Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Movimiento de mujeres_banner desktop Home Política_2
Movimiento de mujeres_Galería desktop Home Política
Publicidad

Nuestras Historias

¿Cómo poner freno a la violencia de género? Cinco recomendaciones

La violencia de género es un problema cultural muy arraigado, pero puede combatirse con educación, coinciden varias expertas.
mar 03 marzo 2020 05:07 AM
Mujeres y educación
En México, al menos 9 de cada 10 mujeres ha enfrentado un incidente de violencia.

Eran alrededor de las 8:20 de la mañana, cuando Diana Sánchez estuvo a punto de ser secuestrada, en la calle Benvenuto Cellini con Avenida Revolución, en la Ciudad de México. Todo fue muy rápido, era miércoles 16 de enero de 2019.

“Yo iba caminando, casi a la altura de una escuela para adultos mayores. Había un carro estacionado con las puertas abiertas, cuando vi que unos hombres se hicieron señas entre ellos y luego se arrojaron hacia mí. De inmediato corrí para el metro Mixcoac, ellos iban corriendo detrás de mí. No dejé de correr, logré llegar a los torniquetes y ahí los perdí”, cuenta.

Publicidad

Cristina es otra mujer que se llevó un susto tremendo. El pasado 18 de febrero, estaba esperando un taxi sobre Periférico, a la altura de Luis Cabrera. De repente, un hombre de 1.80, tez clara, canoso, con chamarra beige y pantalón café se lanzó contra ella. “Me quería abrazar, y entre jaloneos, me dijo que nos fuéramos para arriba. Como pude le hice señas a un taxi que iba pasando y corrí hacia el auto. Me subí y el hombre se fue detrás de mí, jaló la puerta del carro, pero yo la volví a cerrar. Le dije al taxista que arrancara, que yo no iba con ese señor. Rápido puso los seguros y condujo por Periférico”, detalla.

En México, al menos 9 de cada 10 mujeres ha enfrentado un incidente de violencia y, en su forma más extrema, 10 mujeres son asesinadas al día, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publicadas. Es decir, un caso cada dos horas y media.

Lee: Estas son las 100 mujeres poderosas de los negocios 2020

Según los últimos datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, de 2018, las mujeres se sienten más inseguras en: cajeros automáticos en la vía pública (87.4%), transporte público (74.2%), la calle (72.9%), carreteras (69.5%), el mercado (65.5%), parques (62.1%), el automóvil (48.9%), la escuela (39.2%), el trabajo (36.2%) y su propia casa (26.7%).

Elvia González Del Pliego, coordinadora del programa de género e inclusión de la Universidad Iberoamericana, menciona que este es un problema cultural "de raíz" que debe atacarse desde varios frentes. “Se requiere una estrategia muy amplia, en la que el gobierno, las empresas, las familias y la academia tenemos que participar para evitar que se sigan repitiendo patrones relacionados con la violencia o la brecha de género. Hay toda una creencia que justifica esa conducta en diferentes contextos”.

¿Es posible cambiar esta cultura?

Desde la academia

Educación con perspectiva de género

La educación es la clave para poner freno al machismo en México.

En opinión de María Elena Camarena, profesora titular de la UNAM, la academia es relevante para la formación de los estudiantes, para el desarrollo de habilidades y resolución de problemas. En ese sentido, es pertinente que en las escuelas se eduque bajo una perspectiva de género.

“Las escuelas públicas y privadas deben introducir materias relacionadas con la perspectiva de género en todos los niveles de educación. Hay que abordar el tema del feminismo y de la masculinidad, es decir, que puedan entender cómo esta violencia afecta de diferentes maneras a distintos grupos sociales en varias situaciones de vulnerabilidad. Estos temas se deben incluir de manera transversal, para sensibilizar más a los estudiantes. Porque, igual que hemos visto ya en el mundo laboral, los jóvenes no saben resolver conflictos de manera asertiva”, añade González.

Lee: Solo 9% de las empresas familiares en México están dirigidas por una mujer

Publicidad

Formación a los docentes

Los docentes también deben capacitarse. Si no formas al personal docente para trabajar estos temas, realmente no va a pasar nada, coinciden las expertas consultadas. El personal docente trae construcciones de género, como cualquier persona. En consecuencia, va a replicar las creencias que cree “normales”, agrega la profesora de la Ibero.

Diseño de políticas públicas

Para Mariana Rojas, vicepresidenta de la Unión de Mujeres Activistas de la Ibero, "lo que no está escrito, no existe". Cuando se le da un nombre a un fenómeno como el feminicidio, por ejemplo, ya se puede crear una legislación especial para erradicarlo.

“La academia es quien puede estudiar un fenómeno y llevarlo a acciones concretas. Puede determinar cuáles son las causas sistemáticas por las que un feminicida actúa y qué lo diferencia de un homicida, y esto, en forma de recomendaciones, se pasa a la Secretaría de Gobernación, que las vuelve políticas públicas”, explica.

Alianzas entre escuelas

Educar con perspectiva de género no es tarea de una sola casa de estudios, sino del sistema educativo en general. Eso incluye tanto a las escuelas públicas como a las privadas.

Recomendamos: El paro nacional de mujeres es un reclamo sin partidos, aseguran Brujas del Mar

Una iniciativa concreta es la presentada por 4,716 mujeres de la comunidad Ibero, a la que se sumaron el CIDE, Colmex, ITAM, Anáhuac y el Tec de Monterrey. Se trata de un pliego petitorio conformado por siete alternativas para erradicar la violencia de género en el país. “Estamos convocando a más universidades de la esfera pública y privada. Esperamos que para el 8 de marzo ya tengamos un pliego petitorio más completo, para poder acercarnos a las instancias gubernamentales”, indica Rojas.

Protocolos de prevención e instancias capaces

En las escuelas debe haber protocolos de prevención, y autoridades formadas en estos temas que puedan atender los casos de género. De acuerdo con la coordinadora, 6 de cada 10 mujeres que han sufrido algún tipo de violencia no denuncia ni da seguimiento, en parte porque no confía en las autoridades para resolver problema.

“Los protocolos deben ofrecer garantías para que las personas que denuncian se sientan seguras. Hoy permea el miedo para denunciar un caso, sobre todo cuando la persona se siente en una posición de desventaja”, concluye González Del Pliego.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad