrones, empleados y gobierno. Debe estar al día para cobrar lo justo y para entregar los rendimientos a las cuentas adecuadas. Hay algo que no puede hacer jamás: interrumpir sus operaciones.

Piensa de nuevo en el tamaño de la operación del Infonavit, con algunos ejemplos que da Rubén Bravo, Subdirector General de Tecnologías de Información del instituto: Cada minuto, su call center atiende 11 llamadas y el portal recibe 3,800 visitas. En los dos últimos años, se han otorgado dos millones de créditos en diferentes modalidades: hipotecas para adquirir casas, créditos para mejora de vivienda (Mejoravit) y para cambio de casa (Cambiavit). Según el crédito, los cobros se hacen en pesos o en unidades de medida (UMA). Y hay que hacer los descuentos vía nómina, dándole seguimiento a la trayectoria laboral del derechohabiente.

En 46 años se han dado 10 millones de créditos, de los cuales 6 millones están vigentes. Todo esto significa alrededor de 6,600 millones de operaciones al año. ¿Cuánta documentación se puede necesitar para tramitar y procesar un crédito? En 10 millones de créditos hay más de 1,100 millones de documentos. Todos los sistemas de información deben estar respaldados para que la operación no se detenga.

El Infonavit debe mantener protocolos para asegurar que su operación nunca se detenga. Su proveedor para la continuidad de operaciones es una empresa llamada Atalait, formada por un grupo de mexicanos que compró la subsidiaria de la estadounidense Sungard. La relación empezó como una consultoría, en la que la empresa identificó los procesos del Infonavit, para definir las estrategias para asegurar la continuidad. Después se le dio un servicio más completo, para poner a disposición del instituto espacio de cómputo y almacenamiento de información, que le permiten seguir operando aun en el caso de tener una interrupción en sus propios sistemas.

Atalait se encarga de hacer simulacros, de qué sucedería en diferentes grados de afectación a los procesos del Infonavit. Gracias a su infraestructura, sabe que puede recuperar todos los sistemas del instituto en un tiempo máximo de ocho horas. Pero eso en un caso extremo.

Publicidad

El ejemplo del Infonavit sirve para ilustrar lo que una empresa de continuidad de operaciones puede hacer por una compañía. ¿Qué pasaría si la operación de una empresa se interrumpiera por una catástrofe natural, como un terremoto? O ante casos más probables, como el sabotaje de un empleado o un enemigo, un apagón o una manifestación.

Un error común de muchos empresarios es pensar que sus procesos solo están amenazados por grandes eventos catastróficos y se olvidan de analizar qué tan vulnerables son ante diferentes situaciones. Toda empresa necesita un plan de contingencia y no necesita ser del tamaño del Infonavit para que Atalait le ayude a diseñarlo, explica Leonardo Rodríguez, CEO de la empresa.

“Para nosotros no hay clientes pequeños, nos encantan los casos en los que crecemos junto a los clientes”, explica. Por cierto, Atalait ya ha crecido para atender las necesidades de grandes instituciones como el Infonavit. Además de la consultoría para definir la estrategia de continuidad de operaciones, ahora Atalait ya puede ofrecer soluciones para garantizar esa continuidad y espacio de almacenamiento y procesamiento para nuevos desarrollos tecnológicos de las compañías.

El Infonavit está en un proceso de digitalización de miles de documentos que actualmente solo existen de manera física, para lo cual requerirá poder de cómputo y capacidad de almacenamiento extra. Atalait estará ahí para proporcionarlos y eso mismo podría ofrecer a otras instituciones y compañías mexicanas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad