Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

5 cosas que debes considerar antes de ser la referencia laboral de tus colegas

Es importante tener claro por qué recomendarías a cierta persona antes de que un empleador te contacte para considerarla en un nuevo empleo, aconsejan los expertos.
vie 25 octubre 2019 05:00 AM

Kathryn Vasel — En algún momento de tu carrera es probable que alguien te pida que seas una de sus referencias laborales.

Las referencias juegan un papel clave en el proceso de contratación. Los empleadores buscan confirmar la experiencia, el conjunto de habilidades y la personalidad de un candidato. Por lo general, es uno de los obstáculos finales antes de una oferta de trabajo.

Pero antes de aceptar servir como referencia laboral de alguien, hay algunas cosas a considerar.

Publicidad

1. Decide si decir sí

Lo primero que debes preguntarte es: ¿recomendarías realmente a esta persona?

No arriesgues tu propia reputación al responder por alguien en quien realmente no crees y más si no tienes una buena idea de cómo se desempeña esta persona”, dice Amanda Augustine, experta en carreras de TopResume.

Considera qué tan bien conoces el trabajo de la persona, con qué frecuencia has trabajado directamente con esa persona y si puedes brindar comentarios específicos y útiles a un gerente de reclutamiento.

“No digas sí a dar una referencia a menos que tengas algo singularmente interesante que decir sobre esa persona”, aconseja Ian Siegel, presidente ejecutivo de ZipRecruiter.

Lee más: Las ventajas y desventajas de tener amigos cercanos en el trabajo

Y cuanto más asciendes en la carrera profesional, más selectivo deberías ser, de acuerdo con Siegel. “ Entre mayor puesto tengas , menos referencias debes dar. El peso de tu reputación importa más”.

Si no te sientes calificado o cómodo, no sientas que debas dar muchos detalles sobre el por qué.

Intenta decir algo como: “No te conozco lo suficientemente bien como para proporcionar una referencia sólida, o desearía poder ayudarte, pero no creo ser la mejor persona”, sugiere Augustine. “Evitaría profundizar más allá de eso”.

También debes verificar la política de tu empresa acerca de dar referencias profesionales. Algunas compañías restringen la información que puede ser proporcionada.

Publicidad

2. Descubre más sobre el empleo

Si aceptas servir como referencia, pide al solicitante detalles sobre el puesto para que puedas adaptar tus respuestas a los requisitos del trabajo.

Por ejemplo, si sabes que el trabajo es para un gerente de proyecto, es probable que te enfoques más en esas habilidades y experiencia .

Lee más: 5 habilidades que debes reforzar en tu desarrollo de carrera

También solicita un currículum actualizado para que puedas confirmar las fechas de empleo y refrescar tu memoria acerca de las responsabilidades de la persona.

“Asegúrate de decirle a la persona que te avise si alguien te va a contactar”, dice Agustine.

3. Establece expectativas

Aunque no tienes que divulgar todos los detalles que planeas decir sobre la referencia, es útil proporcionar una idea de en qué planeas enfocarte.

Por ejemplo, Agustine sugiere decir algo como: “Desconozco acerca de tus habilidades de codificación, pero puedo hablar sobre tu influencia en la cultura de la empresa y lo positivo que eres.

De esta forma, el solicitante puede evaluar si quiere que actúes o no como referencia.

4. Da ejemplos

Las referencias más efectivas son específicas y proporcionan ejemplos del trabajo y de la personalidad de alguien.

“Cuenta una historia”, menciona Siegel. “De esa manera, el gerente de reclutamiento tendrá algo específico y concreto que le ayudará a recordar a la persona y ayudará al candidato a destacar”.

Lee más: 5 consejos para automatizar tu proceso de reclutamiento

Publicidad

Podría ser tan simple como contar la manera en que el solicitante presentó nuevas ideas y las ejecutó.

5. Escribe tu recomendación

Raramente se adjuntan cartas de referencia a una solicitud de empleo o a un currículum vitae, pero aún se solicitan recomendaciones escritas en el mundo académico, en LinkedIn y en otros entornos profesionales.

“Estás contribuyendo a su campaña de marketing personal sobre sus habilidades y calificaciones para un empleador”, refiere Augustine. “Adáptalo a lo que estén buscando. Si la persona tuvo numerosos roles y están apuntando específicamente a un cierto tipo ahora, afínelo”.

Ella sugirió comenzar con cómo conoció a la persona, su impresión acerca de su trabajo y un ejemplo de algo que hayan hecho para exhibir las habilidades que están tratando de promover.

Piensa en una solicitud de recomendación de LinkedIn como la “versión CliffsNotes” de lo que le diría a un gerente de reclutamiento por teléfono, dice Augustine. Establece cómo conociste a la persona y brinda un resumen rápido de su experiencia trabajando con ella.

Di algo como: Trabajé con [nombre] en este proyecto y realmente pude ver sus habilidades de gestión de proyectos en acción y a cualquiera que busque contratarla para este rol, diría que [nombre] sería un activo, recomienda Augustine.

“No tienes que entrar en detalles minuciosos”, aconseja. “Esto es mucho más un resumen de primera línea y general”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad