Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las 10 reglas básicas para elegir un programa ejecutivo en la nueva normalidad

El entorno actual obliga actualizarse para ser más competentes. Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos al momento de elegir este tipo de posgrado.
mié 15 julio 2020 05:00 AM
MBA
Los especialistas recomiendan elegir un programa en otro idioma que permita reforzarlo a la vez que se aprenden otras habilidades.

La transformación digital a causa de la contingencia ha reconfigurado el sector educativo. Su modificación demanda nuevos modelos para dejar atrás los métodos tradicionales de enseñanza.

Publicidad

En el caso de la educación ejecutiva, los profesionales no solo demandan cursos actualizados, sino más económicos y que se concreten en menor tiempo que una maestría de negocios tradicional.

Es por eso que la Egade Business School tiene una nueva meta. Ofrecer programas educativos más cortos, que sean modulares y puedan ser revalidados para avanzar en una maestría de negocios. Más opciones para altos ejecutivos que deseen continuar con su desarrollo académico.

Eric Porras, director de los programas de negocios de Egade, asegura que este ya es un proyecto en diseño. La idea es continuar alineados con las necesidades del mercado educativo. Entre más oferta, más matrícula. “Queremos ofrecer un portafolio amplio que obedezca a dar soluciones de crecimiento profesional a diferentes perfiles que buscan otro tipo de educación. Programas de alto valor, pero que se cursan en menor tiempo y en diferentes modalidades”, refiere.

Laura Maldonado, country manager de The Next Step México, una empresa de educación ejecutiva en alianza con varias universidades de Estados Unidos, admite que, a raíz de la contingencia, las empresas se piensan en invertir en este tipo de capacitación para su talento.

Sin embargo, destaca que esta llamada 'nueva normalidad' es buen momento para seguir con la formación, pues hay programas ejecutivos mucho más económicos, con flexibilidades de pago y que hacen una diferencia en el expertise del colaborador.

“Este tipo de programas permiten a los ejecutivos elevar sus credenciales y ser más competitivos para levantar una compañía. Una empresa no se hace con una persona, sino con equipos sólidos, resilientes y capaces de resolver los problemas de hoy, y de encontrar oportunidades de negocio, donde aparentemente no las hay”, dice.

Mar Hurtado, directora de Desarrollo en IE Business School, coincide en que el entorno en el que nos encontramos obliga a una actualización constante. Pero tampoco se trata de elegir cualquier programa educativo.

Publicidad

Este es el decálogo que hay que tomar en cuenta para elegir este posgrado:

1.- Objetivo. Proyecta hacia dónde quieres enfocar tu desarrollo profesional. Con base en eso, elige el programa educativo, ya sea una maestría más general como un MBA, un programa especializado o de actualización.

2.- Duración. Existen programas educativos que duran desde una semana, hasta diez y 12 meses, o incluso dos años. La duración del curso es importante, según el tiempo que se tenga disponible para destinarlo a esta actividad.

3.- Formato. Es importante evaluar si se desea pasar una temporada fuera del país y hacer un curso presencial. “Por la pandemia y practicidad, se ha echado mano de la tecnología, a sabiendas que habrá un regresó a las aulas este mismo año. Hay gente que prefiere vivir la experiencia face to face. Y cuando deciden estudiar el programa en su propio país, sin renunciar a su empleo lo hacen en línea”, menciona Rosy Ceceña, directora general de la agencia educativa Ágora International Learning.

4.- Financiación. Haz un plan de vida y analiza detalladamente cómo financiarás el programa. Revisa recursos propios, estudia la posibilidad de obtener becas y evalúa si necesitas solicitar un crédito de estudios.

5.- Plan de carrera. Analiza las oportunidades de carrera durante y después del programa ejecutivo. De acuerdo con Joao Nunes, managing director de Michael Page y Page Executive, un programa ejecutivo no significa que la persona que lo cursó tenga acceso a determinadas posiciones. Sin embargo, sí es un complemento importante.

6.- Idioma. La variedad de idiomas en los programas también se ha convertido en parte de la oferta de cada escuela. Ceceña recomienda aventurarse a tomar un posgrado en un idioma distinto a la lengua materna, a fin de reforzarlo al tiempo que se aprenden otras habilidades.

7.- Actualización y vigencia de los contenidos. Verifica que el programa esté en línea con las últimas tendencias y necesidades del mercado. Los especialistas consultados aseguran que un programa ejecutivo debe actualizarse cada año.

Publicidad

8.- Personalización. Todos los programas ejecutivos tienen cierto grado de personalización y adaptación a las necesidades e intereses individuales. Hay que revisar a detalle que el programa dote las habilidades buscadas para ser más competente en la empresa.

9.- Red de contactos. Si se desea hacer networking, hay programas que están más orientados a la posibilidad de conocer a más empresarios, directores o gerentes, con quienes pueden cerrarse negocios futuros.

10.- Prestigio. La contingencia catapultó la oferta educativa online. Es oportuno corroborar que el programa tenga validez oficial, o bien, que la escuela elegida aporte un buen peso curricular.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad