Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Uber Eats, Didi o Rappi: ¿Cuál da las mejores condiciones de trabajo?

Una encuesta de Oxfam revela cuál es la app que los repartidores prefieren según las condiciones de empleo que ofrecen. Pero ninguna, en los hechos, brinda los beneficios mínimos que marca la ley.
lun 21 febrero 2022 03:29 PM
repartidores de uber eats en bicicleta
El modelo de negocio y sistema de niveles de Rappi genera alta presión en los repartidores, lo cual los expone a accidentes con tal de llegar a tiempo y seguir recibiendo encargos.

El trabajo de repartidor en alguna de las aplicaciones más populares se vende como la oportunidad de trabajar cuando puedas para ganar lo que quieras. Pero, detrás de esta “flexibilidad”, también se esconde la precariedad laboral para estos trabajadores, según señala un reciente informe de Oxfam.

Pese a que ninguna de las apps de comida como Uber Eats, Rappi o Didi Food dan prestaciones de ley, hay algunas diferencias que hacen que los repartidores consideren que una de ellas ofrece mejores condiciones de trabajo que las demás.

Publicidad

Oxfam es una asociación que se dedica a estudiar la desigualdad económica en México y en el mundo. Y recientemente publicó el informe “Este futuro no applica”, donde analiza el modelo de negocio de las aplicaciones de reparto de comida y su relación con la precariedad laboral de los trabajadores.

Entre otras cosas, señala que mientras en los últimos años este modelo de negocio tuvo ganancias extraordinarias, debido a la pandemia, al mismo tiempo los trabajadores repartidores obtuvieron menos beneficios; afectados por la precarización de sus condiciones, el incremento de las comisiones e incluso el cobro de impuestos.

¿Qué app de comida es mejor para trabajar? Condiciones de trabajo

Para la realización de su informe, Oxfam llevó a cabo la Encuesta para personas repartidoras de aplicaciones, sus condiciones y preferencias laborales (Enpra), entre el 20 de agosto y el 20 de septiembre de 2021, donde se entrevistaron a 1,041 personas repartidoras para saber, entre otras cosas, cuál de las apps disponibles daban las mejores condiciones para trabajar.

Según los resultados, el 49% de los encuestados respondió que UberEats daba las mejores condiciones para trabajar; seguida de Rappi (34.2%) y Didi Food (12%).

Entre algunas de las ventajas que da Uber Eats, según el informe de Oxfam, sobre otras aplicaciones, es que hay recompensas adicionales por hacer, por ejemplo, tres entregas en dos horas; hay tarifa dinámica que puede darles a los repartidores ganancias extra de entre 28 y 75 pesos por cada pedido.

 

Reciben, también, una cuota fija por recolectar uno o más pedidos en un mismo restaurante, por cada pedido entregado, una tarifa por la distancia recorrida.

En contraparte, UberEats traslada a los repartidores costos como la compra de la mochila de la marca, que tiene un precio de entre 200 y 900 pesos.

“El lema de las empresas repartidoras es sé tu propio jefe. Sin embargo, esta ‘independencia’ esconde una precariedad laboral alarmante ya que no son reconocidos como empleados o empleadas (pese a que cumplen con lo que la ley define como trabajo subordinado”.

Además, en todas las apps mencionadas, el repartidor o repartidora “es responsable de pagar su propio seguro de gastos médicos, seguro de auto o moto, impuestos y equipo de trabajo”.

Rappi presiona a los repartidores “demasiado”

En comparación con Uber Eats, Rappi se caracteriza por presionar a los repartidores para alcanzar el nivel “diamante”, según relataron a Oxfam los trabajadores entrevistados.

"Ya cuando llegas a diamante quiere decir que es muy rápido, pero están presionándote demasiado, porque cuando llegas, por ejemplo, a una tienda donde te dicen que tienes que llevar los productos, principalmente los de comida, que dicen: 'No, pues tienes que llegar a las 3:00 de la tarde', y son 2:50, algo así, por decir algo, tienes que irte rápido, si tú quieres, porque la verdad yo no me voy rápido", indicó Genius, un repartidor de 67 años.

 

Esta situación, según Oxfam, expone a los trabajadores a accidentes o gastos extra en mantenimiento de las unidades que utilizan. De hecho, el 46% de las y los encuestados reporta haber realizado un gasto catastrófico por accidentes y enfermedad grave (incluyendo al COVID-19).

Estos gastos pueden llegar a los 6,127 pesos, casi el 70% de la utilidad mensual promedio de las personas encuestadas.

"Hemos visto accidentes que muchos papás traen a los hijos porque no tienen con quién dejarlos y los han chocado, y van niños en las motos con el papá trabajando, entonces, sí es un tema complicado, pero pues difícil (Julia, 24 años)".

Tags

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad